Gabriel Davidovich, rabino principal de AMIA.
Gabriel Davidovich, rabino principal de AMIA.

El Gran Rabino Gabriel Davidovich, a cargo del Superior Rabinato de la AMIA, repudió en un comunicado los casamientos de dos parejas de la comunidad judía que ignoraron el decreto presidencial que estableció el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” y decidieron consagrarse en ceremonias religiosas y festejos con decenas de invitados.

El Superior Rabinato de la Argentina aclaró en un comunicado que “en ningún momento ha avalado ni consentido ninguna celebración". Y expresó: "Solicito enfáticamente a todos que protejamos con celo nuestra salud y la de nuestro prójimo y extrememos todas las medidas de higiene y alejamiento para evitar contagiarnos y contagiar a otros”.

“Ansiamos poder realizar casamientos y celebraciones pero con la ayuda de Dios lo haremos cuando lo permita la ley siempre en el marco del cumplimiento estricto de las normas sanitarias por lo que no debemos celebrar eventos en estos momentos”, indicó y continuó: “Cada uno de nosotros, los que incumplen y se ponen en riesgo y los que justificadamente se molestan con ellos, reflexionemos sobre las consecuencias que podemos generar con nuestras conductas”. “Recordemos la importancia de llegar a Shabuot como pueblo unido”, concluyó.

El Gran Rabino de Argentina repudió la celebración de casamientos durante la cuarentena

La primera boda que causó revuelo se realizó el miércoles pasado en el SUM de un edificio ubicado en Avenida Pueyrredón 954, en el barrio de Once con más de 100 invitados de la pareja, ambos de familias muy numerosas. Según pudo saber Infobae, se trataba del casamiento del hijo de David Basul, rabino de la comunidad judía ortodoxa.

En los días siguientes se viralizaron imágenes del festejo que muestran una clara violación del aislamiento social y la cuarentena obligatoria: hombres, mujeres y niños vestidos de gala, con música de fondo, un catering y una sola persona -el fotógrafo- usando un barbijo.

“Les informo que la comunidad judía ortodoxa en Argentina repudia esta acción llevada a cabo por particulares en lugares privados que no han cumplido con el aislamiento social, preventivo y obligatorio”, escribió Eliahu Hamra, presidente de la Federación de Comunidades Israelitas Argentinas, en su cuenta de Twitter. “Desde la comunidad judía ortodoxa en Argentina mantenemos la premisa de seguir con total responsabilidad las medidas e instrucciones de las autoridades sanitarias”, agregó.

Hay dos bodas en investigación y en una ocho personas resultaron detenidas, incluyendo los novios y el rabino que los casaba
Hay dos bodas en investigación y en una ocho personas resultaron detenidas, incluyendo los novios y el rabino que los casaba

Este lunes, en tanto, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales que depende del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad irrumpió por orden del fiscal Maximiliano Vence en otra boda que estaba por comenzar en el SUM de un edificio ubicado en la calle Ecuador al 600, en el barrio porteño de Almagro. De acuerdo con fuentes de la investigación, días atrás, vecinos de la zona habían registrado con fotos y videos una ceremonia que se había realizado en el mismo lugar y alertaron al personal de la Comisaría Vecinal 3A que se dirigió al lugar.

El episodio culminó con la detención de ocho personas, entre ellos la novia y el novio, sus padres, el rabino que los casó y los dueños del lugar, a quienes se les imputa de violar los artículos 205 y 239 del Código Penal. Primero por tratarse de un “delito contra la salud pública” y, en segundo lugar, por “desobediencia al decreto presidencial”. Las otras dos celebraciones continúan en investigación.

Ningún ritual religioso está eximido de respetar el aislamiento. Les pedimos que denuncien este tipo de convocatorias para que podamos intervenir o anticiparnos”, sostuvo el Fiscal General Juan Bautista Mahiques.

El comunicado de la AMIA

Ante los hechos de público conocimiento relacionados con la violación del aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige en nuestro país, AMIA repudia enérgicamente lo sucedido e informa que:

– No ha avalado ninguna ceremonia religiosa desde que se inició la pandemia.

– Ningún evento de estas características puede ser realizado, atento al decreto que se publicó en el Boletín Oficial el 19 de marzo pasado.

– El cuidado de la salud y el respeto por las normas que se establecieron deben ser la prioridad absoluta de la sociedad en su conjunto.

– Bajo ninguna circunstancia puede ponerse en riesgo la vida propia y la de los demás.

– Las violaciones a la cuarentena que se han registrado no se condicen con la actitud de total responsabilidad que la mayoría de la comunidad judía organizada está implementando desde el inicio de la pandemia.

-Hoy más que nunca las medidas dictadas por las autoridades sanitarias tienen que extremarse en pos de cuidar la salud de todos.

-Proteger la vida propia y la de nuestros prójimos es un mandato que no puede ser desobedecido ni ignorado.

SEGUÍ LEYENDO: