La DGE de Mendoza implementó un nuevo protocolo para respetar la identidad de género de los estudiantes
La DGE de Mendoza implementó un nuevo protocolo para respetar la identidad de género de los estudiantes

Todas las escuelas de la provincia de Mendoza deberán inscribir y nombrar a los alumnos de acuerdo a su identidad de género autopercibida. Se trata de una iniciativa del área de Diversidad Sexual provincial para atender el reclamo de los estudiantes que, con o sin su Documento Nacional de Identidad y su partida de nacimiento rectificados, tenían problemas para anotarse en la escuela.

Por ese motivo, la Dirección General de Escuelas (DGE) presentó el “Protocolo y modelo de resolución para Modificación de Identidad” donde se establecen los pasos a seguir en los establecimientos para respetar la identidad de los alumnos y “garantizar derechos, promoviendo la eliminación de discriminación por orientación sexual y/o identidad de género o su expresión”.

En primer lugar, la nueva resolución publicada este martes en el Boletín Oficial, establece que una declaración escrita, con la conformidad del progenitor o representante legal del estudiante -en caso de los menores de 18 años- es suficiente para las autoridades y el personal educativo para utilizar el nombre “de pila, uso social o autopercibido” del estudiante para todos los actos, inscripciones de ingreso anuales, lista de presentes, notas personales, citaciones y todo lo relacionado al uso cotidiano.

Sin embargo, para emitir certificados analíticos incompletos o completos, así como también cualquier otra documentación oficial de acreditación de estudios, sí se debe presentar copia del DNI con la rectificación prevista en la ley Nacional Nº 26.743 de Identidad de Género, sancionada en mayo del 2012.

Pero fuera de esa documentación, el protocolo es claro: “En aquellas circunstancias en que el/la estudiante deba ser nombrada/o en público deberá utilizarse únicamente el nombre de pila de elección que respete la identidad de género adoptada”. También se destaca que las escuelas podrán permitir la utilización de vestimenta acorde a la identidad autopercibida.

La medida busca evitar la discriminación y garantizar derechos (Shutterstock)
La medida busca evitar la discriminación y garantizar derechos (Shutterstock)

Beatriz Della Savia, directora de Educación Privada que intervino en la redacción del protocolo, recordó que ya existía una resolución previa al respecto pero que, como el texto no era suficientemente claro, el trámite administrativo se demoraba mucho. Ahora, en cambio, el trámite en todos los niveles de enseñanza “no tiene que durar más de entre 15 y 20 días”.

“Hay personas que a lo mejor están haciendo un camino y que comiencen a llamarlos como se autoperciben es un proceso previo a una decisión más definitiva y registral que suele darse cuando la persona supera el proceso”, explicó respecto de la iniciativa que permite que incluso antes de modificarsu DNI, los alumnos puedan ejercer su nueva identidad en el ámbito escolar. Se trata de “respetar los tiempos” de cada estudiante

El nuevo protocolo también autoriza a las autoridades educativas a emitir un nuevo certificado analítico como un duplicado o acreditación de estudios para que se adecúe a los datos del DNI rectificado. “Personas adultas que han abandonado sus estudios y han cambiado su género pero cuando quieren retomarlos se encuentran con que su documentación escolar anterior no coincide con su género actual, ahora van a poder cambiarla sin demoras”, comentó al diario Los Andes.

Fernanda Urquiza, coordinadora de Diversidad Sexual del Gobierno de Mendoza e impulsora de la iniciativa, contó que la resolución se trabaja hace aproximadamente un año y que surgió también a partir del desconocimiento de docentes y autoridades sobre cómo proceder. “Nos basamos en una decisión del Consejo Federal de Educación de la Nación para que no se siguieran vulnerando los derechos de las personas trans”, indicó.

El protocolo publicado este domingo también incluye un apartado de actuación para que la comunidad educativa actúe correctamente en situaciones de adopción, reconocimiento filiatorio, adición, modificación o supresión de apellido, lo que también podía llegar a demorar de varios meses a un año.

SEGUÍ LEYENDO: