No habrá subtes ni premetro entre las 13 y las 17 (foto de archivo: Lihueel Althabe)
No habrá subtes ni premetro entre las 13 y las 17 (foto de archivo: Lihueel Althabe)

Finalmente, y luego de una reunión en la Subsecretaría de Trabajo, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) anunció la realización de un paro en las seis líneas de subte y el Premetro.

De esta manera, los metrodelegados paralizarán el servicio de subterráneos entre las 13 y las 17 horas en reclamo del nombramiento del personal correspondiente para trabajar en las boleterías de las estaciones Catalinas y Correo Central Norte, de la línea E, y exigiendo que se mejoren las condiciones de seguridad en todo el ámbito laboral.

Al termino del encuentro, el delegado Néstor Segovia fue más allá y amenazó con volver a parar el servicio este mismo sábado. Enérgico, aseguró: "A partir de ahora tenemos cuatro horas de paro y si tenemos que continuar mañana, lo vamos a hacerNi en pedo va a quedar un solo trabajador del subte en la calle.  Que se vayan a cagar, nosotros vamos a defender los puestos de trabajo".

(foto de archivo:  Télam)
(foto de archivo:  Télam)

"Los servicios de subterráneos tienen hoy la peor frecuencia y trenes de más de 50 años, sin escaleras mecánicas ni seguridad. Ante instalaciones deplorables y formaciones que se incendian, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires insiste en inauguraciones y en extender la actividad sin nuevos trenes. Es necesario declarar la emergencia en la línea E", sostuvieron desde el sindicato liderado por Roberto Pianelli.

En contraste, Metrovías, que tiene la concesión del servicio, rechazó el reclamo y aseguró que es injustificada. "La dotación de dicha línea se encuentra completa con las necesidades operativas".

La empresa recordó que con la apertura de las tres nuevas estaciones (Correo Central, Catalinas y Retiro) de la Línea E "se generaron más de 120 nuevos puestos de trabajo y se promovieron más de 100 colaboradores de la compañía. Para ello, se designaron Asistentes de Productos y Servicios Principal, un puesto de mayor jerarquía y mejor remuneración que el boletero tradicional. Este esquema de trabajo tiene como objetivo responder a las demandas de los usuarios de recibir asistencia y orientación en su experiencia de viaje".

Por su parte, Eduardo Montmollin, presidente de Sbase (la empresa estatal a cargo de controlar el subte) aseguró que "Son muy confusas las razones de este nuevo paro, lo que nos hace dudar sobre sus verdaderos motivos". "Nuevamente toman de rehén al pasajero alegando que lo hacen para cuidar la fuente laboral, cuando sólo por la apertura de las tres nuevas estaciones de la línea E se cubrieron más de 120 puestos de trabajo nuevo y se promocionaron a 100 empleados a puestos de mayor responsabilidad", agregó.

"Esperamos que recapaciten y entiendan que los ingresos de personal que estamos generando en el subte significan un esfuerzo enorme de los vecinos que son finalmente quienes con sus impuestos lo hacen posible", concluyó.

Medidas anteriores

Los metrodelegados llevaron a cabo distintas medidas de fuerza a lo largo del último mes con el objetivo de visibilizar sus reclamos. El 2 de septiembre liberaron los molinetes en la estación Federico Lacroze de la línea B, por la presencia de asbesto en la red de subterráneos.

El miércoles 28 de agosto, en tanto, amenazaron con parar todas las líneas por un reclamo que hoy se reitera: la contratación de personal de boletería en las estaciones Catalinas y Correo Central de la línea E. Luego de ser convocados por el Gobierno porteño ese día, el gremio confirmó que suspendía la medida de fuerza.

Tampoco hubo servicio en ninguna de las líneas durante dos horas -de 5:30 a 7:30- por la mañana del 13 de agosto. En ese caso, el fundamento fue el "vaciamiento del sector comercial, la eliminación de categorías y la flexibilización laboral".