(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

Amantes furtivos, apostadores de caballos, pescadores rebeldes y amigos con ganas de jugar un partido de fútbol o de comer un asado fueron algunos de los “motivos” que argumentaron los desobedientes sorprendidos por las fuerzas de seguridad en distintos puntos del país, incumpliendo el aislamiento social decretado por el Gobierno el pasado 20 de marzo por la pandemia del coronavirus.

Uno de los casos ocurrió en la ciudad pampeana de General Acha, donde una mujer fue detenida por la policía a bordo de un auto sin el permiso para circular. Cuando se requisó el vehículo, en el baúl encontraron a un joven, con el que la conductora mantenía un romance.

Ambos fueron trasladados a la comisaría de la zona, donde se ordenó el secuestro del coche, se inició una causa judicial a la mujer y el joven quedó detenido por reincidente.

En tanto, una situación parecida se registró en la ciudad de Bariloche, cuando un hombre y una mujer fueron detenidos mientras se hallaban en un sitio conocido popularmente como “Villa Cariño”, manteniendo relaciones sexuales dentro de un auto.

En la ciudad rionegrina de Viedma, un vecino fue a pescar en camioneta al balneario Los Pocitos, en Carmen de Patagones, violando así la cuarentena obligatoria. Sin embargo, la corriente avanzó y arrastró su vehículo sin que nadie pudiera auxiliarlo, ya que en la zona los vecinos sí respetaban el aislamiento obligatorio.

A su vez, en Bahía Blanca la policía local detuvo a dos pescadores en “La Quema”, un sector del río de la costa local. Al momento de ser sorprendidos, los pescadores dijeron que “sabían que estaba vigente la medida de aislamiento, pero a pesar de ello salieron a pescar”, según explicaron fuentes oficiales.

Además de ser trasladados a la comisaría, los hombres debieron dejar los vehículos con los que se habían movilizado.

En Reconquista, Santa Fe, dos hombres fueron detenidos por realizar carreras de caballos en el barrio “La Cortada”; mientras que en Mendoza una pareja terminó en la comisaría porque circulaba sin permiso y llevaba ocultos a sus dos hijos en el baúl del auto, después de asistir a un asado familiar.

También en Mendoza, personal policial que patrullaba la Ruta 171 observó un vehículo estacionado entre unos árboles, en medio de la oscuridad, y debió pedirle explicaciones a un sacerdote que salía del auto. En el mismo coche estaba una mujer de 39 años a la que, según explicó el religioso, le estaba dando asistencia espiritual, ya que tenía problemas familiares.

(Lihue Althabe)
(Lihue Althabe)

Ambos fueron trasladados a la seccional por infracción al artículo 205 del Código Penal, que contempla el delito de violación de medidas oficiales para impedir la introducción o propagación de epidemias.

En Neuquén, por su parte, un hombre fue descubierto por la policía en el baúl de un vehículo que era conducido por otro, cuando intentaban ingresar a la ciudad procedente de la vecina Cipolletti, en la provincia de Río Negro.

En Chubut, las razones expuestas por las personas ante las detenciones fueron compendiadas por los efectivos policiales: “necesito cargar combustible” o “tengo que hacer deporte por prescripción médica y por eso ando en bicicleta”.

Pero el caso que más repercusión tuvo en este distrito fue el que protagonizó el director del Ministerio de Familia de la delegación Esquel, Pablo Leuful, cuya designación fue dejada sin efecto después de que fuera detenido en su vehículo, en compañía de otro joven, consumiendo bebidas alcohólicas.

En Jujuy, se registraron dos operativos de idénticas características en los que se demoró a sendos grupos de jóvenes por encontrarse jugando al fútbol en espacios públicos en plena cuarentena obligatoria: uno en el polideportivo del barrio 23 de agosto de Humahuaca y el otro en la ciudad de Libertador General San Martín.

En Catamarca, cuatros personas fueron arrestadas por personal policial cuando rompieron el aislamiento para pasear en bicicletas en cercanías al dique de Las Pirquitas, en el departamento catamarqueño de Fray Mamerto Esquiú.

Por último, en Santiago del Estero, un motociclista fue detenido por participar junto con otras personas de carreras ilegales en la ruta provincial número 5. Los vecinos del Tramo 16 de la ciudad de La Banda alertaron al personal policial por la presencia de personas montadas en motos que se habían dispuesto a realizar carreras, “aprovechando” el poco tránsito producto de la cuarentena.

Seguí Leyendo: