La galería de exposición de la colección Gómez en su casa museo privado en Nordelta. Capots de autos de alta gama: Ferrarri, Mercedes, Porsche y Pagani intervenidos por artistas
La galería de exposición de la colección Gómez en su casa museo privado en Nordelta. Capots de autos de alta gama: Ferrarri, Mercedes, Porsche y Pagani intervenidos por artistas

Unió dos mundos: el de los autos deportivos de lujo y el de la creatividad del arte. Con una pasión desmesurada y una visión audaz, el empresario Jorge Gómez se convirtió en un ávido coleccionista de obras de arte que dieron vida a un curioso primer museo privado ubicado en Nordelta.

En 650 metros cuadrados sobre el lago del célebre barrio privado de Tigre -diseñados por la arquitecta Gabriela Lago – se alberga la invaluable colección privada de Gómez que incluye más de 50 capots de alta gama intervenidos por artistas como Marta Minujín, Pablo Atchugarry Luis Benedit, Daniela Boo, Andrés Compagnucci, Juan Doffo, Jorge Ferreyra Basso, además de sus tres autos y fastuosas esculturas.

Parte de la carrocería expuesta en su casa-museo de 600 metros cuadrados que solo se accede con invitación
Parte de la carrocería expuesta en su casa-museo de 600 metros cuadrados que solo se accede con invitación

"Nunca me interesó el arte", confesó este aficionado dueño de una fábrica de materiales eléctricos de Lomas del Mirador, que le abrió las puertas a Infobae, de su santuario creado en 2018 para recibir y deleitar a otros con sus obras "fierreras".

Un escultura azul abstracta y otra de Don Quijote dan la bienvenida a esta llamativa construcción, tanto de su exterior como exterior. No es la residencia del coleccionista, sino su lugar de ocio.

La casa construida especialmente para albergar las obras, de estilo moderno dispuesta en dos pisos con dos esculturas que dan la bienvenida
La casa construida especialmente para albergar las obras, de estilo moderno dispuesta en dos pisos con dos esculturas que dan la bienvenida

Dividido en dos plantas, en el lugar sobresalen las paredes blancas, los pisos de mármol, la cocina industrial y una suite con amplio vestidor de diseño Occhipinti , además de a la sala de entretenimiento con -rocola, metegol, sala de pool- intervenida a modo de galería de exposición.

La amplia sala de juegos con metegol, rocola, mesa de ping pong y el colorido mural de Batman
La amplia sala de juegos con metegol, rocola, mesa de ping pong y el colorido mural de Batman
La pasión por los autos alcanzan hasta la suite con vestidor
La pasión por los autos alcanzan hasta la suite con vestidor

En la planta baja, el lugar más visitado de la casa, la sala de exhibición donde el coleccionista resguarda a sus hypercars.

Ferrari F 355
Ferrari F 355

"Yo nací en una familia muy humilde, recuerdo que la primera casa de mis padres era una prefabricada con techo de cartón. Todo lo que he conseguido en la vida ha sido a base de sueños, trabajo y más sueños", relató con emoción Gómez sobre cómo se construyó a fuerza de trabajo.

El empresario, repleto de anécdotas, contó que un encuentro espontáneo con el artista Carlos Páez Vilaró en su museo Casapueblo en 2005 fue lo que lo llevó a volcarse por el universo artístico.

"Fui el primer latinoamericano en comprar el primer ejemplar de Pagani Zonda, en ese momento no lo conocía nadie. Fui con ese auto a recorrer Casa Pueblo, ahí lo conocí a Carlos Páez Vilaró que me pidió dar una vuelta. Quedó fascinado. Entonces le encargué un cuadro reflejando lo que habíamos vivido. Me lo dedicó y todo. 'Para Jorge con un sol de Casapueblo con un brindis´", recordó.

En esa misma línea, Jorge, apasionado de los autos deportivos optó por comprar su primer Porsche GT2, uno de los modelos más potentes del mundo, y tuvo como idea intervenir su fastuosa carrocería.

"Junto a mi marchand nos contactamos con Marta Minujín para que diseñara algo especial", señaló.

Atrás de la mesa de pool, la creación en neón con iluminación de Marta Minujín
Atrás de la mesa de pool, la creación en neón con iluminación de Marta Minujín

Con ese vehículo, encargó otra decena de capots a la fábrica de Alemania, para seguir el mismo camino, esta vez de la mano creativa de los referentes Rogelio Polesello, Guillermo Roux y Clorindo Testa.

El resultado es de lo más variado: desde lienzos de color, dibujos abstractos hasta personajes populares como Meteoro, Evita, Batman o nacionales como el Gauchito Gil. 

El coleccionista ya no se limita al GT2, hay 'lienzos de alta gama' de Mercedes-Benz SLS AMG, Lamborghini Gallardo, Ferrari F355, Chevrolet Corvette y Pagani Zonda F.

Maradona, Meteoro y musas de Vilaró entre los diseños en capots traídos del exterior
Maradona, Meteoro y musas de Vilaró entre los diseños en capots traídos del exterior

A partir de ahí, fue dando vida a una obra tras otra.  Hoy acumula más de 50 ejemplares, por lo que lo apodaron el "encapotador".

Cada autor tuvo la libertad de moldear las piezas. "No me interesa comprar objetos hechos, sino poder ser parte del proceso creativo", expresó.

Porsche 911 y sus capots expuestos
Porsche 911 y sus capots expuestos

Las excéntricas creaciones que acumula Gómez traspasaron fronteras y también fueron parte de la muestra de Grand Prix de Bahrein de Fórmula 1. También fueron elegidos para realizar la primera muestra de carrocería en Museo Porsche de Alemania, donde asistieron más de 200 mil personas.

Pagani Zonda F con la escultura de bronce de más de 50 kilos
Pagani Zonda F con la escultura de bronce de más de 50 kilos

Con motivo de la celebración de sus 60 años, Jorge Gómez ya encargó su regalo al uruguayo Joaquín Arbizara, que anticipa que será irrepetible. "Llegó a mis manos el primer auto de colección que tendrá un diseño especial", detalló misterioso el coleccionista, que revelará el secreto ante sus invitados en un gran festejo.

"El coleccionismo es así, arrancás y no podes parar. Siempre querés algo más", confesó. "Dicen que estás loco", se ríe de sí mismo Jorge, pero se queda con lo que le dijo alguna vez Marta Minujín: "Fuiste un elegido".

Fotos: Beduino Estudio Nómade

SEGUÍ LEYENDO: