“Queremos salvar a otros”: vencieron al coronavirus y ahora donan su plasma a los enfermos

Argentina ya cuenta con un protocolo para usar el plasma para ayudar a pacientes a combatir la infección. Rafael y Marisol, participaron del programa y compartieron en detalle el proceso desde el inicio hasta el final

cotano@infobae.com
La Argentina ya cuenta con protocolos para aplicar plasma a los enfermos de coronavirus
La Argentina ya cuenta con protocolos para aplicar plasma a los enfermos de coronavirus

“Este es mi pequeño aporte solidario en el medio de esta pandemia, que en mi caso fue una tragedia”, admite Rafael Vásquez Rivera, que hace dos semanas recibió el alta definitivo, luego de 21 días de internación tras haberse contagiado de coronavirus. No dudo en volver a un centro de salud, pero esta vez con un gesto que podría salvar varias vidas.

Rafael tiene 51 años, es gestor cultural y no solo tuvo que luchar para curarse, sino que además atravesó dos pérdidas muy cercanas mientras estaba hospitalizado en Merlo. Había viajado a Los Ángeles para estudiar y pasar seis meses con su familia. Emprendió el regreso a la Argentina el 15 de marzo y, pocos días después de haber llegado, se enteró de que su tía había muerto por COVID-19. También su prima, el esposo, su madre y él estaban contagiados. Ingresado en un hospital de Merlo supo que su mamá se moría a 10.000 kilómetros.

“Decidí donar mi plasma ya que generé anticuerpos contra el SARS-CoV-2. Saber que esto podría curar pacientes es una manera de resignificar lo que tuve que atravesar en este últimos meses. Una forma de mitigar tanto dolor. Es increíble como ciencia puede obrar por la solidaridad", dice.

EL 18 de abril se anunció en el Boletín Oficial la resolución 783/2020 del Ministerio de Salud para creación de un registro de potenciales donantes de plasma, de una lista de ensayos clínicos y la puesta en marcha del programa en seis centros de gestión estatal y dos de gestión privada del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). "Este es un proyecto a mediano plazo, que requiere contar con más de mil pacientes”, detallaron desde la cartera que lleva adelante Ginés González García.

El CEMIC es uno de los centros de salud que ya empezó aplicar plasma de pacientes recuperados de COVID-19. Como Rafael, que ya generó inmunidad -aunque eso no garantiza un posible contagio- y quiso participar. Vázquez Rivera quiso compartir el paso a paso del trámite con Infobae “Es sencillo pero largo", aclara. Lo primero es firmar el acuerdo de consentimiento de 9 hojas. Una vez finalizado el trámite, lo trasladaron a la sala de hemoterapia. "Allí en una camilla, primero te extraen la sangre, luego lo pasan por una centrifugadora para obtener el plasma y finalmente te introducen los glóbulos rojos. Eso lo puede hacer dos veces, en total estuve cuatro horas”.

Los requisitos necesarios para hacerlo son: tener entre 18 y 65 años y estar clínicamente recuperado de la infección, demostrándolo con el resultado de una muestra negativa viral en el hisopado nasal.

Rafale donó previamente en Conicet para los kit de detección temprana
Rafale donó previamente en Conicet para los kit de detección temprana

El plasma es una parte de la sangre que queda cuando, al extraerla, decantan los glóbulos rojos y blancos. La parte líquida, sin células, que suele ser de tono amarillo, es el plasma. “Cuando una persona se infecta con un virus, patógeno o microorganismo que lo enferma –explicó la bióloga química Laura Bover –, la primera respuesta parte del sistema inmune. Este produce anticuerpos con las células de los glóbulos blancos. Estos pueden infundirse en otros pacientes para ayudar a combatir la infección".

Esta técnica ya se ha aplicado de forma exitosa para detener brotes de sarampión, paperas o incluso, otros tipos de coronavirus, como el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS).

Marisol San Román, de 25 años, conocida como la paciente 130, estuvo internada por lo menos cuatro veces. Tuvo problemas respiratorios, sintió asfixia y su temperatura corporal llego a superar los 40 grados. También participó de la donación. “Estoy feliz de haberlo hecho y saber que mi plasma será usado para tratar a los convalecientes”, le cuenta a Infobae.

