El gobierno porteño reforzó los operativos de alcoholemia para las fiestas de Navidad y Año Nuevo, con 14 puestos de control adicionales en puntos estratégicos de la Ciudad de Buenos Aires. Estarán ubicados donde se presentan la mayor cantidad de positivos, como las zonas de boliches y bares.

"Realizamos controles de alcoholemia los 365 días del año para que las calles sean cada vez más seguras, y en el marco de las fiestas de Navidad y Año Nuevo reforzamos los puestos de control en nuevos puntos de la Ciudad. Es necesario entender y transmitir que el alcohol y el volante nunca son compatibles", afirmó el secretario de Transporte porteño, Juan José Méndez.

Desde el año pasado, la cartera ministerial aumentó la fiscalización del tránsito pasando de 12 a 25 los puestos rotativos de control durante los fines de semana, lo que produjo una suba de 14% respecto a noviembre de 2017. En total, se incrementaron de 160.406 a 182.842 los operativos.

De acuerdo a los datos recabados, hubo 2.655 (1.4%) controles de alcoholemia positivos, por lo que se mantienen en una cifra estable. La mayoría de los casos detectados (86,5%) fueron hombres.

La reglamentación vigente establece como límite máximo de alcohol tolerado en sangre para vehículos particulares es de 0.5 gr/litro. Para motos, la prohibición está en 0.2 gr/l y 0.5 gr/l en acompañantes; en el caso de los profesionales y principiantes, la tolerancia es cero.

El dosaje promedio de positivos de este año es 0.87 g/l de alcohol; mientras que en 2017 fue 0.85 g/l de alcohol. El mes más alto fue 0,91 g/l, en septiembre.

Los controles de estupefacientes, con respecto al mismo período, aumentaron 24.5% de 2017 (1.643) a 2018 (2.045). Las 3 drogas más comunes detectadas se mantienen: cocaína (105 casos), marihuana (65) y combinadas (37).

Infracciones

Hay varias situaciones que pueden representar sanciones para los conductores. Por ejemplo, la negativa a someterse a un control de alcoholemiaestupefacientes u otras sustancias similares, tendrá una multa de de $3.900 (300 UF) con agravante transporte público $7.800 (600 UF). 

Además, el acompañante de una motocicleta también puede ser sancionado con una suma de $1.300 (UF) por "contribución a conducción peligrosa", en caso que supere los límites permitidos de alcohol en sangre.

Cuando el control de alcoholemia arroja un resultado mayor al permitido, se labra una contravención y se retiene la licencia del conductor. El agente otorga una licencia provisoria por 40 días corridos y se remite el vehículo a una playa de acarreo.

Paso siguiente, se imprimen dos tickets con el resultado del test realizado y se procede al labrado de actas e informes. El presunto contraventor deberá presentarse en la fiscalía dentro de los 5 días hábiles de labrada el acta contravencional para regularizar su situación.

El conductor no puede ceder el volante en caso de ir con un acompañante.

Los conductores pueden sufrir multas si se resisten a los test de alcoholemia.
Los conductores pueden sufrir multas si se resisten a los test de alcoholemia.

Otros datos y estadísticas

Los controles de alcoholemia en la Ciudad se realizan de manera dispersa y discontinua. Como resultado de los operativos en calle en 2017 se realizaron 175.908 controles: 5.001 (2,8%) positivos. En 2018, cuando se duplicaron los puestos de control el año anterior ya aumentaron 63.2% los controles; con un récord de 24.029 en enero de este año.

En el desagregado, durante 2018 hubo 174.832 puestos rotativos estratégicos (2.731  positivos); 6.679 solicitados por siniestros viales (666 positivos) y 1.331 solicitados por viajes de egresados (2 positivos).

En la Ciudad hay un equipo de 2.750 agentes de tránsito que realiza diariamente controles integrales, de alcoholemia, estupefacientes, luz roja, velocidad y casco en motociclistas en lugares estratégicos de la Ciudad, de manera rotativa y cubriendo diferentes turnos. En 2017 se sumaron más de mil efectivos nuevos y se amplió la zona de cobertura junto a la velocidad de respuesta en el distrito.

Los aspirantes a agentes reciben una formación completa con contenidos teóricos y prácticos sobre las disposiciones del Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad. La capacitación tiene una duración de 8 semanas e incluye un programa de 22 materias. Para graduarse, es necesario que aprueben una instancia de evaluación final.

Seguí leyendo: