COVID-19: incluso quienes reciban la tercera dosis, serán convocados para los refuerzos de vacunación

El subsecretario de Estrategias Sanitarias, Juan Manuel Castelli, dijo que todas las personas recibirán los refuerzos en los próximos meses, aún quienes deban ser vacunadas con terceras dosis

Todas las personas serán convocadas en los próximos meses para aplicarse dosis de refuerzo de las vacunas contra el COVID-19, incluidas aquellas que deben recibir una tercera dosis (EFE/André Coelho)
Todas las personas serán convocadas en los próximos meses para aplicarse dosis de refuerzo de las vacunas contra el COVID-19, incluidas aquellas que deben recibir una tercera dosis (EFE/André Coelho)

El subsecretario de Estrategias Sanitarias del Ministerio de Salud de la Nación, Juan Manuel Castelli, dijo hoy que todas las personas serán convocadas en los próximos meses para aplicarse dosis de refuerzo de las vacunas contra el COVID-19, incluidas aquellas que deben recibir una tercera dosis, según anunciaron ayer las autoridades sanitarias, que incluye a los mayores de 50 años con el esquema completo del inoculante Sinopharm y los mayores de 3 años inmunocomprometidos que hayan recibido cualquiera de los fármacos.

La ministra de Salud Carla Vizzotti anunció ayer que las personas mayores de 50 años que hayan sido vacunadas contra el SARS-CoV-2 con vacunas de virus inactivado, es decir la de origen chino Sinopharm, y personas con afecciones del sistema inmunológico, mayores de 3 años, que tengan el esquema con cualquiera de los inoculantes que se aplican en el país serán convocados para una tercera dosis.

“Hay una diferencia entre dosis adicional (tercera dosis) y dosis de refuerzo”, recordó hoy Castelli, ya que en el primer caso, según la “evidencia científica”, se lleva adelante “para lograr la máxima respuesta inmunológica” porque “en las vacunas de virus inactivados, como todas las vacunas, las de vectores y también las de ARN mensajero, pueden tener una disminución en la respuesta inmunológica”. Ante esto hay “dos alternativas: dosis adicionales y refuerzo”, dijo.

Aunque a menudo se usan indistintamente, hay una distinción entre tercera dosis o dosis adicional y refuerzo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una tercera dosis es para personas que son inmunocomprometidas. A veces, las personas inmunocomprometidas no desarrollan suficiente protección cuando se vacunan por completo. Cuando esto sucede, recibir otra dosis de la vacuna puede ayudarlos a construir más protección contra la enfermedad.

Una dosis de refuerzo se refiere a una dosis de una vacuna que se administra a alguien que generó suficiente protección después de la vacunación, pero que esa protección disminuyó con el tiempo (inmunidad menguante). Es por eso que necesita una vacuna de refuerzo contra el tétano cada 10 años, porque la protección de la vacuna infantil contra el tétano disminuye con el tiempo.

En ese sentido, la doctora Cristina Freuler, médica infectóloga y jefa del Departamento de Medicina Interna del Hospital Alemán expclió a Infobae: “Generalmente hablamos de tercera dosis cuando estamos dentro del año de aplicación. Ejemplo: vacuna contra hepatitis B son 3 dosis: a los 0, 1 y 6 meses. Los refuerzos son al año y 5 años. En el caso del COVID-19, todavía no sabemos si los refuerzos serán necesarios, pero asumimos que sí. Esto se verá una vez transcurrido al menos un año de aplicadas las primeras dosis, que será hacia fin de año”.

“Los que se está haciendo en todos lados del mundo es esperar como mínimo 6 meses para el refuerzo una vez que tenemos las dosis completas”, dijo Castelli (Foto: Karina Hernández / Infobae)
“Los que se está haciendo en todos lados del mundo es esperar como mínimo 6 meses para el refuerzo una vez que tenemos las dosis completas”, dijo Castelli (Foto: Karina Hernández / Infobae)


“Sinopharm es la vacuna que ha demostrado, aún siendo muy buena, la menor eficacia sostenida en el tiempo y por ello la necesidad de la tercera dosis en esos casos. Pareciera además que con 3 dosis se está mejor protegido contra la cepa Delta, probada de mayor contagiosidad”, precisó la especialista.

Vizzotti también dijo ayer que se comenzará a ser convocado el personal de salud, que fueron los que recibieron las vacunas en primer término, a fin de recibir un refuerzo.

En ese sentido, Castelli agregó hoy que, cuando se aplica la dosis adicional, “después también se hace la de refuerzo”. “Los que se está haciendo en todos lados del mundo es esperar como mínimo 6 meses para el refuerzo una vez que tenemos las dosis completas”, es decir el esquema de dos aplicaciones. “Puede ser más tiempo porque esa es la pregunta” que se están haciendo los científicos, pero al menos debe ser medio año, puntualizó.

“Todas las personas van a recibir refuerzo, las que reciban la dosis adicional, los inmunocomprometidos y las personas de más de 50 años con vacunas inactivadas, que recibieron Sinopharm, y también todas las personas que ya recibieron el esquema completo, paulatinamente y en forma simultánea van a ir recibiendo el refuerzo”, manifestó, “porque de eso ya tenemos evidencia: es necesario que, probablemente en los años subsiguientes, (la inmunización contra el COVID-19) evolucione a un esquema de vacunación como la gripe, que anualmente se aplica”, dijo.

Respecto del número de enfermos que se está registrando en Argentina, recordó que, “después de este valle de casos bajos en las ultimas semanas se esta viendo una mayor transmisión, un aumento paulatino en los casos como ha ocurrido en todos lados y era lo esperable”. Tal como vienen señalando las autoridades sanitarias, “es posible que tengamos algún aumento de casos porque para eso también empezamos a vacunar a adolescentes y a niños, a fin de poder disminuir la cantidad de (personas) susceptibles” de padecer y, en consecuencia, contagiar la enfermedad.

Y destacó que lo más importante es que, como ocurrió en otros países que, “a pesar de ocurrir terceras y cuartas olas o brotes, esos brotes no tienen un impacto sanitario desde el punto de vista de la necesidad de internación o de casos graves”, dijo.

Aún las personas que reciban las terceras dosis deberán recibir refuerzo (Foto: Karina Hernández / Infobae)
Aún las personas que reciban las terceras dosis deberán recibir refuerzo (Foto: Karina Hernández / Infobae)

Por supuesto, que seguirán ocurriendo casos de “enfermedad sintomática”, dijo, pero se espera que “sean leves y no requieran mayor consulta en el sistema (sanitario) o, sobre todo internación”, remarcó.

Las autoridades sanitarias, agregó, están monitoreando a través de un sistema de simulación que lleva adelante la Universidad Nacional de Córdoba, cuándo puede ocurrir un nuevo aumento de contagios. Se trata de un seguimiento “en función del número de casos, las personas susceptibles y también las características de las variantes”. “Eso lo venimos siguiendo y fue una de las razones que se esbozaron para la vacunación de niños de 3 a 11 años”, ya que permitirá bajar o atenuar el incremento de contagios.

“Si logramos avanzar en este grupo de susceptibles”, dijo, habrá “un aplanamiento en el número de casos y un retraso en la mayor transmisión”, puntualizó.

Castelli remarcó que el país cuenta con las dosis necesarias, tanto para completar esquemas como para aplicar las terceras dosis anunciadas y ofrecer la vacunación a menores de 18 años extranjeros, como se dijo ayer.

“Están entrando (al país) regularmente las dosis de Pfizer, que son las que estaban programadas, y siguen ingresando de AstraZeneca”, precisó, a la vez que ya se han distribuido las segundas dosis de Sputnik V que fueron de las que en agosto pasado hubo escasez.

SEGUIR LEYENDO