Un grupo de ciudadanos brasileños fueron detenidos acusados de clonar tarjetas de débito y crédito en la Ciudad de Buenos Aires. Las detenciones se produjeron luego de tres allanamientos en los que se encontraron los dispositivos para realizar las maniobras delictivas.

Cuatro hombres y una mujer conformaban la organización criminal que fue desbaratada tras los operativos ordenados por la jueza de instrucción número 55, Alejandra Alliaud, y que fueron llevados a cabo por la Dirección Nacional de Investigaciones (DNI), dependiente de la Secretaría de Seguridad y la Prefectura Naval.

En los inmuebles allanados en avenida Pavón al 1200, Balcarce al 300 y Gascón al 500, fuentes del Ministerio de Seguridad informaron que encontraron varias tapas plásticas con baterías y cámaras incorporadas para colocar al frente y la parte superior de cajeros automáticos, lectores de bandas magnéticas, 180 tarjetas, pesos argentinos, reales y dólares. 

Además se hallaron herramientas utilizadas para la confección de los dispositivos: notebooks, impresoras, baterías, y otros elementos que eran colocados en la parte superior de los cajeros.

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

La causa comenzó en 2018 y, luego de una larga investigación, se detuvo el pasado mes de enero a una mujer que era parte importante de la organización criminal. En abril cayó otro integrante. Según informaron fuentes de la investigación, con las últimas detenciones se desarticuló completamente la organización criminal. Esta banda operaba en Recoleta, Puerto Madero, Barrio Norte y microcentro, entre otros barrios, tanto en  bancos públicos como privados. 

La modalidad delictiva de clonación de tarjetas, también conocida como "skimming", consiste en instalar lectores de datos en la puerta de acceso a los cajeros y en la ranura donde se ingresa la tarjeta para extraer dinero, y se agrega una cámara digital para observar el momento del ingreso de la clave respectiva.

Seguí leyendo: