Un turista fue brutalmente herido en un boliche de Mar del Plata: recibió un botellazo en la cabeza y está internado

El hecho ocurrió en Ananá, una disco ubicada en la zona de La Normandina. El joven tiene 20 años y es oriundo de Haedo: se encuentra consciente y sin signos de haber sufrido secuelas

Matías Montín, el joven agredido, tiene 20 años
Matías Montín, el joven agredido, tiene 20 años

Esta madrugada, en el boliche Ananá de Mar del Plata, un joven de 20 años fue brutalmente herido tras recibir un botellazo en la cabeza, luego de una pelea entre dos grupos que se encontraban en el lugar.

La víctima es Matías Ezequiel Montín, oriundo de Haedo, quien se encontraba junto a sus amigos compartiendo una de las burbujas de la disco ubicada en el complejo La Normandina. Según constató Infobae, la discusión se generó a la salida del baño con otro grupo de turistas, quienes llegaron hace algunos días desde Rosario, afirmaron fuentes del caso.

La discusión continuó en la zona VIP del boliche, en donde tras la disputa a golpes de puño se arrojaron vasos y botellas de champagne.

El boliche Ananá está ubicado en el complejo La Normandina
El boliche Ananá está ubicado en el complejo La Normandina

Por estas horas, Montín permanece internado en terapia intermedia en el Hospital Privado de Comunidad (HPC), lugar al que fue trasladado tras sufrir una conmoción cerebral por el golpe recibido. El joven tiene un coágulo entre el cerebro y el cráneo y “los médicos esperarán 72 horas para ver cómo evoluciona el hematoma”, le confirmaron a este medio.

Desde la investigación ratificaron: “Está despierto y sin signos de haber sufrido problemas neurológicos. Esperaremos dos o tres días para ver cómo sigue”. El panorama fue confirmado por los médicos en el último parte. Allí se comunicó que Montín “se encuentra sin fallas orgánicas y evoluciona favorablemente”.

Según las fuentes del caso, no se habría tratado de una agresión grupal contra Montín en inferioridad numérica, tal como le ocurrió a Fernando Báez Sosa, sino el saldo de una pelea entre grupos.

La situación fue explicada por Francisco, uno de los amigos de Montín que se encontraba en el lugar cuando acontecieron los hechos: “Estábamos en la misma burbuja. Cuando fuimos a querer solucionar el problema, a tranquilizar todo, nos acercamos a este grupo de chicos y le rompen un botellazo en la frente”.

Matías se encuentra internado y se recupera favorablemente
Matías se encuentra internado y se recupera favorablemente

“Cuando vi que cayó al piso me tiré encima de él para que no le pegaran más. La gente de seguridad llegó, el grupo de pibes se fue y no supimos más nada”, agregó el joven.

El intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, se comunicó con Carlos Montín, padre de la víctima, para ponerse a disposición. El caso está en manos del fiscal Paulo Cubas, quien solicitó las filmaciones del vip para identificar la pelea y saber quiénes participaron.

“Matías es un pibe tranquilo, va, hace la suya. Pero no llegó ni siquiera a hablar. A mí me dijeron que le pegaron dos botellazos y que la tercera se la arrojaron. También le sacaron un diente”, reveló el padre en diálogo con América TV.

En su cuenta de Instagram, Matías compartió su última historia desde Ananá pasadas las 23 del lunes. Allí se lo ve junto al futbolista Thiago Almada del club Vélez Sarsfield.

A principios de enero, Infobae registró el descontrol que se vivía en los bares y las discos de Playa Grande, ubicadas a 300 metros del lugar en el que ocurrió este episodio. Allí se registraron aglomeraciones, poco uso de barbijos en los espacios comunes y una situación que, según los comerciantes, excede sus responsabilidades.

Ananá funciona bajo la modalidad de after beach y abre sus puertas todos los días de 19 a 1 de la mañana.

La policía trabajó en el hotel en el que se hospedaban los agresores
La policía trabajó en el hotel en el que se hospedaban los agresores

En el lugar trabajó la Policía Científica con el objetivo de recopilar las filmaciones de las cámaras de seguridad y así identificar a los agresores. Luego se dirigieron hacia el Hotel Delfín, en el cual se hospedaban los rosarinos. Allí también realizaron una serie de pericias. Al parecer, el grupo de amigos andaba en un vehículo de alta gama y ya habrían regresado a Rosario.

Seguí leyendo: