Lucinda, 78 años, muerta a martillazos por un femicida reincidente: “Me la mataron por un celular”

Alejandra, su nieta, la recuerda en esta nota. La reincidencia mata. Esta muerte habría podido evitarse si la justicia hubiera actuado como dictan la ley y el sentido común. Y la empatía con la víctima sobreviviente

TE PUEDE INTERESAR