Un edificio en construcción de 8 pisos se derrumbó sobre la colectora de la General Paz

El hecho se produjo a la 1.40 de la madrugada, a la altura de Sáenz Peña, 3 de Febrero. No hubo víctimas

Un edificio de ocho pisos en construcción se derrumbó esta madrugada sobre la colectora de la avenida General Paz, en la zona de Sáenz Peña, 3 de Febrero; según las primeras informaciones, no hubo víctimas mortales ni heridos. En este momento, trabajan en la zona efectivos de Defensa Civil.

El hecho ocurrió a la 1.40 de la mañana en una estructura construida en una especie de manzana entre la avenida General Paz y las calles Estocolmo y América. En pocas horas, se pudo acceder a las cámaras de seguridad de uno de los edificios de la zona y observar cómo se produjo el derrumbe. De acuerdo con el testimonio de los vecinos más cercanos, se sintió cómo temblaron todas las casas de la zona.

Según pudo averiguar Infobae, el edificio pertenecía a la empresa constructora Creol SRL. Tenía los planos aprobados en noviembre de 2015 y su última inspección había sido el 10 de mayo de este año. Originalmente, la obra había sido autorizada para diez pisos gracias a una habilitación temporal, pero luego se determinó que se construyeran ocho plantas, de acuerdo a reglamento.

Como consecuencia del accidente, quedó absolutamente interrumpido el tránsito de la colectora de General Paz en la mano provincia.

"Inmediatamente después del derrumbe, se activa el sistema de emergencia municipal, lo que nos hace a nosotros poder desplegar a personal de Defensa Civil, Tránsito, bomberos y el sistema de seguridad. Posterior a eso, pudimos iniciar las tareas de rescate con tres brigadas de perros especialmente entrenados. Eso ya terminó, sin encontrar víctimas debajo de los escombros", afirmó el secretario de Seguridad de 3 de Febrero, Juan Manuel Lucioni, ante diversos medios.

El funcionario detalló que la obra estaba bastante avanzada y que, si bien en los planos se había aprobado a excepción una construcción de 10 plantas, una vez asumida la intendencia de Diego Valenzuela en 3 de Febrero, tuvo que adecuarse a reglamento.

"La obra fue inspeccionada diez veces para constatar su adecuación al plano. Es importante destacar que desde nuestro lugar solo se puede controlar que la obra esté adecuada a plano. Los cálculos técnicos corresponden exclusivamente a la empresa constructora", agregó Lucioni.

Los segundos previos al derrumbe
Los segundos previos al derrumbe

Según el funcionario, ahora se espera la autorización de la fiscalía para comenzar con los trabajos de remoción de escombros. Se trabajará en conjunto con personal de Defensa Civil de la Ciudad de Buenos Aires y también se recibirá ayuda por parte de la empresa constructora.

Luego, será hora de la realización de los peritajes para determinar las causas del derrumbe y ya se encauzará el caso en el ámbito judicial para establecer las consecuencias legales por lo sucedido.

"Primero se escuchó un estruendo terrible. Como si hubiese explotado una bomba. Terrible. Vibró todo. Salimos y lo primero que se veía era toda niebla. Después se empezó a escuchar que algunos de los vecinos preguntaban si había alguien atrapado. Es increíble lo que pasó", relató un vecino que vive en una de las casas linderas al edificio siniestrado.

Asimismo, el propio intendente de 3 de Febrero, Diego Valenzuela, aseguró que llegó al lugar poco después de las 2 de la mañana y de inmediato se puso al mando de las operaciones.

"Lo que nos sorprendió fue la caída de un edificio que estaba en la etapa final de su construcción. Rápidamente llamé a la fiscalía general y nos pusimos a trabajar sobre lo sucedido", dijo Valenzuela al periodista Luis Novaresio en radio La Red.

"Uno intuye que hubo un error de cálculo de ingeniería de los profesionales que trabajaron en el tema. Esto viene de la etapa de (Hugo) Curto. Era un edificio de 10 pisos, que nosotros lo bajamos a la normativa del barrio porque yo no apruebo edificios que no sean reglamentarios", completó.

SEGUÍ LEYENDO:

Mercado Libre cumple 20 años: el ídolo de Galperin, los ciervos cordobeses, la guerra con DeRemate y otras perlitas de la empresa más valiosa de país