Los Monos en Ezeiza (Gentileza La Capital)
Los Monos en Ezeiza (Gentileza La Capital)

Ariel "Guille" Cantero y el resto de los integrantes de la organización criminal "Los Monos" se levantaron y comenzaron a golpear la mesa y la cámara. Estaban en una sala de cárcel de Ezeiza. A 320 kilómetros, en Rosario, la escena sobresaltó a los jueces, los abogados, el resto de los acusados y al público. Algunos de ellos comenzaron a golpear el blindex de la sala de audiencias. Ocurrió este jueves, en la segunda audiencia del juicio oral por narcotráfico.

Lo que se pudo ver como un incidente de la banda más peligrosa del país en realidad puede estar preanunciado por los mismos antecedentes violentos de los acusados, una situación que a futuro tiene el riesgo de tornarse más peligrosa y con consecuencias que nadie quiere adelantar.

En rigor, lo que ocurrió es el cúmulo de una serie de hechos que se iniciaron hace una semana y media y que fueron expuestos por las defensas en el juicio.

Juicio a Los Monos (Gentileza La Capital)
Juicio a Los Monos (Gentileza La Capital)

"Los Monos", una organización de narcotráficantes de Rosario encabezada por la familia Cantero y responsable de homicidios y atentados en la ciudad, estaban detenidos en distintas cárceles del país a la espera del inicio del juicio. Fueron alojados en las cárceles de Devoto, Marcos Paz, Chaco -allí estaba "Guille", uno de los líderes. Pero el miércoles 12 de septiembre fueron llevados todos a la cárcel de Ezeiza, la de máxima seguridad del país. Eran veintidós personas -dos de ellas mujeres- que fueron alojados en el pabellón de ingreso, excepto "Guille" que quedó bajo un régimen especial.

Sus abogados expusieron este jueves en el juicio que esa situación molestó a los acusados porque después de dos o tres años alojados en una unidad fueron trasladados a otra con lo que implica adaptarse a una cárcel. Además, varios de ellos perdieron los estudios o trabajos que tenían en los penales en los que estaban.

La llegada de "Los Monos" a Ezeiza fue violenta. Uno de sus integrantes intentó ser abusado por otros presos del pabellón. Ante eso, sus compañeros de banda lo defendieron y todo terminó en una pelea en la que uno de "Los Monos" fue apuñalado. Así lo expuso el defensor oficial Andrés Pennisi. También varios de ellos recibieron sanciones disciplinarias.

Ariel “Guille” Cantero (Adrián Escandar)
Ariel “Guille” Cantero (Adrián Escandar)

El Tribunal Oral Federal 3 de Rosario, integrado por los jueces Ricardo Moisés Vázquez, Eugenio Martínez y Osvaldo Facciano, inició este jueves el juicio a 39 acusados. Los detenidos en la cárcel de Ezeiza lo siguieron por videconferencia y no la sala de audiencia.

Fuentes oficiales y del Servicio Penitenciario Federal (SPF) le dijeron a Infobae que es muy compleja la logística para trasladar a 22 personas detenidas. Pero lo central es la peligrosidad de la banda y el temor a ataques durante el juicio. Por eso, todos fueron alojados en Ezeiza donde está el mejor equipamiento penitenciario para hacer una videconferencia. Esa fue la forma en la que el Tribunal dispuso que esos 22 acusados sigan el juicio. Los restantes 17 lo hacen en la sala de audiencia ya que están en libertad o bajo prisión domiciliaria. "Ya con ellos en la sala los tribunales están blindados", le dijo a este medio una de las personas que participa del juicio.

El jueves, desde la cárcel de Ezeiza, los acusados aparecieron en la sala de juicio a través de una pantalla. Estaban sentados en tres filas, todos esposados. Fueron cerca de ocho horas de audiencia en la que se leyó la acusación del caso.

(Gentileza La Capital)
(Gentileza La Capital)

El juicio siguió este viernes. Y explotó todo lo acumulado en la última semana. Las defensas señalaron que la no presencia de los acusados en la sala violaba la garantía de defensa en juicio. Les impedía tener un contacto directo con sus defendidos para seguir las declaraciones de los testigos y para controlar la prueba. También que no podían tener reuniones reservadas con ellos. Lo que tienen es un teléfono directo desde la sala de audiencia para hablar con ellos desde el lugar en la cárcel donde se hace la videconferencia. Además, señalaron que los acusados quieren estar presentes.

También objetaron que los acusados estén esposados en la audiencia y que solo pueden estarlo durante los traslados. Y plantearon las agresiones que sufrieron al llegar a Ezeiza. Por la falta de presencia en donde se realiza el juicio las defensas pidieron la nulidad del proceso.

Mientras las defensas exponían y los jueces escuchaban, "Los Monos" actuaron. Se levantaron de las sillas, se acercaron a la cámara que trasmitía el juicio y comenzaron a golpearla con una mesa en la que estaba apoyada junto con un micrófono. Lo mismo hicieron otros acusados en la sala de audiencia con el blindex que separa en dos el lugar. El juicio se suspendió y cuando se retomó Ariel "Guille" Cantero pidió hablar. Dijo que no quería seguir en el juicio en esas condiciones y que prefería estar en el pabellón. Su abogado, Carlos Edwards, ratificó esa postura.

El fiscal del juicio, Federico Reynaris Solari, rechazó el pedido de nulidad. Sostuvo que el derecho de defensa está garantizado, que la videconferencia les permite a los acusados saber lo que pasa en el juicio y que solo buscan que el proceso caiga. Ahora tiene que resolver el tribunal. El lunes es la próxima audiencia.

Antes del inicio del proceso, las defensas ya habían objetado que los acusados sigan el proceso por videconferencia. En esa oportunidad, los jueces rechazaron el planteo.

Lo que ocurrió en el juicio abrió el interrogante de si puede haber una escalada de violencia. Los antecedentes de "Los Monos" no auguran un futuro calmo. Parte de los mismos acusados ya fueron condenados en abril de este año por asociación ilícita y homicidio: "Guille" recibió una pena de 22 años de prisión, Ramón "Monchi Cantero" Machuca -otro líder de la banda- a 37 años de cárcel y otros acusados, entre integrantes del clan y de fuerzas de seguridad que les daban protección tuvieron penas de 3 a 22 años de prisión.

Parte de la banda en el juicio por asociación ilícita y homicidio (Télam)
Parte de la banda en el juicio por asociación ilícita y homicidio (Télam)

Además, "Los Monos" fueron los autores de ataques a jueces, rivales y testigos de sus acusaciones. En Rosario, en octubre de 2013, fue atacada a balazos la casa del entonces gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti.

Los Patrones

Así se conoce la causa por la que "Los Monos" están siendo juzgados. La acusación es porque desde la cárcel santafecina de Piñero continuaron con la venta de cocaína y marihuana una vez que sus líderes fueron detenidos. Entre las personas juzgadas también están Celestina Contreras, madre de "Guille", y su hija Macarena Cantero, a quienes se les encontró droga en su casa.