La proteinosis alveolar es una rara patología como respuesta a una reacción inflamatoria irritativa (Shutterstock)
La proteinosis alveolar es una rara patología como respuesta a una reacción inflamatoria irritativa (Shutterstock)

Con 33 muertos confirmados en los EEUU a causa de las consecuencias del vapeo, y más de 1.400 casos de problemas pulmonares relacionados al “vaping” relevados por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), ayer se encendieron las alarmas en la Argentina, luego que se conociera la noticia de que un hombre de 30 años se encontraba internado con un cuadro de proteinosis alveolar aparentemente asociado al consumo de cigarrillo electrónico.

“Lo que se ve es que alrededor del alvéolo se produce una respuesta inflamatoria, irritativa, acompañada de la aparición de neutrófilos -un tipo de glóbulo blanco-, que originalmente generan una respuesta de defensa, pero como ocurre en muchas de las enfermedades autoinmunes la defensa termina siendo más peligrosa que el agente agresor”. Así comenzó a explicar el médico cardiólogo Francisco Toscano (MN 95.358) a Infobae los orígenes de esta rara patología pulmonar. Y prosiguió: “Se produce originalmente un gran depósito de lípidos y proteínas en el alveolo, lo que lleva a que el espacio que debería estar ocupado por aire se empiece a llenar por una especie de ‘gelatina’ lípido proteica, que impide que el aire ingrese a los pulmones y aparezca la insuficiencia respiratoria y el resto de los síntomas que manifiestan los pacientes”.

Según precisó el miembro de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), que el fin de semana pasado expuso sobre el tema en el congreso de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), “estos pacientes responden al tratamiento con corticoides porque disminuyen la respuesta inflamatoria, mientras tanto hay que sostenerlos entre otras cosas con ventilación mecánica”.

En la Argentina, un proyecto de ley busca prohibir el consumo de cigarrillos electrónicos y productos de tabaco calentado (PTC) en lugares cerrados de acceso público (Shutterstock)
En la Argentina, un proyecto de ley busca prohibir el consumo de cigarrillos electrónicos y productos de tabaco calentado (PTC) en lugares cerrados de acceso público (Shutterstock)

“El cuadro es reversible siempre y cuando el paciente no se sobre infecte, no haga una sepsis o una falla multiorgánica”, enfatizó el experto, quien comentó que “en los EEUU ahora tienen mucho temor porque arranca su temporada de influenza y si estos cuadros se sobreinfectan se vuelven más graves aún”. “En general son pacientes jóvenes, sin otras enfermedades de base y eso ayuda a que tengan mejor respuesta”, destacó.

Ana Putruele es jefa de Neumonología del Hospital de Clínicas y advirtió a este medio sobre los peligros que conlleva el vapeo: “Hasta el momento hay un caso, pero debe haber varios más, ya que es frecuente el uso de estos dispositivos sobre todo en gente joven”. La especialista agregó que “entre los 13 y los 15 años, se observan muchos casos de chicos que incursionan en el hábito de la inhalación; quieren evitar el cigarrillo, se ven tentados por los sabores que ofrecen los cigarrillos electrónicos y terminan con enfermedades pulmonares complicadas”.

“Acá el punto crítico es que lo que se inspira no es vapor de agua, que no es irritante ni dañino; es un producto que tiene un montón de tóxicos, como polietilenglicol, alcoholes y saborizantes, entre otros y eso, cuando toma contacto con los pulmones, activa el sistema de defensas y cuando esta defensa se descontrola genera una respuesta exagerada”, insistió Toscano.

En los EEUU ya hablan de las lesiones pulmonares asociadas con el uso del cigarrillo electrónico como EVALI, por sus siglas en inglés (Shutterstock)
En los EEUU ya hablan de las lesiones pulmonares asociadas con el uso del cigarrillo electrónico como EVALI, por sus siglas en inglés (Shutterstock)

En los EEUU ya hablan de las lesiones pulmonares asociadas con el uso del cigarrillo electrónico como EVALI (por sus siglas en inglés) y llegaron a la conclusión de que eran consecuencia del hábito de vapear dado que luego de descartar en los pacientes bacterias, virus u otras patologías de base “empezaron a conectar todos los casos y el punto de unión era que vapeaban; no tenían otra causa para desarrollar una enfermedad respiratoria como la que presentaban”.

Sobre las posibles consecuencias de la proteinosis alveolar, Toscano señaló que “una vez pasado el cuadro agudo, se debe controlar que no hayan quedado secuelas y el paciente deberá hacer rehabilitación respiratoria y obviamente se le desaconsejará tanto el vapeo como el consumo de cigarrillo tradicional”.

En la Argentina, pese a que el cigarrillo electrónico está prohibido por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), se comercializa libremente, y según la quinta edición de la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Jóvenes (EMTJ) que incluyó por primera vez la evaluación del consumo de estos dispositivos arrojó que el 7,1% de los estudiantes secundarios de entre 13 y 15 años consumen actualmente cigarrillos electrónicos y que el 14,4% de los estudiantes algunos vez los probó.

SEGUÍ LEYENDO