El "ruidazo" contra la violencia de género se vivió en las redes. Algunas usuarias compartieron videos y fotos en sus cuentas.

Ruido. Ruido que representa el silencio de las mujeres encerradas con su agresor. Entre el 20 y 29 de marzo, se produjeron al menos seis nuevos asesinatos y se incrementó en un 60 % los llamados a la línea 144 en pedido de auxilio, según reveló un observatorio. El aberrante femicidio de Cristina y su pequeña hija de 7 años provocó que, una vez más, el reclamo teñido de furia se hiciera presente porque la violencia machista no está en cuarentena.

La convocatoria llegó desde el colectivo Ni Una Menos, MuMala, La Casa del Encuentro y distintas ONG, sindicatos y grupos de todo el país replicaron. El pedido fue salir a los balcones, asomar por las ventanas y manifestarse por medio de ruidos y acompañar a esos gritos y avisar que, en estos casos, el aislamiento preventivo para no contagiarse del virus COVID-19 le significa a muchas mujeres estar en jaque.

Cristina Iglesias y su hija Ada.
Cristina Iglesias y su hija Ada.

Así fue para al menos seis mujeres. El pasado sábado 28 de marzo, encontraron sin vida el cuerpo de Cristina Iglesias y el de su hija Ada, de 7 años, ambas estaban desaparecida desde el jueves 26. La madre estaba debajo de una manta; encima y abrazando a la mujer, la niña. Ambas debajo de una tonelada de tierra en el patio de su propia casa. Fueron unos perros utilizados durante un operativo de búsqueda los que dieron con ellas. Fueron apuñaladas en el cuello. Tras el hallazgo, Abel Romero, el hombre que vivía con Cristina desde hacía dos meses y con quien había pasado los días de aislamiento, fue detenido durante esa misma tarde.

Durante el mediodía de este lunes, Romero fue interrogado por el fiscal Jorge Grieco. Durante una hora y media dio detalles escalofriantes y confesó el brutal crimen. Fue acusado de doble homicidio agravado por alevosía, vínculo y violencia de género.

“Cuarentena, sí; violencia, no”, el reclamo que acompañó el “ruidazo”

El reclamo compartido por al agrupación feminista @LasRojasOficial
El reclamo compartido por al agrupación feminista @LasRojasOficial

Sobre sus balcones, asomadas a las ventanas, como pudieron, miles de mujeres en todo el país se manifestaron en el “ruidazo” convocado desde la noche del último domingo para volver a reclamar #NiUnaMenos, #BastaDeMatarnos, #CuarentenaSiViolenciaNo.

Algunos minutos fueron más intensos; otros, menos. No había voces, simplemente sonidos que hacían saber que allí se estaban manifestando las mujeres, una vez más, cuando la tasa de femicidios se sigue elevando y ahora se agrava por el encierro al lado del agresor.

@_m3lisa
@_m3lisa

Desde el movimiento de mujeres MuMaLá (Mujeres de la Matria Latinoamericana) aseguraron que “somos el grito de las que ya no tienen voz #Ruidazo”. Lo hicieron junto a un video en el que hacían sonar una palangana azul delante de un cartel que dice: #EmergenciaNiUnaMenos.

La convocatoria se hizo viral desde las redes y en la mayoría de los barrios porteños, como Colegiales, Villa Crespo, San Telmo, Abasto y Almagro, entre otros, el ruido se sintió y, una vez más, el reclamo por las vidas de las mujeres asesinadas en los últimos días y contra todo tipo de violencia machista.

El reclamo compartido por al agrupación feminista @LasRojasOficial (@LasRojasOficial)
El reclamo compartido por al agrupación feminista @LasRojasOficial (@LasRojasOficial)

“Esta pandemia agravó la violencia de género y acortó las horas en lo que transcurren los femicidios”, dice el reclamo de la usuaria @soolamante en su cuenta de Twitter en el que, además pide “presupuesto para refugios, subsidio para las mujeres que dependen económicamente de su pareja. Atención psicológica y jurídica garantizada por el Estado”.

Por su parte, la usuaria @maiapauro se preguntó: “¿Cuántas mujeres están hoy encerradas con sus agresores? El machismo no está nunca en cuarentena”.

“Desde que empezó el aislamiento social obligatorio por la cuarentena para prevenir y disminuir los efectos del Coronavirus se registaron seis femicidios. En el conteo del Observatorio Ahora que sí nos ven se registran los asesinatos desde el 20 al 29 de marzo (que se cometieron en esas fechas) y sin incluir tres casos que todavía no están confirmados como femicidios (porque se trataría de suicidios o muertes en ocasión de robo) en Santa Fe, Salta y Río Negro”, escribió Luciana Peker, periodista de este medio.

Entre la triste lista de nombre, además de Cristina y su pequeña Ada, está Claudia Repetto, asesinada por Ricardo Rodríguez en Mar del Plata por su pareja el 1 de marzo, pero que su cadáver se encontró el sábado 28 de marzo enterrado en la zona de los acantilados.

La cuarentena se extendió hasta que finalice la Semana Santa y, en ese contexto, por iniciativa conjunta entre el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD) y la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), desde el miércoles 1 de abril aquellas personas que sufran violencia de género podrán acercarse o llamar a la farmacia del barrio, o de confianza, y pedir un “barbijo rojo”, éste es el código para pedir ayuda durante el aislamiento.

Cómo denunciar

-En las farmacias, llamando o pidiendo “un barbijo rojo”. Quien atienda el pedido se comunicará con la línea 144 para epdir ayuda.

-Las personas en situación de violencia pueden comunicarse vía WhatsApp a los números 11-2771-6463, 11-2775-9047 y 11-2775-9048

-Por correo electrónico a linea144@mingeneros.gob.ar.

Seguí leyendo: