La sede de la Unidad Regional II de la Policía de Rosario allanada está ubicada en la calle Ovidio Lagos de esa ciudad santafesina
La sede de la Unidad Regional II de la Policía de Rosario allanada está ubicada en la calle Ovidio Lagos de esa ciudad santafesina

La Jefatura de Policía de Rosario fue allanada en las últimas horas de este miércoles en el marco de una causa por presunta malversación de fondos que comenzó con la denuncia de un policía que, luego, sufrió dos atentados con explosivos contra su vivienda.

El procedimiento fue realizado en la sede de la Unidad Regional II de Policía ubicada en la calle Ovidio Lagos al 5200 por personal de Asuntos Internos de la Policía de Santa y ordenado por el fiscal de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos, Matías Edery, a cargo de la investigación.

La causa tuvo su origen en la denuncia realizada por el oficial Cristian Güemes, quien estuvo a cargo de compras y administración de la Jefatura, por presuntos manejos ilícitos de los recursos.

Tres ello, el oficial sufrió en su vivienda particular dos atentados explosivos. El primero ocurrió el 9 de junio pasado cuando un explosivo estalló en el portón de la cochera de la vivienda de Güemes, ubicada en Pasaje Oeste al 6400 de esta ciudad santafesina.

Si bien los familiares del oficial oyeron la detonación alrededor de las cuatro de la madrugada, recién advirtieron que el artefacto explotó en el portón de su casa durante la mañana.

La casa del oficial Cristian Guemes ubicada en la calle Pasaje Oeste al 6400 de la ciudad de Rosario sufrió dos atentados con explosivos
La casa del oficial Cristian Guemes ubicada en la calle Pasaje Oeste al 6400 de la ciudad de Rosario sufrió dos atentados con explosivos

De acuerdo a la investigación, el segundo hecho -que para los pesquisas también está conectado con la denuncia del oficial-, ocurrió la madrugada del 23 de agosto último, en el mismo lugar.

Los vecinos alertaron a la policía sobre la explosión y personal de la División Explosivos de la Policía encontró restos de tuercas y tornillos en el lugar. En ninguno de los dos casos hubo personas heridas.

El fiscal Edery ordenó este lunes el allanamiento de la Jefatura ante la sospecha de que pueden tener vinculación los dos episodios de atentados contra la vivienda y la denuncia realizada por el oficial.

Según se supo, allí se secuestró documentación contable de los años 2017 y 2018, relacionada con los recursos administrativos de la Jefatura de Policía de Rosario aunque aclararon que, por un procedimiento interno las rendiciones de gastos se realizan mensualmente al Ministerio de Economía, por lo que no fue mucho el material secuestrado.

Seguí Leyendo