Teresa Grossi (foto de Facebook)
Teresa Grossi (foto de Facebook)

Una reconocida titiritera cordobesa, Teresa Grossi, de 66 años,  sufrió un fuerte golpe en la cabeza al caer al piso luego de que le arrebataran la cartera cuando caminaba junto a una amiga por la calle en San Andrés, Colombia, el domingo pasado.

El diario colombiano El Tiempo, a partir del relato de Jorge Urquijo, comandante de la Policía local, expresó que se investiga para dar con los responsables a partir del relevo de las cámaras de seguridad de la zona.

Grossi, que según fuentes familiares se encuentra internada en grave estado, llegó a San Andrés junto a su amiga Susana para vacacionar. En sus planes originales estaba  volver el 26 de julio a la Argentina.

El gobierno colombiano puso una recompensa a quien pueda aportar datos de los asaltantes (Facebook)
El gobierno colombiano puso una recompensa a quien pueda aportar datos de los asaltantes (Facebook)

César Augusto Sierra Ruiz, neurocirujano encargado del procedimiento quirúrgico en el Hospital Departamental de San Andrés, informó además al diario colombiano que la mujer entró en estado de coma con un sangrado cerebral masivo.

El cuadro con el que ingresó al nosocomio requirió que la mujer pase directamente a cirugía. La intervención duró cerca de dos horas y se logró contener el sangrado.

El parte médico dado a conocer por Sierra Ruiz indicó que se registró una evolución lenta pero positiva, sin requerimientos de nuevas intervenciones y sin deterioro clínico adicional. De todos modos, la paciente sigue con pronóstico reservado por 72 horas.

Según familiares de la titiritera las noticias sobre su recuperación son alentadoras (Facebook)
Según familiares de la titiritera las noticias sobre su recuperación son alentadoras (Facebook)

La artista, informó el diario cordobés La Voz, es dueña de la Casa de los Titiriteros de Mina Clavero, lugar que fue declarado de interés turístico y cultural por la municipalidad de esa localidad y es la directora de la compañía de títeres Bienteveo.

La Policía de San Andrés comenzó a revisar las cámaras de seguridad de la zona donde se produjo el hecho para identificar al atacante y ofreció una recompensa de 5.000.000 de pesos colombianos para quien pueda aportar datos relevantes.

SEGUÍ LEYENDO