Videomensaje del Papa Francisco: “Sucedió una cosa que no esperaba y quiero agradecer”

En la grabación, el pontífice argentino se muestra feliz, ironiza sobre un grupo –”que me quiere bien, que no me insulta”- y llena de elogios a un sacerdote “capaz de movilizar gente, de mover corazones, simplemente porque es auténtico”

El padre Pepe Di Paola se vio muy sorprendido la tarde de ayer miércoles cuando recibió un video de parte del papa Francisco. Fue su respuesta a la campaña “Francisco profeta en su tierra” –organizada por Generación Francisco y los Curas de la periferia– que recolectó y compiló miles y miles de grabaciones en los que argentinos comunes (y otros no tanto) le hicieron llegar su cariño al Papa por sus 8 años de pontificado celebrados el pasado 19 de marzo.

Se notó en esos casi 5 minutos de video que haber recibido los saludos de tantos y tantos lo hizo muy feliz a Jorge Bergoglio: “Convocados por un sacerdote que es capaz de movilizar gente, que es capaz de mover corazones simplemente porque es auténtico, lo llaman ‘el Padre Pepe’, todos lo conocen. Recibí más de cien mil mensajes, y más. Gentes de las capillas del interior, de las villas, gente que fue a visitar Luján, San Nicolás, deportistas y autoridades se sumaron para decirme que estaban contentos con estos ocho años y que rezaban por mí y me acompañaban. ¡Es la voz del pueblo!”

En su mensaje, Francisco hace foco en la importancia del gesto de Di Paola de “haber gatillado este recurso de consultar al pueblo, pueblo soberano”. Y luego continuó profundizando en una de las categorías que Bergoglio suele desarrollar con más detalle: el pueblo. “Los gobiernos no son soberanos siempre, son delegados del pueblo (…) Los gobiernos, hablando sin ofender, incluso yo como gobernante, somos oficinistas de lo que Dios nos manda a través de lo que nos delega. Cuando falta la consulta al pueblo, falta soberanía.”

"Hay un sacerdote que es capaz de movilizar gente, de mover corazones, simplemente porque es auténtico, lo llaman ‘el Padre Pepe’, todos lo conocen", dice el Papa Francisco, en referencia al cura villero José María Di Paola (foto: Télam)
"Hay un sacerdote que es capaz de movilizar gente, de mover corazones, simplemente porque es auténtico, lo llaman ‘el Padre Pepe’, todos lo conocen", dice el Papa Francisco, en referencia al cura villero José María Di Paola (foto: Télam)

Después le habló a un gran arco social que conoce y muy bien: “Tantas veces estamos acostumbrados a tomar decisiones sin consultar al pueblo. Algunas decisiones trascendentes, sea para la vida parroquial, cuando el párroco no consulta al pueblo; sea en la vida provincial, cuando el gobernador no consulta al pueblo; sea en la diócesis, cuando el obispo no consulta al pueblo; sea en la nación, cuando las autoridades no consultan al pueblo, incluso para leyes importantes y discutidas respecto de la moralidad. Y el pueblo es el gran ausente”.

Queda claro también que lo que conmovió y mucho a Francisco fue la actitud de consulta patentizada en los videos, los que quisieron y se sintieron llamados a hacerlo pudieron decirle “te queremos, Francisco” sin intermediarios: “Les deseo a todos una Santa Pascua, estoy cerca de todos ustedes, pero estoy cerca con mi corazón grato por ponerse en movimiento, sentirse consultados y decir cada uno su palabra sobre este octavo año de pontificado”.

En el mensaje, no faltaron las habituales ironías de Francisco, que calificó de “un poco extraño” el nombre “Generación Francisco” y concluyó: “Lo tomo como un sobrenombre de una época”. “No se conocen entre ellos”, agregó, pero “de algún modo (este grupo) sigue las cosas que yo hago, las cosas que yo digo”. Es un grupo que “más o menos me quiere bien, que no me insulta, que no habla mal de mí y que las cosas que digo las usa para hacer el bien”, describió.

Como es habitual, el Papa cerró su mensaje pidiendo: “No se olviden de rezar por mí… a favor, por supuesto”.

TEXTO COMPLETO DEL MENSAJE DE FRANCISCO:

Sucedió una cosa que yo no esperaba y que quiero agradecerla.

Hay un grupo ideal, que no se conocen entre ellos, pero quizás unidos por buenos deseos que se llama “Generación Francisco” y que de algún modo sigue las cosas que yo hago, las cosas que yo digo y que más o menos me quiere bien, que no me insulta, que no habla mal de mí y que las cosas que digo las usa para hacer el bien.

El nombre es un poco extraño: ‘Generación Francisco’. Bueno, pero todos nosotros tenemos sobrenombres y eso lo tomo como un sobrenombre de una época. Y esta gente pensó en cómo hacerse presente para conmemorar los ocho años de pontificado.

Convocados por un sacerdote que es capaz de movilizar gente, que es capaz de mover corazones simplemente porque es auténtico, lo llaman ‘el Padre Pepe’, todos lo conocen. Recibí más de cien mil mensajes, y más. Gentes de las capillas del interior, de las villas, gente que fue a visitar Luján, San Nicolás, deportistas y autoridades se sumaron para decirme que estaban contentos con estos ocho años y que rezaban por mí y me acompañaban. ¡Es la voz del pueblo!

El padre Pepe y el papa Francisco
El padre Pepe y el papa Francisco

Y tantas veces estamos acostumbrados a tomar decisiones sin consultar al pueblo. Algunas decisiones trascendentes, sea para la vida parroquial, cuando el párroco no consulta al pueblo; sea en la vida provincial, cuando el gobernador no consulta al pueblo; sea en la diócesis, cuando el obispo no consulta al pueblo; sea en la nación, cuando las autoridades no consultan al pueblo, incluso para leyes importantes y discutidas respecto de la moralidad. Y el pueblo es el gran ausente.

En cambio, ustedes han querido expresar lo que sienten con sinceridad en estos ocho años. Se consultaron espontáneamente entre ustedes y mandaron estos mensajes. No puedo dejar pasar este gesto, el gesto del Padre Pepe de haber gatillado este recurso de consultar al pueblo, pueblo soberano.

Los gobiernos no son soberanos siempre, son delegados del pueblo. La autoridad les viene de Dios a través del pueblo. Los gobiernos, hablando sin ofender, incluso yo como gobernante, somos oficinistas de lo que Dios nos manda a través de lo que nos delega. Cuando falta la consulta al pueblo, falta soberanía.

Gracias, Padre Pepe, por haber querido consultar al pueblo sobre este Papa, que piensa y cada uno dijo lo que le parecía y me hicieron llegar su mensaje. Y gracias a todos ustedes porque me gustaría responderle a cada uno, pero… son más de cien mil y dicen que vienen más. Gracias, gracias por la cercanía. Y no se olviden: nunca uno se equivoca si consulta al pueblo, en el orden civil siempre y nunca uno se equivoca si consulta al santo pueblo fiel de Dios en la Iglesia.

En los términos teológicos lo llaman sinodalidad, tendrá muchos nombres, pero es el santo pueblo fiel de Dios que lleva adelante la fe y la lleva en su dialecto propio.

Les deseo a todos una Santa Pascua, estoy cerca de todos ustedes, pero estoy cerca con mi corazón grato por ponerse en movimiento, sentirse consultados y decir cada uno su palabra sobre este octavo año de pontificado.

Que Dios los bendiga y que la Virgen los cuide. Ah, y por favor, no se olviden de rezar por mí, a favor por supuesto. Gracias.

QUÉ ES GENERACIÓN FRANCISCO

Generación Francisco se autodefine como “una red de organizaciones y personas que tiene por objeto la difusión de la palabra, las acciones y los gestos del Papa Francisco”. “Desde su fundación, en el primer aniversario del pontificado de Francisco, se propuso trabajar por la cultura del encuentro, la Iglesia pobre para los pobres y los grandes objetivos planteados en sus documentos pontificios como Tierra, Techo y Trabajo, la unidad de la Patria Grande y el cambio civilizatorio que propone en Laudato si’ y Fratelli Tutti”. Algunos de sus miembros son Guadalupe Plante, Víctor Lupo, el citado padre Pepe, Jorge Benedetti, entre muchos otros.

SEGUIR LEYENDO: