La esquina del kiosco asaltado en Isidro Casanova (gentileza Crónica)
La esquina del kiosco asaltado en Isidro Casanova (gentileza Crónica)

Luego de asaltar dos veces un local en el mismo día en La Matanza, un delincuente de 27 años murió luego de ser abatido por un ex cabo del servicio penitenciario que trabajaba como vigilador privado.

El hecho ocurrió el sábado por la tarde, cuando la dueña de un kiosco ubicado en la calle Carlos Casares, en Isidro Casanova, fue sorprendida por un ladrón armado que le exigió dinero. La sorpresa de la mujer fue mayor cuando se dio cuenta que el hombre que la apuntaba con un revólver era el mismo que había entrado por la mañana a robar y se había escapado con un botón de 500 pesos y un celular.

Pero en el segundo intento, el asaltante identificado como Cristian Chávez, se topó con un obstáculo: un ex cabo 1° del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), de 39 años.

En el primer robo, el ladrón se llevó 500 pesos y un celular
En el primer robo, el ladrón se llevó 500 pesos y un celular

Según le contó a la Policía el ex agente, había ido al lugar a buscar a su esposa que trabaja en un negocio cercano cuando vio que el delincuente ingresaba al kiosco con un arma en la mano. Entonces, ingresó a su casa a metros del lugar y tomó su arma para detener al delincuente.

En su declaración ante el fiscal Juan Pablo Tahtagian, el hombre relató que hubo un forcejeo y Chávez le apuntó a la cabeza tras lo cual reaccionó con un disparo al pecho del joven que cayó muerto.

El revólver que le secuestraron al asaltante tenía el cargador completo, con ocho cartuchos y ahora la fiscalía investiga si tenía antecedentes.

Seguí leyendo: