Así quedó uno de los autos
Así quedó uno de los autos

La semana pasada, Infobae dio a conocer que en lo que va de este año se registraron 750 ataques de la mafia de los "caza-Uber"  contra los choferes de la aplicación solo en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires. Y el número de casos crece. En las últimas horas se registró un nuevo incidente, esta vez en el límite de los barrios porteños de Balvanera y Almagro, donde dos autos aparecieron quemados.

Según informaron fuentes policiales a este medio, los agresores prendieron fuego a un supuesto vehículo que operaba con Uber y segundos después las llamas se propagaron hacia otro que estaba estacionado delante. Ambos terminaron destruidos.

El otro auto atacado
El otro auto atacado

El incidente ocurrió esta madrugada en la calle Sánchez de Bustamente al 62, a pocas cuadras de la Plaza Miserere. Cuando llegó la Policía, observaron cómo un Chevrolet Prisma Joy de color negro se estaba quemando y en su baúl estaban escritas con aerosol las letras "U, B y E". Es decir, el atacante no tuvo tiempo ni de escribir la palabra completa. En ese momento, el fuego se extendió hacia un Volkswagen Up de color blanco.

En los últimos meses, los ataques contra los trabajadores de Uber y de Cabify (otra de las aplicaciones más usadas para el transporte de pasajeros), se intensificaron y hasta se tornaron más violentos. Fuego, ácido rociado e incluso disparos con armas de aire comprimido fueron algunas de las metodologías empleadas por la mafia de los taxistas que se resisten al avance en la Ciudad de este sistema de transporte que es líder en el mundo.

Hace dos fines de semana, por ejemplo, un grupo de unos 50 taxistas de la agrupación Taxistas Unidos, a quienes se les adjudican las violentas agresiones, bloquearon durante más tres horas el tránsito frente a la puerta del canal América, en Palermo, para protestar por una publicidad de Uber que comenzó a salir al aire.

Seguí leyendo