Cayó un enfermero mendocino que vendió más de 800 certificados de coronavirus truchos

Se trata de Damián Matías Alvarado (36), quien trabajaba en el área de Control de Infecciones en el Hospital Lagomaggiore, de la ciudad de Mendoza

Hospital Lagomaggiore, en la ciudad de Mendoza.
Hospital Lagomaggiore, en la ciudad de Mendoza.

En medio de la creciente ola de casos de coronavirus que atraviesa la Argentina, la Policía de la provincia de Mendoza detuvo a un enfermero que vendía certificados de coronavirus truchos con resultado negativo.

Damián Matías Alvarado, de 36 años, se entregó a las autoridades policiales de la Comisaría 3 de la ciudad de Mendoza luego de un allanamiento realizado en su domicilio ubicado en la localidad de Godoy Cruz, donde secuestraron insumos y material necesario para los testeos que no debían estar en su casa, entre otros elementos sanitarios.

Al quedar a disposición de la Justicia, Alvarado fue imputado por comercializar más de 800 certificados truchos de coronavirus, delito por el cual podría recibir de 1 a 50 años de prisión, según detalla diario UNO.

Tras su detención, trascendió que Alvarado prestaba servicios en el Hospital Lagomaggiore y en la Sociedad Española, y entregaba los resultados negativos a sus clientes sin siquiera realizarles el test correspondiente.

Modus operandi

Los investigadores constataron que las personas interesadas en su servicio lo contactaban telefónicamente, mientras que él les enviaba los resultados a través de WhatsApp, por ende nunca existía un contacto directo con el cliente de turno.

Alvarado se ocupaba en el hospital de cargar en el sistema los datos de las personas que iban a testearse al nosocomio, pero no los resultados, que eran responsabilidad de otro especialista. Ese dato revelador les permitió a los investigadores resolver el caso cuando advirtieron que el enfermero había tipeado varios resultados pese a que no le habían encomendado esa tarea: todos los tests eran negativos.

Con toda esta información, las autoridades policiales procedieron al allanamiento de su domicilio, donde incautaron material con el que realizaba los testeos truchos. El acusado, ya sin escapatoria, se entregó en la Comisaría 3 y quedó privado de su libertad.

Su operatoria comenzó a difundirse de boca en boca entre aquellas personas que necesitaban viajar o realizar algún tramite que requiriera demostrar que eran negativos de coronavirus, y por tal motivo logró vender más de 800 certificados falsos.

La detención de Alvarado en Mendoza se conoce días después de que el Dr. Eduardo Yahbes fuera aprehendido por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires a raíz de un caso similar.

Yahbes, de 79 años, se negó a declarar y quedó imputado en la causa en su contra, pero recuperó la libertad con algunas medidas restrictivas: no puede regresar al consultorio de la calle Coronel Díaz, en Palermo, donde fue arrestado y que no está habilitado para funcionar como tal.

Preocupante tendencia: argentinos falsifican PCR para viajar

Mientras transcurre la temporada de verano y miles de argentinos cuentan los días para disfrutar de sus vacaciones, día a día se conocen más casos referidos a la falsificación de los PCR de COVID-19.

Ya son varias las empresas de turismo, principalmente las aerolíneas internacionales, que advierten que los viajeros presentan certificados adulterados con el afán de saltear los controles vigentes y así concretar los vuelos programados.

Fuentes del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación le confirmaron a Infobae que, al menos hasta la semana pasada, no se recibieron denuncias respecto a esta problemática.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR