Fernando tiene 13 años y lucha por su vida
Fernando tiene 13 años y lucha por su vida

Finalmente hubo piedad y Claudia S.E., junto a su beba Sheila, nacida en cautiverio, podrán viajar a Bolivia para reencontrarse con Fernando, internado con un cáncer terminal en Santa Cruz de la Sierra.

El juez federal de Salta Ernesto Hansen habilitó este miércoles a la mujer, presa en el penal de General Güemes por intentar pasar a Argentina un kilo de cocaína con el fin de pagar el tratamiento de su hijo de 13 años, a que viaje a su país y pueda estar con él durante los próximos 30 días.

El magistrado firmó la resolución después de que Infobae contó la historia de Claudia y Fernando, quien, según su médica, "no quiere morirse hasta ver a su mamá".

"Atendiendo a estrictas y elementales razones de naturaleza humanitaria, en virtud del delicado estado de salud del hijo de la causante (…) corresponde de manera extraordinaria y excepcional autorizar a la nombrada a salir temporalmente del país y trasladarse a Santa Cruz de la Sierra (…) a los efectos de ver a su hijo y acompañarlo y asistirlo", escribió Hansen.

No obstante, el juez ordenó al Ministerio Público de la Defensa argentino que coordine con el gobierno boliviano para que Claudia certifique su permanencia en su casa de la ciudad de Monteros o en el hospital donde está el chico, cada 72 horas durante los días que dura el permiso.

"Estoy feliz, feliz, muchas gracias", dijo Claudia a Infobae, mientras armaba su bolso y esperaba salir hoy mismo junto a su beba Sheila Jazmín hacia Salvador Mazza. Desde ese lugar tomará un micro hasta la frontera, donde la esperan funcionarios del gobierno de Bolivia, quienes la llevarán hasta el hospital donde está internado su hijo.

Claudia se enteró de la novedad cuando la llamaron al pabellón desde la defensoría pública. Estaban preparando un lemon pie con compañeras presas y todas dejaron la tarea para festejar. "Una de ellas me dijo que anoche soñó que iba a poder ver a Fernandito", comentó emocionada Claudia a este medio.

Desde Bolivia, la médica del chico también se enteró y le avisó a su abuela. Fernando ya sabe que su mamá estará pronto junto a él. Infobae se comunicó con un alto funcionario del gobierno de Evo Morales, quien confirmó que están trabajando Cancillería y el Ministerio de Justicia para lograr la excarcelación de Claudia.

Penal de Güemes, Salta, donde Claudia está detenida desde hace un año
Penal de Güemes, Salta, donde Claudia está detenida desde hace un año

En Argentina, la Procuración Penitenciaria de la Nación, también había elevado tras la noticia difundida por este medio, una nota al juez Hansen para que permita la salida de la mujer.

De todos modos, la mujer seguirá imputada y camino al juicio, ya que finalmente los jueces de la Sala 2 de la Cámara de Apelaciones de Salta, integrada por Guillermo Elías, Mariana Catalano y Alejandro Castellanos, confirmaron el procesamiento, la prisión preventiva y el embargo de 20 mil pesos por el delito de transporte de estupefacientes, dictado por Hansen.

Una vez pasados los 30 días, Claudia deberá volver a la prisión de General Güemes, en Salta. Por ahora, es algo que a la mujer no le preocupa: "Voy a estar con mi hijito y ayudarlo, y podrá conocer a su hermanita. Estoy feliz y agradecida con todos los que me ayudaron", dijo la mujer.

Fernando, en pleno tratamiento, antes de que le amputaran una de sus piernas
Fernando, en pleno tratamiento, antes de que le amputaran una de sus piernas

Claudia está presa desde el 27 de octubre de 2017 cuando intentó pasar dos valijas con poco más de un kilo de cocaína desde Bolivia y hacia Argentina. El destino final era Buenos Aires, donde le iban a pagar 500 dólares. Ella contó que lo hizo para tener dinero que pudiera pagar el tratamiento y la quimioterapia de su hijo, ya que no le alcanzaba con lo que ganaba limpiando casas. Pero apenas cruzó la frontera, agentes de Gendarmería revisaron el remís en el que viajaba y encontraron la cocaína en 4o paquetes escondidos en el doble fondo de las valijas que la mujer transportaba.

Mientras ella se mantuvo en prisión, el cáncer de Fernando se volvió irremediable. Su médica, María Estela Coleoni Suárez, del Instituto Oncológico del Oriente Boliviano, confirmó a Infobae que el chico ya se enteró de que su madre podrá viajar.

Seguí leyendo: