El lugar del hallazgo del crimen (La Capital)
El lugar del hallazgo del crimen (La Capital)

El travesticidio que estremece por estas horas a Rosario sigue arrojando más detalles a una historia que está envuelta en la marginalidad, el odio de género, la prostitución y la muerte. Pero no es un caso que comenzó el jueves pasado al mediodía en el descampado de la calle Mitre entre Gálvez y Virasoro con el hallazgo del cadáver de L.D.A., un hombre de 40 años que estaba vestido de mujer cuando fue brutalmente asesinado.

Se trata de una historia en la que hay que remontarse a 2005. Exactamente al viernes 25 de marzo. Ese día, L.D.A. mató a puñaladas a Elsa Ramona Fernández, quien era por entonces su pareja. La mujer, de 40 años, recibió un facazo en el pecho delante de su hija de sólo cinco. Murió en el acto.

Los tres atravesaban una situación de completa indigencia. Vivían debajo de dos árboles, con un par de ollas y dos sillas, al costado de la colectora oeste de la avenida de Circunvalación, en la ciudad santafesina. Según la policía, una discusión entre la pareja fue el origen del asesinato. Fernández pretendía irse del lugar y eso desencadenó la furia del agresor.

La causa de su muerte está liderada por la fiscal de Homicidios Dolosos, Georgina Pairola, quien decretó el secreto de sumario
La causa de su muerte está liderada por la fiscal de Homicidios Dolosos, Georgina Pairola, quien decretó el secreto de sumario

El padre de L.D.A (que por entonces tenías 26 años) quiso intervenir en la pelea pero no evitó la tragedia. El hombre acuchilló a su pareja y se fue. Cuando la policía llegó aquel día al lugar, encontró al papá del agresor y a la niña llorando junto al cadáver de se mamá. Secuestraron además dos armas: un cuchillo de cocina y una faca de 15 centímetros con la que fue asesinada la víctima.

Después de haber sido localizado, el entonces joven fue condenado por homicidio simple a 9 años y 6 meses de cárcel. En abril de 2013 fue beneficiado con una salida transitoria, pero escapó. Estuvo prófugo más de dos meses hasta que finalmente fue recapturado. En diciembre de 2015 cumplió su condena y fue liberado. Entre otros detalles, se supo que también había estado preso por hurtos y robos.

Pero la vida de L.D.A. siguió estando signada por la precariedad y sin la posibilidad de insertarse de una mejor manera en la sociedad. De acuerdo con lo que pudo averiguar este medio, ejercía desde hacía varios meses la prostitución en la zona en la que se encontró su cadáver. Era adicto a las drogas y no tenía hogar.

Infobae pudo confirmar con una integrante del colectivo Red Diversa Positiva Nacional, donde conocían a L.D.A., que efectivamente los antecedentes del hombre asesinado hace dos días son ciertos, aunque temen que esto desvíe el foco de atención, porque consideran que el crimen fue porque la víctima era una persona que pertenece a la comunidad LGTBI. Como dijeron desde la Red, "era un chico gay que se vestía de mujer" y tras el asesinato, alertaron que la situación es parte de una problemática que crece cada vez más.

Hoy se realizará en Rosario una nueva edición de la Marcha y Festival del Orgullo LGBTI, que comenzará en la plaza Libertad. Su consigna principal, inspirada en la violenta muerte de la referente trans Diana Sacayán, es "basta de travesticidios".

Seguí leyendo