Imputaron al dueño de un ovejero alemán que atacó a una vecina

La calle donde ocurrió el ataque del perro a la anciana
La calle donde ocurrió el ataque del perro a la anciana

El dueño de un perro doméstico fue imputado por la Justicia después de que el animal mordiera e hiriera a una vecina del complejo de departamentos que compartían. La mascota, un pastor alemán, no presentaba las medidas de precaución correspondientes por estar incluido en la lista de razas potencialmente peligrosas.

El hecho ocurrió a inicios de junio en la calle Camarones al 5500, en el barrio porteño de Monte Castro. Elena, una anciana de 77 años, residente en la planta baja de una finca de PH, estaba regresando a su hogar cuando se encontró con su vecino del primer piso y su mascota, un ovejero alemán llamado Rocco.

Antes de que la mujer pudiera abrir la puerta de la casa, el animal le aplicó un mordisco violento en un antebrazo. El ataque no sólo le produjo heridas en el brazo, sino que también la arrojó al suelo: la mujer se fracturó una vértebra de la cintura y debió ser hospitalizada en un sanatorio cercano.

Una vez en el centro de salud, las autoridades sanitarias le solicitaron al dueño del perro todos documentos y los comprobantes de la vacunación. El hombre nunca atendió al reclamo, hasta que desde el propio sanatorio se decidió intimar al dueño del perro mediante la Jusitica para que entregue la documentación.

Finalmente, se pudo comprobar que el perro no había sido vacunado, pese a que ya la posibilidad de contagio de rabia había sido descartada.

Así, la Justicia determinó que el dueño del animal incumplía los requisitos mínimos para el cuidado de un perro cuya raza integra la lista de los perros potencialmente peligrosos. El pastor alemán es uno de ellos.

Las otras razas que integran la lista son pitbull terrier, staffordshire bullterrier, american staffordshire terrier, bullterrier, dogo argentino, dogo de Burdeos, fila brasileño, akita inu, tosa inu, doberman, rottweiller, bullmastiff, gran perro japonés, presa canario, mastín napolitano y cane corso.

El pastor alemán es uno de los perros considerados portencialmente peligrosos
El pastor alemán es uno de los perros considerados portencialmente peligrosos

Según la Ley 4.078, aquellos dueños de perros potencialmente peligrosos deberán cumplir los siguientes requisitos:

Se debe inscribir al perro antes de que cumpla los 3 meses de vida.

Se debe identificar al perro a través de una chapa metálica colocada en su collar; en ella se debe indicar el nombre del propietario y el número de inscripción en el registro.

Para sacar al perro a la vía pública éste se deberá llevar atado a una correa no extensible con un máximo de 2 metros de longitud; además, es obligatorio el uso de bozal.

Si se da cualquier incidente en el que el perro haya generado daños o perjuicios a su propietario o a un tercero, deberá comunicarse de inmediato al registro.

La mujer estuvo internada en el hospital durante cuatro días mientras que el dueño de la mascota deberá enfrentarse ahora a una imputación por lesiones graves culposas y podrá recibir una pena máxima de tres años de prisión.