La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) habilitó a otras compañías aéreas a repatriar argentinos que se encuentran varados en distintas ciudades del mundo por la pandemia del coronavirus. Hasta el momento, esa posibilidad estaba restringida exclusivamente a Aerolíneas Argentinas, sin embargo las autoridades entendieron que la cantidad de personas que buscan alternativas para retornar al país excede largamente la capacidad operativa de la aerolínea de bandera.

Las empresas también tendrán la posibilidad de transportar a los extranjeros que quedaron retenidos en la Argentina como consecuencia del cierre de fronteras anunciado por el presidente Alberto Fernández el fin de semana pasado.

En el marco de las excepciones que incluye el decreto que declaró la emergencia sanitaria y en acuerdo con todas las autoridades involucradas, el organismo estableció una dispensa a la prohibición de realizar vuelos y especificó cuáles son los requisitos que deberán reunir las firmas que soliciten autorización.

Las compañías deberán pedir una autorización especial en la que deberán acreditar no sólo los datos habituales de la operación, sino también el listado completo de pasajeros con copia de documentos de sus respectivas nacionalidades.

En caso de que el transporte solicitado tuviera como finalidad, aun parcialmente, el traslado de personas afectadas por contagio del virus COVID-19, la empresa deberá asimismo dar cumplimiento de los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud de la Nación y a conformarse con las instrucciones sanitarias o médicas adicionales que se estimen necesario aplicar”, se puntualizó en los anexos que fijaron los requisitos.


El domingo por la noche, luego de reunirse con el gobernador Axel Kicillof y el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, el presidente Alberto Fernández anunció el cierre de las fronteras para evitar más casos importados del virus que nació en China y mantiene en vilo al planeta. A la par, precisó que Aerolíneas Argentinas organizará vuelos para repatriar a los argentinos que quedaron varados.

Pese a los esfuerzos de la compañía aérea para trasladar a la mayor cantidad posible de pasajeros, hay miles de argentinos que todos los días colman las embajadas y consulados del mundo pidiendo asistencia. De acuerdo a un cálculo de la Cancillería en base a datos aportados por 55 oficinas diplomáticas alrededor del mundo, se cree que hay 23 mil personas varadas cuyos pasajes de regreso fueron cancelados.

A partir de la resolución conocida hoy, tendrán otras alternativas para poder viajar. A la inversa, los turistas extranjeros que se encuentran retenidos en el país tendrán nuevos canales para regresar a sus países.

Seguí leyendo