Esteban Oscar González Zablocki mató a trompadas a Jorge Alberto Gómez con 10 golpes de puño en la cabeza. Lo hizo con ensañamiento. Ocurrió el miércoles a las 6:30 en Ensenada, cuando el joven de 27 años bajó de su camioneta tras un incidente de tránsito y, sin mediar palabras, agredió al taxista de 52, quien tras la golpiza llegó a pararse y luego de algunos segundos se desplomó. A partir de allí no despertó más.

La brutal escena quedó filmada en las cámaras de seguridad, imágenes que vio todo el país. El violento asesino se fugó en la camioneta y a las pocas horas fue identificado.

A Gómez lo llevaron en primer lugar al Hospital Cestino de Ensenada, donde rápidamente confirmaron que tenía muerte cerebral. Fue derivado al Hospital Cuenca Alta, de Cañuelas, que es de mayor complejidad, y fue declarado muerto a las 16:15 del viernes.

Esteban González Zablocki continúa en libertad
Esteban González Zablocki continúa en libertad

El asesino estuvo más de 80 horas en libertad tras haber sido inexplicablemente excarcelado el viernes por la tarde, casi en el momento exacto en el que fallecía la víctima, por el juez de Garantías Juan Pablo Masi.

González Zablocki, el violento asesino de Gómez, es oriundo de Berisso. Se había presentado a la Justicia el jueves por la mañana y fue aprehendido pero quedó en libertad al otro día tras ser indagado por el fiscal Juan Menucci en la UFI N° 5 de la ciudad platense. El juez Masi, que había ordenado su detención, también firmó la excarcelación.

"El tema es que previo a eso se había solicitado por parte de la defensa un pedido de eximición de prisión y conforme marca el código procesal de nuestra provincia, hasta tanto no se encuentre resuelto de manera definitiva esa cuestión no puede efectivizarse esa detención. También rechacé ese pedido de eximición y ahora a la defensa le queda el recurso de apelación", justificó Masi.

El juez de Garantías Juan Pablo Masi
El juez de Garantías Juan Pablo Masi

"A mi criterio no encuadra lo que es la alevosía. El obrar aleve es obrar a traición y sobre seguro con una circunstancia preparada de antemano. Esto no estuvo preparado de antemano, nadie puede decir eso. Esto fue espontáneo, se cruzaron en la calle, ninguno estaba esperando al otro", argumentó el magistrado.

Con la muerte de Gómez, la calificación de homicidio en grado de tentativa perdió efecto. La causa cambió de caratula al ser un homicidio consumado. "Ahora depende del fiscal: él requerirá, supongo en principio, si pretende imputar por homicidio lo tendrá que indagar", había expresado Masi, en diálogo con TN.

Este sábado González Zablocki fue notificado para presentarse nuevamente a declarar en la UFI N° 5. Juan Gabriel Mendi, uno de los abogados que defienden al agresor, dijo que su cliente se negó a dar testimonio. Tras la audiencia, finalmente quedó bajo arresto.

Antecedentes violentos

"Soy de Berisso. Amo los deportes. Practico karate kyokushin, voy al gimnasio. Estudio en la Facultad de Arquitectura". 

Las palabras fueron escritas por el mismo González Zablocki, nacido el 17 de enero de 1992, en su cuenta de Twitter, que al igual que la que tenía en Facebook, fue eliminada. El hombre de 27 años, padre de una hija, oscilaba sus días entre el tercer año de la carrera mencionada, la cual cursaba en la Universidad Nacional de La Plata, el karate y el trabajo en la empresa familiar.

González Zablocki posee un historial con antecedentes judiciales: el 23 de enero de 2013 fue denunciado por un vecino marplatense, quien asegura que el asesino de Gómez le fracturó la mandíbula tras una discusión. El hecho ocurrió durante unas vacaciones de González Zablocki. La causa, que continúa en los tribunales de Mar del Plata, está estancada.

Trabaja en la compañía de su abuelo, Domingo González y Cía, un lavadero y molienda de conchillas que se usan para aportar calcio al alimento balanceado para animales. La empresa lleva 75 de vida y funciona en la zona rural de Los Talas (Berisso).

SEGUÍ LEYENDO: