La fachada del Hospital Garrahan
La fachada del Hospital Garrahan

El desmantelamiento de una red internacional de pornografía infantil provocó la detención de un médico del Hospital Garrahan y dejó en el centro de la escena a la institución, que hoy emitió un comunicado en el que expresó su "total repudio y condena" por el hecho y anunció medidas de aplicación inmediata.

En el texto, la institución anunció que decidió "instruir un sumario administrativo y apartar inmediatamente de sus funciones al profesional involucrado (identificado como Ricardo Russo)" en el caso de pedofilia.

"Asimismo, se hace saber que las autoridades del Hospital  han decidido, en el día de la fecha, que la institución se constituya como particular querellante en la causa que instruye la Fiscalía de Delitos Informáticos de la Ciudad de Buenos Aires", se informa mediante la misma nota.

Una aclaración importante que hicieron los referentes del centro de salud es la siguiente: "La fiscalía confirmó durante el día de ayer que hasta el momento no existe en el material incautado imágenes ni videos que se correspondan con locaciones dentro del Hospital Garrahan".

EL COMUNICADO COMPLETO

Esta mañana se conocieron las fotos del allanamiento al pediatra y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, informó que el profesional involucrado en el hecho tuvo un rol importante en una red internacional de pornografía infantil.

La investigación que desembocó en la detención de Ricardo Russo fue iniciada por Homeland Security Investigations (HSI) e incluyó allanamientos a 40 domicilios.

El pediatra, de 55 años, trabajaba en el Hospital Garrahan desde 2007; se desempeñaba como jefe en las áreas de Inmunología y Reumatología.

La Dirección General de Prevención e Investigación de Delitos Tecnológicos y la Sección Ciberdelitos Contra la Infancia Niñez y Adolescencia de la Policía de la Ciudad lo detuvo ayer, mientras cumplía funciones en el Hospital Pediátrico del Barrio de Parque Patricios.

La investigación que llegó hasta la Argentina comenzó con una primera alerta de HSI al gobierno de Brasil: se advirtió que una serie de usuarios pululaban alrededor de un mismo IP y la huella llegó hasta la figura de Russo, quien cayó por la vieja red eMule, un sistema P2P para compartir archivos y video que hace 15 años era muy popular.