Renato Ristori, el profesor del Carlos Pellegrini que fue denunciado (Fotos: Matías Baglietto)
Renato Ristori, el profesor del Carlos Pellegrini que fue denunciado (Fotos: Matías Baglietto)

Este jueves por la mañana, Infobae publicó una entrevista con Renato Ristori, el profesor de biología del colegio Carlos Pellegrini denunciado por compartir en Facebook a mediados de enero un violento meme de contenido sexual con la imagen de una de sus alumnas, una joven de 17 años. La publicación, que según la Asamblea de Familias del Pellegrini el profesor borró casi un mes después cuando la denuncia en su contra se hizo pública, le valió un petitorio en su contra con cerca de mil firmas, incluidos 25 docentes.

Ristori fue efectivamente separado de su cargo mientras dure un sumario administrativo impuesto por las autoridades de la UBA, de la que depende el colegio. Por otra parte, la madre de la alumna lo denunció por hostigamiento a una menor en la Justicia contravencional porteña, con una causa en manos de la Fiscalía Nº16 del fuero a cargo de Claudia Barcía. Por lo pronto, el profesor no será parte de las mesas de examen de este mes.

En su reportaje, Ristori -que planea pedir una licencia médica- aseguraba que no es el autor del meme, que no vio nítidamente la cara en la imagen antes de publicar, que tiene "un legajo impecable" en el Pellegrini y hablaba de "feminazis" como "mujeres que defecan en iglesias". La Asamblea de Padres lo desmiente: habla de episodios denunciados y actitudes misóginas al menos desde 2016.

El Pellegrini no fue el único colegio en el que enseña o enseñó: su largo historial como docente en la Ciudad y en la provincia de Buenos Aires apunta a al menos cinco establecimientos en los que tuvo empleo en más de 30 años de carrera. Sus ex alumnas leyeron el reportaje, vieron que las estudiantes del Pellegrini habían pasado por, en sus cálculos, lo mismo que ellas, diez, veinte años después.

Una de ellas decidió hablar.

Paula Mesonero fue estudiante del colegio Santa Magdalena, del que según registros Ristori fue empleado; algunos relatos lo señalan como rector, otros como director, ninguno como docente. Paula, en un largo correo a Infobae, recuerda los gestos y risas cómplices del profesor a los varones "cuando las pibas subían la escalera". "Le decía a los varones que si se quedaban abajo de la escalera como hacía él tenían un mejor panorama, hablaba de mirarle el culo a las alumnas", asegura Paula: "Decía que a nosotras nos gustaba 'agarrar el micrófono' en los actos y que nos gustaba también 'la dieta de la banana'".

El meme posteado por Ristori que le costó la separación temporal de su puesto.
El meme posteado por Ristori que le costó la separación temporal de su puesto.

"La dieta de la banana", precisamente, es parte de los comentarios misóginos a los que apuntan los padres del Pellegrini, con doce años de diferencia.

En otra oportunidad, Paula -que egresó del colegio en 2004- formuló una queja contra Ristori. "Me citó sola en su despacho y me dijo que nunca iba a ser una persona normal, que era 'una pendejita problemática'". Los alumnos gordos también recibían comentarios según Paula, chistes con particular saña.

Paula, a lo largo de su relato, apunta a que Ristori buscaba la complicidad de los alumnos varones para sus supuestos comentarios sexistas. Dos ex alumnos del Santa Magdalena que cursaron con ella apoyan su relato. "Quiero que la gente vea que esto viene de hace años", dice Damián Martínez.

"Había muchas guarangadas, comentarios de doble sentido, siempre comentando con los varones, como para sentirse un showman, cuando en realidad lo que hacía era abusar verbalmente de mis compañeras. Recuerdo una entrega de diplomas, una tenía una pollera cortita, Renato no paraba de mirarle la cola", asegura Martínez, que también recuerda los comentarios sobre "agarrar el micrófono" "A mí me hacía referencias a que me tenía que dedicar 'a las manualidades', en referencia a la masturbación, porque no era buen estudiante", recuerda: "El tipo era un tarado. Nosotros estábamos en octavo, noveno grado, éramos chicos".

Leandro González, otro ex compañero de Paula, apunta: "Se hacía el gracioso con nosotros. Le hacía muchos chistes en doble sentido a las pibas. Decía cosas como 'aaah, ¡qué olor a gato!', lo fichábamos mirando colas".

Ristori este miércoles en diálogo con Infobae.
Ristori este miércoles en diálogo con Infobae.

Ambos también mencionan el episodio en el despacho del profesor que Paula relata.

Una alumna que cursó con Ristori en otra institución a mediados de los 90, cuando tenía una edad similar a Paula y sus compañeros, también escribió su testimonio: "Se la pasaba haciendo comentarios gráficos sobre las alumnas, chistes no apropiados. A una chica gordita la comparaba con una vaca. Desagradable, desubicado, y agresivo. La directora nos hizo hacer una encuesta a fin de año sobre todos los profesores, los cuales nos entregaron los cuestionarios y dejaron que contestemos de manera anónima, pero no Ristori, quien nos hizo leer y contestar las preguntas en voz alta, y a esa edad, ninguno se animó a contestar honestamente. Sobre todo porque ya de por sí Ristori era lo que se llama un 'bully'. Si te hacía la cruz, se dedicaba ya a hacerte la vida completamente imposible".

Yael Bendel, asesora general del Ministerio Público Tutelar porteño, repudió a Ristori tras leer su entrevista: "Realmente es indignante escuchar de un adulto, que además es el responsable de la educación y formación de alumnas y alumnos, esgrimir argumentos que no hacen más que abrir una polémica para tratar de victimizarse. Estamos atravesando momentos de muchas violencias hacia las niñas, niños y adolescentes y muchas de esas violencias son perpetradas por quienes forman parte de su entorno. Y esto es un agravante, porque quienes deben cuidarlos son quienes violan sus derechos", expresó en un comunicado.

Según su abogado, Christian Saragusti, el profesor del Pellegrini todavía no fue citado a declarar por la fiscal Claudia Barcía. Entregará, según el letrado, su computadora y su celular para que sean peritados.

SEGUÍ LEYENDO