Se trataba de una rutinaria grabación de la vista de nuestro planeta, desde la Estación Espacial Internacional (EEI), ubicada a unos 440 kilómetros de la superficie terrestre. Pero de repente, un hecho habitual, pero muy pocas veces observado por una cámara en el espacio, sucedió.

El astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA) Paolo Nespoli grabó un inédito video cuando estaba orbitando la Tierra desde un punto sobre el Océano Atlántico sur hacia Kazajstán. Y captó el ingreso de un meteorito a la atmósfera terrestre, muy cerca del paso de un satélite.

El tuit del astronauta que captó la entrada del objeto espacial
El tuit del astronauta que captó la entrada del objeto espacial

Con tres lluvias de meteoritos cayendo sobre la Tierra este mes, es difícil para los científicos saber exactamente a qué lluvia de meteoritos perteneció esta bola de fuego que fue captada el 5 de noviembre último.

Algunos apuntan que puede haber venido de la lluvia de meteoritos Taurida, que alcanzó su punto máximo unos días después, el 10 de noviembre.

También podría ser una Leonida temprana, que alcanza su punto máximo este fin de semana (del 17 al 18 de noviembre). Y finalmente, la lluvia de meteoros Orionida que alcanzó su punto máximo a fines de octubre, pero permanecerá activa hasta el fin de noviembre.

El momento en que el astronauta italiano comenzó a ver el meteorito por la ventana de la Estación Espacial Internacional (ESA)
El momento en que el astronauta italiano comenzó a ver el meteorito por la ventana de la Estación Espacial Internacional (ESA)

Los meteoros son pedazos de roca espacial, generalmente restos de cometas o asteroides, que entran a la atmósfera de la Tierra a gran velocidad. La fricción con la atmósfera produce calor que vaporiza los meteoros, haciendo que se iluminen en el cielo como "estrellas fugaces". A veces, los meteoritos pueden salpicar cuando llegan a la atmósfera, causando un brillante destello de luz conocido como bola de fuego.

"De hecho, parece un meteoro brillante, o una bola de fuego", dijo en un comunicado Detlef Koschny, cogerente del segmento de objetos cercanos a la Tierra (NEO) del programa Space Situational Awareness de la ESA. "Uno puede ver la bola de fuego iluminando las nubes desde arriba, por lo que debe haber estado cerca de ellas, y cerca de la extremidad de la Tierra. También parece mostrar una pequeña cola", agregó.

Vista y trayectoria del objeto que se desintegró en la atmósfera terrestre (ESA)
Vista y trayectoria del objeto que se desintegró en la atmósfera terrestre (ESA)

Rüdiger Jehn, otro codirector del programa NEO de la ESA, calculó que el objeto parecía moverse "mucho más rápido de lo normal" y que entraba en la atmósfera a 40 kilómetros por segundo. Según Jehn, eso es dos veces más rápido que un meteoro típico, "pero aún en el rango observable entre 11 y 72 km/s".

También se puede ver en el video de lapso de tiempo de Nespoli muchas nubes y tormentas eléctricas, con destellos azules de relámpagos. Se puede ver un tenue brillo amarillo anaranjado en el horizonte. Esta débil emisión de luz proviene de los átomos de sodio en la llamada capa de sodio de la atmósfera, que se encuentra a entre 80 y 105 kilómetros) sobre la superficie de la Tierra.

LEA MÁS: