Paso a paso, así fue el brutal ataque a botellazos en Mar del Plata: las cámaras del boliche no apuntaban a la escena

Por el hecho, tres jóvenes fueron indagados y dos permanecen detenidos: el futbolista Matías Belloso quedó libre aunque imputado en el caso. Matías Montín, la víctima, se recupera y se espera que declare en los próximos días

Matías Montín, el joven de 20 años agredido en la disco Ananá de Mar del Plata
Matías Montín, el joven de 20 años agredido en la disco Ananá de Mar del Plata

El martes último durante la madrugada, en una de las zonas nocturnas más concurridas de Mar del Plata, un joven de 20 años fue víctima de un ataque en la discoteca Ananá de la zona de La Normandina por un grupo de jóvenes.

Matías Montín, la víctima, continúa recuperándose en el Hospital Privado de Comunidad (HPC). La Justicia, luego de escuchar el relato de sus amigos y de los tres imputados, espera por su evolución para conocer cómo sucedieron los hechos. Mientras tanto, la causa avanza.

Este miércoles por la mañana, el fiscal Paulo Cubas indagó a Andrés Bracamonte, hijo de “Pillín” Bracamonte, capo de la barra de Rosario Centrall y a Pablo Galvano, los dos jóvenes rosarinos detenidos el martes por el ataque en el sector VIP de la disco Ananá. Matías Belloso, el tercero en cuestión, jugador de Arsenal de Sarandí e hijo de un directivo de Conmebol se entregó durante el mediodía y, tras declarar, se retiró del lugar a pesar de ser uno de los acusados.

Infobae reconstruyó los detalles de un brutal ataque que le provocó a Montín un coágulo entre el cerebro y el cráneo y la pérdida de piezas dentales. Uno de los amigos de la víctima, Francisco, reveló que durante la tarde del lunes reservaron una mesa para diez personas en el local bailable, ubicado en el complejo La Normandina, el cual resultó clausurado.

Andrés Bracamonte y Pablo Galvano fueron indagados y luego alojados en la Unidad Penal Nº 44 de Batán
Andrés Bracamonte y Pablo Galvano fueron indagados y luego alojados en la Unidad Penal Nº 44 de Batán

En total, fueron siete personas quienes ocuparon la “burbuja” del VIP al aire libre. Todos llegaron alrededor de las 20. Tras superar los controles y protocolos sanitarios, fueron situados en el lugar determinado. Francisco manifestó que cerca de las 23.45, cuatro de sus amigos se retiraron del lugar, permaneciendo únicamente él junto a Matías y otro joven llamado Santiago.

15 minutos más tarde, Matías y Santiago se dirigieron al baño y, al regresar, Francisco vio como a éste último le sangraba la boca. Ambos le explicaron que habían sufrido un ataque dentro del baño. “Me dijeron que estaban orinando y que, sin mediar palabras, los empezaron a golpear”.

Santiago dio la misma descripción de lo acontecido y agregó que en ese instante le comunicaron al personal de seguridad lo que les había pasado. Los empleados del lugar les pidieron que identifiquen a los agresores. Al dirigirse hacia ese sector, y antes de lograr identificarlos, los tres acusados aparecieron con botellas de champagne cerradas y sorprendieron a Matías.

“Dos golpearon y estallaron contra la cabeza de Matías. Le provocaron un corte en la frente y otro en la nuca”, determinó Santiago. Francisco, por su parte, reforzó este punto: “El primer botellazo fue a la altura del pómulo y la frente. Cuando cae, sentado, recibe otro en la nuca”.

Matías Belloso se entregó durante el mediodía y declaró ante el fiscal en los tribunales marplatenses
Matías Belloso se entregó durante el mediodía y declaró ante el fiscal en los tribunales marplatenses

En ese momento, Matías fue auxiliado por una enfermera del lugar y los agresores lograron evadir la retención del personal de seguridad. Aproximadamente 10 minutos después, una ambulancia llegó a la disco y lo trasladó hacia el HPC.

Tanto Francisco como Santiago coincidieron en la descripción física de uno de los atacantes: “Contextura atlética, cabello corto negro, tez trigueña, sin barba. Vestía un chaleco azul tipo inflado de plumas”.

En cuanto a los amigos de los agresores que se retiraron antes de que ocurriese el brutal ataque, ellos también declararon ante el fiscal Cubas. Lograron demostrar que, media hora antes de la agresión a Matías, se encontraban en un local de McDonald’s, sobre la Avenida Peralta Ramos.

Los tres declararon y brindaron una versión desincriminatoria. Galvano se hace cargo de haber golpeado con una botella pero dice que lo hizo en defensa propia, en defensa de sus amigos, por haber sufrido una anterior agresión por parte de Matías y sus amigos. Dice que fue un solo golpe”, expresó esta tarde el fiscal Cubas tras las indagatorias, quien aseguró que se le pedirán explicaciones al boliche para saber por qué no avisó a la Policía de lo sucedido.

Según fuentes policiales, Galvano y Belloso abandonaron el hotel marplatense donde se hospedaban tras el hecho en un BMW a nombre de la familia de Galvano, que tiene una empresa familiar dedicada al transporte. Sin embargo, Belloso no estaba en el auto cuando fue interceptado en la Ruta Nacional 9 a la altura de San Nicolás, sino Bracamonte.

El fiscal Paulo Cubas, titular del área de Resolución Temprana de Conflictos
El fiscal Paulo Cubas, titular del área de Resolución Temprana de Conflictos

Cubas también destacó que la fiscalía continuó apoyando su hipótesis en lo que declararon los testigos y por eso solicitaron la detención de Galvano y Bracamonte, quienes fueron alojados en la Unidad Penal Nº 44 de Batán.

Respecto de la liberación de Belloso, desde la fiscalía aclararon a Infobae que tuvieron en cuenta que se entregó por sí mismo “y se sometió al proceso voluntariamente, no nos dio argumentos para suponer que podía intentar eludir el proceso”.

Cubas remarcó que la imputación para Galvano es “lesiones graves”. Para Bracamonte y Belloso “lesiones graves en riña”. “Mi reconstrucción es que empieza el problema en el baño. Los amigos de Matías aseguran que lo empieza el otro grupo y los indagados manifestaron que fue al revés. Se trató de una gresca menor, insignificante, que se agrava posteriormente”, dijo Cubas.

“Se analizaron las cámaras y no tuvieron mucho para aportar. Había solo dos cámaras y estaban ubicadas de frente al lugar; el conflicto ocurrió detrás. No llegaron a captar nada. Estamos esperando todo lo que recolectó Científica ayer, estuvieron trabajando muchas horas en el lugar. Reconocimiento no hace falta hacer porque los tres imputados se identifican en el lugar”, continuó el fiscal.

Cubas dejará la investigación tras declararse incompetente por una cuestión de jurisdicción temática. La misma pasará a la Fiscalía Nº 4 de Mar del Plata, a cargo de la doctora Andrea Gómez.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS