El asesinato de su hijo originó la megacausa por la que este año fueron condenados los jefes de "Los Monos". Ayer fue detenido en Rosario. Estaba investigado por tráfico de drogas y lavado de activos. A Luis Paz lo arrestó la Policía Federal en el centro de la ciudad en el marco de un operativo que constó de 24 allanamientos en las provincias de Santa Fe y Entre Ríos.

Además de Paz, el promotor pugilístico que denunció a "Los Monos" tras el crimen de su hijo -cuñado de uno de los jefes de la banda-, otras seis personas fueron detenidas.

En los distintos allanamientos se incautaron unos 800 gramos de cocaína, un kilo de marihuana, armas y teléfonos celulares. 

Paz, dicen los investigadores, sería el cabecilla de una organización dedicada al tráfico de estupefacientes y el lavado de activos producidos por ese negocio ilícito.

Su nombre trascendió públicamente cuando testimonió en la causa seguida por la Justicia ordinaria santafesina a la banda narco rosarina Los Monos, a la que le atribuyó el crimen de su hijo, Martín "Fantasma" Paz, ocurrido en septiembre de 2012.

A pesar de que el homicidio nunca se esclareció, el expediente fue la base a partir de la cual el juez de instrucción penal Juan Carlos Vienna detuvo, procesó y mandó a juicio a 12 integrantes de la organización.

En abril pasado un tribunal condenó a 22 años de cárcel a Máximo Ariel "Guille" Cantero y a 37 a su hermano de crianza Ramón Machuca, alias "Monchi", por homicidios y asociación ilícita.

Imagen del juicio a Los Monos (Adrián Escandar)
Imagen del juicio a Los Monos (Adrián Escandar)

Según investigadores locales, tras la muerte de su hijo y la pelea con el clan Cantero, familia que lidera Los Monos, Paz se instaló en la ciudad de Santa Fe y se vinculó al comercio de estupefacientes.

Su rostro se hizo conocido cuando apareció en una fotografía durante una pelea de box en Estados Unidos junto al juez Vienna, el que investigaba el asesinato de su hijo, del que Los Monos eran sospechosos.

El juez admitió incluso haber recibido a Paz en su casa pero negó haber viajado con el ahora detenido a Estados Unidos, a pesar de que una fotografía los mostraba junto a sus parejas ubicados en cuatro butacas contiguas.

Con información de Télam