Se realizó la primera revisión de estudios científicos sobre la copa menstrual (Shutterstock)
Se realizó la primera revisión de estudios científicos sobre la copa menstrual (Shutterstock)

Fue inventada en 1937 pero hace algunos años comenzó a ganar terreno. La copa menstrual se presenta como la alternativa para un ciclo más ecológico, higiénico y cómodo que las tradicionales toallitas y tampones. De hecho, las ventajas que ésta ofrece son muchas, e incluso es una alternativa que contribuye a disminuir el impacto negativo en el medio ambiente gracias a su condición de reutilizable. Sin embargo, para las que todavía no incursionaron en el mundo de la copita, aún persiste el miedo a ponérsela por primera vez.

En este contexto, Infobae despeja las dudas más frecuentes de este método de protección

1. ¿De qué material está hecha la copa menstrual?

La copa menstrual es un simple recipiente de silicona o elastómero termoplástico que se dobla para introducirse dentro de la vagina. Su elasticidad permite que se adapte a la anatomía de cada mujer. No posee ni químicos ni aditivo por lo cual no afecta el ph natural, y es 100% hipoalergénica. En general, es una opción mucho más sana para el cuerpo de la mujer. A diferencia de los tampones y las compresas, que contienen agentes que pueden ser perjudiciales.

2. ¿Cuál es su vida útil?

Su material no es absorbente por lo que junta el flujo y, cada vez que se quita, se enjuaga o se seca con papel higiénico y se coloca de nuevo, con una vida útil de hasta 10 años. De modo que también tiene un impacto positivo en el medio ambiente.

3. ¿En qué se diferencian con el tampón?

Las copas menstruales proporcionan una alternativa rentable y eficiente a los apósitos y tampones. La evidencia sugiere que, durante un período de 10 años, una sola copa menstrual podría costar entre el 5% y el 7% del costo de las toallitas o tampones. A su vez, producen menos residuos de plástico: durante una década, se estima que una taza crea el 0,4% de los residuos de plástico generados por los apósitos de un solo uso o el 6% de los producidos por el uso de tampones.

Desde una perspectiva médica, los investigadores consideraron que las copas menstruales son tan seguras como el resto de los productos de higiene femenina. En cuatro estudios con un total de 507 mujeres, su uso no mostró efectos adversos sobre la flora vaginal y en los estudios que examinaron la vagina y el cuello uterino durante el seguimiento, no se identificaron daños tisulares.

4. ¿Genera algún tipo de inconvenientes a la salud sexual?

Sandra Magirena, ginecóloga y sexóloga, (M.N 65130) resaltó que es una manera de que la mujer se familiarice con su vagina y “aprenda a ponerse en contacto con su cuerpo y en especial con el ciclo menstrual”. Además, resaltó que “no genera ningún tipo de inconvenientes a la salud sexual de las mujeres, ni complicaciones”. Éste no es el caso de otros métodos como, por ejemplo, los tampones, entre cuyas contarindicaciones en su prospecto se detalla el síndrome del shock tóxico.

5. ¿Cuál es la forma correcta de limpiarla?

Su material no es absorbente por lo que junta el flujo y, cada vez que se quita, se enjuaga o se seca con papel higiénico y se coloca de nuevo, con una vida útil de hasta 10 años. De modo que también tiene un impacto positivo en el medio ambiente. Una vez finalizado el ciclo se hierve durante 3 minutos y se guarda hasta el próximo mes.

Si se usa durante 10 años, una copa menstrual genera sólo 0,4% de la basura plástica que implica la toallita de un solo uso y 6% de la cantidad de residuos que se producen al usar tampones (Shutterstock)
Si se usa durante 10 años, una copa menstrual genera sólo 0,4% de la basura plástica que implica la toallita de un solo uso y 6% de la cantidad de residuos que se producen al usar tampones (Shutterstock)

Durante el ciclo es importante lavarla con agua corriente y jabón antiséptico, hay que evitar usar detergentes aromatizados. No es necesario esterilizarla, poner gel antibacterial, ni nada similar.

6. ¿Cómo colocar la copita menstrual?

-Doblarla por la mitad en forma de "C", como si se formara una especie de corazón, la parte de la boquilla, va hacia arriba.

-Estar relajada.

-Separar los labios mayores y menores con una mano y con la otra introducir la copa por la vagina, posteriormente, empujarla hasta el fondo con mucho cuidado. Toda la copa debe estar adentro, pero no es necesario hacerlo de manera brusca ni rápida.

-Debido al vacío que se produce por la forma y el material de la copa, no es necesario revisar si se movió. El vacío la sostiene, así que es imposible que cambie de posición.

7. ¿Cómo retirar la copita menstrual?

Se puede retirar cuantas veces la persona quiera, aunque la mayoría aguanta hasta doce horas sin problema alguno. Para hacerlo hay que tomarla por el tallo y removerla con cuidado.

8. ¿Cómo vaciarla?

Para vaciarla hacer el mismo procedimiento que se hizo para introducirla, es decir hacer la forma del corazón y verter el contenido en el inodoro.

9. ¿Cuáles son sus principales beneficios?

-Atóxica y 100% hipoalergénica

-Favorece el ph vaginal

-Inhibe malos olores

-Se puede dormir con ella durante la noche

shutterstock
shutterstock

-Permite hacer cualquier actividad física

-Se puede usar hasta 12 horas continuas

-Vida útil de 10 años

-Ecológica

10. ¿Es popular en el mundo?

En 99 países, se venden 199 marcas de copas menstruales con precios que van entre menos de 1 dólar por unidad a 47 dólares. Si se usa durante 10 años, una copa menstrual genera sólo 0,4% de la basura plástica que implica la toallita de un solo uso y 6% de la cantidad de residuos que se producen al usar tampones.

SEGUÍ LEYENDO