Los porteños recuperaron más de $91 millones durante 2018 tras llegar a acuerdos beneficiosos en las audiencias de conciliación con las empresas involucradas, informó Defensa del Consumidor de la ciudad de Buenos Aires.

El organismo recibió 20.882 denuncias y de ese total unas 15.403 requirieron la celebración de mediaciones. En ese marco, se alcanzaron 11.778 acuerdos con un valor promedio negociado de $7.774 pesos por cada denuncia, lo que resultó en un volumen de $91.563.938.

Ese dinero retornó -por ejemplo- en reparaciones de electrodomésticos que inicialmente habían sido negadas, en el reconocimiento de promociones y en la devolución de importes cobrados indebidamente en resúmenes de tarjetas de crédito.

Los servicios bancarios y financieros encabezan el ranking de rubros más denunciados, con un incremento del 8,21% respecto a igual período de 2017. En total, los vecinos presentaron 3.384 denuncias y el principal dolor de cabeza para los porteños son las tarjetas de crédito. Estos reclamos llegan al 65%, y en menor medida irregularidades con las cajas de ahorros y préstamos personales.

Mariana González es vecina de Villa Crespo y una de las damnificadas por una entidad bancaria que le envió a su domicilio una tarjeta de crédito que ella nunca había gestionado y luego le cobró un cargo mensual de $120 por la contratación de un servicio con la tarjeta que jamás había solicitado.

Desde el organismo porteño explicaron que no pueden facturarse en el resumen servicios que no hayan sido contratados y aceptados previamente. "Los emisores de tarjetas de crédito pueden facturar sólo aquellos servicios que han sido convenidos previamente con el titular", afirmó Vilma Bouza, Directora de Defensa al Consumidor, que depende de la Secretaría de Atención Ciudadana.

"Los consumidores tienen 30 días para rechazar ante la entidad emisora un gasto desconocido mediante una nota, en caso de que la respuesta sea negativa, Defensa al Consumidor podrá recibir la denuncia y citar a una audiencia al vecino y al banco", explicó Bouza.

Otra problemática planteada por los vecinos es la imposibilidad de rescindir un contrato vigente, más allá de las excusas que pueda plantear una empresa. Lo cierto es que, de acuerdo a la reglamentación, un contrato puede rescindirse en cualquier momento, inclusive si el titular tiene deuda. La finalización del contrato no implica la eliminación de la deuda, que la empresa podrá reclamar por los canales que crea conveniente.

En ese sentido, Defensa del Consumidor advierte que no usar un plástico en el período de un año no significa que la tarjeta se da de baja sola. ¿El motivo? La Ley 25.065 permite la renovación automática del contrato por un nuevo período anual y, por lo general, esa renovación supone un costo. En tal sentido, muchos vecinos se sorprenden cuando después de un año y dos meses reciben por primera vez un resumen con los cargos de renovación cuando jamás hicieron una compra y hasta quizás se hayan olvidado que alguna vez solicitaron el plástico.

En el segundo lugar del ranking se encuentran las empresas proveedoras de televisión por cable que también ofrecen conexión a Internet, con 2.297 denuncias. La principal problemática es el incumplimiento del servicio con un 40,05%, le siguen la imposibilidad de dar de baja el servicio (28%), la sobrefacturación (5,7%) e incumplimiento de la oferta (4,3%), entre otras.

El podio lo cierran las empresas de telefonía celular, con un total de 1.476 denuncias. Los porteños denunciaron en primer término equipos y accesorios defectuosos (20,25%); y en segundo lugar la sobrefacturación (13,82%) y el incumplimiento del servicio (13,61%). Le siguieron la falta del cumplimiento de la promoción (11,44%) y la imposibilidad de dar de baja la línea (7,11%).

Ante cualquier inconveniente con una empresa, el consumidor debe ejercer sus derechos
Ante cualquier inconveniente con una empresa, el consumidor debe ejercer sus derechos

Otra de las principales problemáticas registradas durante el año fueron la sobrefacturación (27,05%), los contratos cautivos (9,64%) y el incumplimiento del servicio (5,67%). Mientras que en el otro extremos se ubicaron las denuncias por publicidad engañosa (4,67%) y el robo y extravío de tarjetas (2,14%).

Para que los consumidores no sean engañados por las empresa, pueden efectuar sus consultas en el Facebook /BAconsumidor y en el Twitter @BAconsumidor. Además, en la línea gratuita 147 y en las Sedes Comunales de la Ciudad se brinda orientación y asesoramiento a los damnificados.

Seguí leyendo: