El barrio Santa Brígida, que se ubica al costado de la ruta 7 en las afueras de General Rodríguez, suele destacarse por la tranquilidad y el silencio que se ve interrumpido tan solo por el paso ocasional de los autos y de algún camión. Las calles de tierra y la gente que pasea en bicicleta son imágenes habituales del lugar.

El domingo último, cerca de las 20:30, la situación no difería mucho de lo habitual hasta que comenzaron a escucharse gritos. Eran de los propios vecinos que veían cómo una de las casas comenzaba a incendiarse por completo. Era la del dermatólogo más conocido de la ciudad: Roberto Verdi, de 65 años. Cuando los bomberos lograron controlar el fuego exterior e ingresaron, se encontraron con el peor de los escenarios: el cadáver del médico envuelto en llamas. Hasta el momento, la Justicia no logró determinar si se trató de un robo, una venganza o un accidente.

El cuerpo de Verdi fue encontrado en la cocina, entre los escombros, y totalmente carbonizado. Según contaron los vecinos, el hombre vivía solo. Los registros públicos indican que la víctima trabajó durante muchos años en la sede local de una de las empresas lácteas más importantes del país. Luego de recibirse, instaló su propio consultorio sobre la calle 2 de Abril.

"Si uno buscaba un dermatólogo en esta zona, el primero que aparecía era él. Siempre fue muy respetado aunque un hombre solitario. Por acá no solía venir nadie. Mira que yo estoy dando vueltas todo el tiempo porque soy jubilado y nunca recibía visitas. Estaba haciendo memoria si había notado algo extraño y la verdad es que no. No lo vi raro ni nada", dice Esteban, uno de los vecinos de la zona.

La primera de las pistas que sembró el misterio alrededor de este caso fue encontrada casi al mismo momento que el cadáver de Verdi. Los bomberos que apagaban el incendio hallaron varios fajos de billetes tirados en el piso de una de las habitaciones. Los descubrieron mientras sacaban unos muebles. Con este indicio la hipótesis inicial del robo comenzó a tambalear.

"No se descarta el robo pero llama la atención que haya aparecido este dinero. También es posible que si hubiesen existido ladrones no lo hayan visto. No dejamos de prestar atención a ninguna línea pero es un dato que llama la atención", dice una fuente de la investigación.

Hay dos testimonios que son claves pero que, al mismo tiempo, se contradicen. Uno de los vecinos contó ante la Bonaerense que minutos antes del incendio vio gente merodeando la casa: "Cuando salí a comprar junto a mi hijo de 9 años vimos que había una moto negra tipo 110cc justo frente a la casa. Arriba iban dos hombres de unos 23 años más o menos. El que iba atrás se bajó y saltó el portón delantero y entró. En la mano tenía un bidón de nafta de 5 litros", declaró.

El vecino continuó relatando ante los oficiales de policía: "También vimos un cuatriciclo que tenía pegado una calco del club Alem y que estaba manejado por dos hombres. Cuando el que había entrado salió de la casa los dos vehículos se fueron. La moto para el lado de la ruta 5 y el cuatri en sentido a Moreno".

¿El vecino no llamó inmediatamente a la Policía cuando vio esto? ¿Fue testigo de toda la secuencia sin atinar a avisar a alguien o hacer algo? Hasta el momento la declaración testimonial no tiene validez judicial porque no fue realizada ante un fiscal, por eso mañana este testigo será citado por la Justicia para que ratifique lo dicho frente al doctor Federico Luppi, titular de la UFI 10 que es quien lleva adelante la investigación.

Curiosamente, el otro testimonio de peso en la causa desmiente de manera radical todo lo dicho por el primer testigo. Un vecino lindante asegura que estuvo minutos antes del incendio en la puerta de su casa, desde la cual se ve la de Verdi: dijo que no advirtió ningún movimiento raro ni personas que se hayan acercado al lugar.

"Es extraño que dos personas que viven en la zona den versiones totalmente contrapuestas. Además el primero de ellos da detalles muy específicos como la calco del cuatriciclo y hasta para qué lado se huyeron. Por esto, el día de mañana será clave porque ambos están citados a declarar. Será importante saber si ratifican en la fiscalía lo que dijeron en la comisaría", dice un investigador.

Más allá de las declaraciones contradictoras, las inspecciones a las ruinas de la casa de Verdi no encontraron ningún bidón, nada que indique a simple vista un uso de combustible para acelerar las llamas. Hasta el momento los especialistas del cuerpo de bomberos de la Policía Bonaerense que inspeccionaron el lugar no pudieron determinar de manera fehaciente si se trató de un incendio intencional o accidental.

El comunicado de la SAD tras la muerte de Verdi.
El comunicado de la SAD tras la muerte de Verdi.

En el mediodía de ayer llegaron al despacho del fiscal Luppi los resultados parciales de la autopsia realizada por el Cuerpo Médico Forense de General Rodríguez. El estudio señala que el cuerpo no presenta ningún tipo de golpe ni herida de arma blanca o de fuego. En el informe aseguran que Verdi murió por la asfixia producida por el humo del incendio. Es decir que estaba vivo cuando su casa comenzó a arder. Ahora la Justicia deberá esperar los estudios complementarios para conocer si en el cuerpo hay rastros de veneno o de alguna sustancia.

"Llevamos más de 48 horas y todavía no se pudo determinar qué fue lo que pasó. En un primero momento, por el testimonio del primer vecino y la manera en la que se incendió la casa con el cuerpo adentro pensamos en un homicidio, pero la autopsia, el dinero en la habitación y otros testimonios nos hacen dejar la carátula aún en 'averiguación de causales de muerte'. Puede ser que haya sido alguien a propósito o que se haya producido algún tipo de accidente", señalan desde la Policía.

Mientras la Justicia continúa con la investigación, la Sociedad Argentina de Dermatología despidió a Verdi con un comunicado: "La Sociedad Argentina de Dermatología comunica con profundo pesar la desaparición física del Dr. Roberto Luis Verdi, quien fuera Miembro Titular de nuestra Institución. Deseamos que su alma descanse en paz y acompañamos a sus familiares y amigos en este doloroso momento".

En las últimas horas corrió un rumor que hablaba de una herencia que el medico había cobrado en los últimos días aunque desde la fiscalía aseguran no tener información al respecto. La investigación continuará con más pericias por parte del cuerpo de Bomberos para intentar determinar cómo se originó el fuego y la declaración de más testigos. También fueron pedidas las cámaras de seguridad cercanas a la zona para ver si existen la moto y el cuatriciclo que se menciona en la declaración del primer vecino.

SEGUÍ LEYENDO: