Un ómnibus de larga distancia que iba camino a Miramar despistó este miércoles por la mañana sobre la Ruta 2 y volcó sobre una zanja en un accidente en el que fallecieron al menos tres personas: dos hombres de entre 45 y 55 años y un adolescente de 16 oriundo de Santa Clara del Mar. 

El fiscal de Delitos Culposos Rodolfo Moure, resolvió detener al chofer del colectivo –tanto él como su compañero salieron ilesos– acusado de homicidio culposo agravado. La policía le realizó un test de alcoholemia que arrojó resultado negativo, aunque también se le extrajo sangre y orina para determinar si conducía bajo los efectos de alguna sustancia.

La imagen del micro volcado (@02265Info)
La imagen del micro volcado (@02265Info)

El vuelco ocurrió en el kilómetro 373, en el partido de Mar Chiquita, a la altura de la localidad de Vivoratá pasadas las 7 de la mañana. El micro de la empresa Rutamar, que llevaba 26 pasajeros y quedó completamente volcado y sumergido en el agua a la vera del camino, partió de General Pacheco y recogió otros pasajeros en 16 localidades más. 

 

"Hasta el momento tenemos 20 heridos y tres personas fallecidas. Recién se da vuelta el micro y tenemos que ver si no hay otras personas fallecidas dentro", indicó el fiscal a cargo de la causa. 

Personal de la Policía de Seguridad Vial de Vivoratá y los Bomberos Voluntarios de Coronel Vidal y Vivoratá trabajan en el lugar para sacar el vehículo, inspeccionar su interior y realizar un rastillaje en el agua estancada. Según las primeras informaciones, algunos pasajeros quedaron atrapados tras el accidente, por lo que debieron salir por las ventanas.

Nicolas Marini, secretario de Salud de Mar Chiquita, confirmó en diálogo con TN que algunos pasajeros se trasladaron con otro colectivo a Mar del Plata y cinco de ellos fueron trasladados fuera de peligro y con heridas leves a Coronel Vidal, que es la cabecera del partido, para ser atendidos.

"Al momento del accidente no había lluvia ni niebla, la visibilidad era totalmente normal", indicó en tanto Norberto Moreno, delegado de la localidad de Vivoratá, en diálogo con 0223. "Sobre el asfalto no hay ninguna marca de neumáticos ni indicios de accidente, se puede decir que fue el hombre continuó con la marcha. Quizás se quedó dormido".