“En las primeras semanas de tratamiento por coronavirus, mi médico, el doctor Villar, me envió un flyer del CEMIC contando sobre la donación de plasma para pacientes convalecientes. ‘Es importante que una vez que te recuperes puedas ayudar a otros que la están pasando mal’, me dijo. Todavía faltaban varias semanas para que llegue el momento en que pudiese donar, pero entendí que era importante. La segunda persona en hablarme de eso fue Juan Comas, baterista de Las Pastillas del Abuelo. Cuando le conté que estaba esperando mi último hisopado su pregunta fue: ‘¿Vas a donar plasma?’. Mi respuesta fue un rotundo sí”, recuerda.

Marisol durante el proceso de donación que se realizó en el CEMIC
Marisol durante el proceso de donación que se realizó en el CEMIC

Pero, al mismo tiempo, Marisol advierte que “si no me lo hubiese contado él medico que me acompañó en el proceso, ni me lo hubiese recordado el artista de mi banda preferida, no me habría enterado de lo que es la donación de plasma, ya que en ningún momento del protocolo ninguno de los médicos que me atendió ni en los dos hospitales que me trataron, me lo mencionaron jamás. Es un tema que se habla poco, que tiene poca difusión”.

Para hacerlo, debió trasponer varias puertas: “En primer lugar te piden que te hayas recuperado de la infección y contar con los análisis PCR que hayan negativizado (es decir tener uno positivo y luego dos pruebas PCR negativas). Eso genera problemas desde el inicio, ya que dependiendo de la jurisdicción del hospital que atendió al paciente, puede haberle dado el alta médica con un solo test PCR negativo, y en estos casos el CEMIC se encarga de realizar el segundo test. En segundo lugar te piden que completes un largo formulario, como una declaración jurada, en el que tenés que contar todas las infecciones y enfermedades que tuviste, enviar los análisis que te realizaron durante la internación y los estudios médicos que dispongas. Desde ese momento, el caso pasa a ser evaluado por un grupo de médicos que determina si sos un posible donante de plasma. En tercer lugar, una vez aprobado el caso, pasás a estar en una lista de espera de donantes de plasma, y te asignan una fecha que depende de tu estado de salud: te piden que hayas pasado 14 días sin ningún síntoma del coronavirus”.

“El día 15 de abril mandé mi solicitud por mail. Me contestaron rápidamente, me enviaron los formularios, y luego se contactó telefónicamente una médica del hospital. Me contó lo que era el proceso, y que durante el primer mes después de dar negativo tenés los anticuerpos de COVID-19 altos y ése es el momento justo para realizar la donación de plasma. Me explicó que en un brazo te sacan sangre, y en el otro te hacen una transfusión con tu misma sangre, y en el medio de todo eso una máquina se encarga de extraer el plasma. Dudo que haya sido la conversación más linda que haya tenido en mi vida, pero de todo eso me quedo con lo que más me ilusionó del llamado: se puede salvar hasta 3 vidas de pacientes en grave estado con una donación".

Donación de plasma


Fiel a su estilo alentó a otros recuperados hacerlo: "No tengan miedo no duele nada, te quedás un rato acostado en la camilla relajado, y listo”, explico en un breve video que ilustra parte del proceso de extracción y luego transfusión. “Si me lo permiten en dos semanas, volveré a repetirlo”.

El ministerio de Salud, creó un Registro Único de Ensayos Clínicos que le permita al Ministerio de Salud conocer la totalidad de los ensayos que adopten el Protocolo, tanto en el subsector estatal como privado, para así poder compartir resultados.

infobae-image

Desde que empezó la pandemia, más de 2.600 enfermos de COVID-19 han recibido en EEUU plasma de personas que ya superaron la enfermedad, de acuerdo a un reporte del periódico Milwaukee Journal Sentinel. Y, según los investigadores, hasta ahora las pruebas son esperanzadoras, ya que no se han registrado efectos nocivos o problemas de seguridad.

Vázquez Rivera quiere visibilizar la campaña de donación voluntaria puesta en marcha por Ministerio de Salud: "Por suerte en la Argentina ya hay más de 1429 casos de recuperados, sin embargo todavía son pocos los que participaron de este procedimiento que podría detener la crisis sanitaria. No teman, vayan a donar”.

SEGUÍ LEYENDO:

La OMS recomendó a los países analizar posibles casos de coronavirus ocurridos antes del inicio oficial de la pandemia


MAS NOTICIAS