Este miércoles el Gobierno de la Ciudad lanza oficialmente la línea gratuita 22676 (ACOSO). A través de un SMS las mujeres que son víctimas de acoso callejero ahora pueden denunciar o recibir contención de profesionales, incluso en el mismo momento en que se encuentran expuestas a este tipo de situaciones. La iniciativa surge a partir de una realidad  para muchos invisibilizada, pero que distintas encuestas pusieron sobre la mesa.

Ella Se Mueve Segura, un estudio realizado por el Banco de Desarrollo de América Latina sobre la seguridad personal de las mujeres y el transporte público en 2017, fue el puntapié inicial para obtener un diagnóstico certero de las problemáticas que enfrentan las mujeres a la hora de moverse por la Ciudad; y ayudó a poder dar cuenta de las desigualdades para así dar lugar a pensar acciones específicas que apunten a disminuir las brechas de género.

Del total de personas que expresó haber sufrido dos o más situaciones de acoso callejero en el último año, el 89% son mujeres. Mientras que para el Observatorio Ni Una Menos, el 100% de las mujeres lo experimentaron a lo largo de sus vidas. Los números hablan de una situación concreta que desde ciertos sectores es minimizada argumentando exageración, tergiversación o casos aislados. Es este conflicto el que derivó en la campaña: "Ni loca, ni perseguida, ni histérica. El acoso existe", el que surge desde el Ministerio de Transporte de la Ciudad y al que acompañan Nación y Provincia.

"El gran desafío de esto es instalar que esto está mal", resumió Juan José Méndez, secretario de Transporte de la Ciudad, que agregó como uno de los objetivos principales de las iniciativas impulsadas con perspectiva de género en el espacio público el de "construir indicadores a partir de los reportes para empezar a entender y tener mapas de calor de en qué lugares se registran más situaciones de acoso".

En la vía pública el 70% de las mujeres admitió haber recibido comentarios sobre su apariencia, el 29% haber sido tocada con intenciones sexuales y el 37% que en alguna oportunidad un hombre le mostró sus partes privadas.

En el transporte público el 89% de las mujeres dijeron haber sufrido acoso en el último año. Un 54% recibió comentarios verbales mientras esperaba en la parada o en la estación, un 34% expresó que fueron manoseadas dentro del colectivo y un 22,8% que se vieron expuestas al acoso dentro del tren.

En la misma línea que Méndez la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad, Guadalupe Tagliaferri, sumó: "Como dice al final la campaña no estamos ni locas, ni perseguidas, ni somos histéricas, nos acosan en la vía pública y en el transporte público, a todas. Entonces en algún punto esto tiene que ver con tres objetivos fundamentales, el estar con la mujer, poder hacer el cambio cultural y ponerle número a algo que supuestamente nosotras exageramos".

Y antes de concluir sumó otro plano de problemática, el que se desprende directamente de otro dato estadístico, el que indica que las mujeres viajan en promedio seis veces al día, mientras que los hombres sólo dos. "Según los números del sistema de indicadores de género que lanzamos en marzo para poder medir estas autonomías, si bien es cierto que los hombres participan más en las tareas de cuidado y de limpieza de la casa, las mujeres seguimos haciéndolo dos horas más que ellos; si a eso le sumamos la cantidad de viajes, ellas ven restada su autonomía económica al enfrentarse a un mayor gasto y eso impacta en autonomía para la toma de decisiones", expuso.

Cabe destacar que la línea línea 22676 (ACOSO) no puede derivar casos de emergencia al 911, sino que asiste y colabora con la víctima ayudándola a sobrellevar la situación o indicándole las distintas alternativas para realizar una denuncia. Estas pueden realizarse en el Poder Público Fiscal (a través del 0800-33-FISCAL o en la página web Fiscalias.gob.ar), además de en la comisaría comunal más cercana.

SEGUÍ LEYENDO: