El video del momento del accidente

Cuatro personas perdieron la vida y otras dos quedaron gravemente heridas a raíz de un trágico accidente en el que un automóvil chocó contra un árbol en la ciudad de Quilmes.

El hecho ocurrió pocos minutos después de las 6.30 de la mañana en la avenida San Martín, entre las calles Los Andes y Fierro, cuando un Renault Clío negro mordió uno de los cordones de la vereda y terminó por incrustarse con una de las palmeras ubicadas a metros de la estación de tren Don Bosco, de la Línea Roca.

El auto se dirigía en el sentido desde Quilmes y según los vecinos de la zona, al momento del impacto se sintió el ruido similar al de una explosión.

Al lugar acudieron de inmediato personal del SAME, de Bomberos Voluntarios de Bernal y de Defensa Civil local. Una vez llegados, se encontraron con la terrible escena.

El accidente provocó la muerte de cuatro jóvenes

Al realizar los primeros análisis, los especialistas médicos comprobaron que dos personas habían perdido la vida en el acto: se trata del conductor, de iniciales S.I.S., de 26 años, quien era efectivo de la Policía Federal y estaba de licencia, y una mujer, F.D.R., de la misma edad. Una tercera víctima fatal, M.V.G., de 27 años, murió camino al Hospital Iriarte de Quilmes.

Con el correr de las horas, R.I.V., de 27 años, perdió la vida en el Hospital de Wilde. Su situación era comprometida: había ingresado de urgencia con un cuadro de múltiples facturas inferiores, politraumatismo de cráneo cefálico neumotórax y trauma cerrado en abdomen.

Los otros dos ocupantes del vehículo, una mujer y un hombre, sufrieron serias heridas y quedaron en grave estado.

Fuentes de la investigación precisaron a Infobae al mismo nosocomio de Quilmes fue trasladado F.G, para ser intervenido quirúrgicamente. Por su parte, a N.C.C., una joven de 26 años que tuvo fracturas expuestas sobre sus brazos y piernas, la llevaron a un sanatorio privado de la zona, donde se encuentra en estado reservado.

Aún se desconoce cuál fue el motivo de la pérdida de control del auto por parte del conductor. Una de las primeras hipótesis es que el conductor del auto quiso esquivar una alcantarilla que no poseía tapa en el medio de la calle. Esa falla existe, según los vecinos, desde hace un mes y medio y los propios lugareños indicaron que presentaron denuncias para que se arregle el problema. De hecho, la solución precaria que implementaron los propios vecinos fue ponerles ramas de árboles en ese agujero.

La causa quedó en manos de la Fiscalía 9ª de Quilmes. Algunos representantes de esa oficina junto a personal de la Policía Bonaerense decomisaron varios objetos que se encontraban dentro del vehículo. Según los vecinos, había más de tres botellas de alcohol en el interior del Renault Clio.

SEGUÍ LEYENDO: