La medicina nuclear es una especialidad diagnóstica que proporciona información única de órganos y sistemas desde el punto de vista funcional (Getty Images)
La medicina nuclear es una especialidad diagnóstica que proporciona información única de órganos y sistemas desde el punto de vista funcional (Getty Images)

"Más vale prevenir que curar", reza el refrán favorito de los precavidos. Y en medicina, prevención y diagnóstico temprano se traduce en tratamiento a tiempo y calidad de vida.

De la mano de los avances de la tecnología, en la actualidad es posible "ver" el cuerpo humano con un nivel de detalle y precisión que eran impensados no hace mucho tiempo. Y en ese sentido, no queda en claro si el estilo de vida poco saludable sumado a los elevados niveles de estrés con que se convive a diario lleva al aumento de enfermedades cardiovasculares, o bien la imagenología diagnóstica avanzó tanto, que es posible detectar patologías que antes llevaban a la muerte antes de que se las pudiera advertir.

La imagenología diagnóstica avanzó tanto, que es posible detectar patologías a tiempo
La imagenología diagnóstica avanzó tanto, que es posible detectar patologías a tiempo

Así las cosas, la medicina nuclear aparece como la encargada de encontrar esa "punta de iceberg" que permitirá a las personas vivir más, y mejor.

Hoy los estudios de medicina nuclear logran acercar diagnósticos muy precisos en casi todas las especialidades médicas

"La medicina nuclear es una especialidad del diagnóstico por imágenes que contribuye tanto a detectar enfermedades a tiempo, incluyendo trastornos cardíacos, gastrointestinales, endócrinos, desórdenes neurológicos, y otras anomalías dentro del cuerpo; así como también provee tratamiento de ciertas patologías. De este modo, los estudios realizados aportan información precisa para determinar la causa de un problema médico, basándose en el funcionamiento de los órganos, tejidos o sistemas". La descripción la hizo a Infobae María López de Munain, directora médica de Cemedyt diagnóstico por imágenes.

Para la realización de estos estudios, se le proporciona al paciente material radiactivo por medio de vía oral, por vía endovenosa o inhalatoria
Para la realización de estos estudios, se le proporciona al paciente material radiactivo por medio de vía oral, por vía endovenosa o inhalatoria

Para la realización de estos estudios, se le proporciona al paciente material radiactivo por medio de vía oral, endovenosa o inhalatoria; se lo llama trazadores o radiofármacos. "Son compuestos que permiten estudiar la morfología y el funcionamiento de los órganos, incorporándose a ellos y emitiendo una pequeña cantidad de radiación que es detectada por un equipo llamado cámara gamma -agregó-. Reciben el nombre de trazadores, porque se utilizan a dosis muy pequeñas, no tienen ningún efecto secundario ni reacciones adversas".

Una vez que el paciente se encuentra en la cámara gamma, el equipo transforma esta señal en fotones luminosos y posteriormente en electrones, que son analizados en un sistema informático que procesa toda la información presentándola como una imagen.

El estudio de perfusión miocárdica es también llamado prueba de esfuerzo-reposo (Getty Images)
El estudio de perfusión miocárdica es también llamado prueba de esfuerzo-reposo (Getty Images)

– ¿En qué casos un médico indica un estudio de medicina nuclear?

– Se solicita para visualizar la estructura y función de un órgano, tejido, hueso o sistema; así como también para el tratamiento terapéutico de patologías específicas.

Hoy lo que más se destaca es spect cardíaco, que permite estudiar las arterias coronarias en su máximo esfuerzo.

La medicina nuclear aparece como la encargada de encontrar esa “punta de iceberg” que permitirá a las personas vivir más y mejor
La medicina nuclear aparece como la encargada de encontrar esa “punta de iceberg” que permitirá a las personas vivir más y mejor
Antes, los primeros síntomas de enfermedad coronaria aparecían después de los 60 años o más, hoy se ven infartos en pacientes de 30/40 años

El estudio de perfusión miocárdica mediante tomografía computarizada por emisión de fotones individuales (spect), también llamado prueba de esfuerzo-reposo, se utiliza para evaluar la irrigación sanguínea al corazón. Se obtienen dos conjuntos de imágenes que muestran el flujo sanguíneo: el primero después de un periodo de descanso y el segundo tras un periodo de esfuerzo, que consiste en caminar en una cinta o pedalear en una bicicleta fija.

Este estudio es la exploración más utilizada, pues permite la valoración simultánea de la perfusión miocárdica, para visualizar el flujo sanguíneo y el funcionamiento del corazón, tanto en condiciones de reposo como su respuesta al esfuerzo, aportando información de gran interés diagnóstico y también pronóstico.

Con los niveles de estrés y los hábitos de vida poco saludables, vemos enfermedad coronaria en gente cada vez más joven. Antes, los primeros síntomas aparecían después de los 60 años o más, hoy se ven infartos en pacientes de 30/40 años.

El spect cardíaco se utiliza para evaluar la irrigación sanguínea al corazón (Getty Images)
El spect cardíaco se utiliza para evaluar la irrigación sanguínea al corazón (Getty Images)

Al igual que ocurre con la diabetes, el colesterol o la hipertensión, antes no se buscaban esas patologías, y cuando aparecían ya estaban en un estadio muy avanzado.

María Yamila Tejada es la directora administrativa de Cemedyt y resaltó que cada vez más, las compañías brindan a sus empleados la posibilidad de realizar chequeos médicos preventivos, como una forma de reducir los riesgos derivados de los altos niveles de estrés observados en muchos de ellos.

"Sin necesidad de llegar a la urgencia, hoy se indican estudios de laboratorio, electrocardiograma, prueba ergométrica, doppler cardíaco, según la edad, antecedentes familiares y estilo de vida del paciente con el fin de prevenir eventos inesperados", destacó López de Munain, quien enfatizó que "en función de los resultados se evalúa la necesidad de ampliar con cámara gamma o eco estrés para profundizar el diagnóstico, así como determinar con qué frecuencia se va a repetir".

Cada vez más, las compañías brindan a sus empleados la posibilidad de realizar chequeos médicos preventivos

Y tras asegurar que "el estudio que se hace a cada paciente se determina en cada caso de manera particular", la especialista insistió que "la finalidad de esta batería de estudios cardíacos va desde diagnosticar enfermedad coronaria, hasta evaluar el pronóstico en un paciente coronario, evaluar opciones de tratamiento, tales como la cirugía de bypass del corazón y la angioplastía, hasta especificar los daños en el corazón luego de un ataque cardíaco y detectar el rechazo de un corazón trasplantado".

"En el marco de chequeos preventivos hemos detectado una aneurisma sangrante en el momento que estaba ocurriendo, además de diagnosticar esclerosis múltiple y leucemia antes de que los pacientes presentaran síntomas", añadió.

Y sobre las dudas más frecuentes que presentan los pacientes al momento de someterse a un estudio de medicina nuclear, López de Munain sintetizó que tienen que ver con la radiación utilizada, la necesidad de aislarse luego del examen, la preparación y las precauciones posteriores.

La cámara gama, con tecnología de última generación
La cámara gama, con tecnología de última generación

"La cámara gamma cardiaca es como un sillón de odontólogo y la radiación que requieren este tipo de estudios en general es menor de la que utiliza una radiografía de tórax -explicó-. Sólo en los casos de terapia con Yodo-131, debe haber aislamiento completo en el domicilio de la persona por al menos dos a tres días o más según las cantidades de radiación empleadas en el tratamiento".

En épocas de igualdad entre los géneros, hoy se sabe que la mujer trabaja tanto como el hombre, fuma tanto como el hombre y presenta niveles de sobrepeso y obesidad similares. Sin embargo, muchas no van al cardiólogo y no realizan chequeos.

Se solicitan estudios de medicina nuclear para visualizar la estructura y función de un órgano, tejido, hueso o sistema; así como también para el tratamiento terapéutico de patologías específicas (Fotos: Christian Bochichio)
Se solicitan estudios de medicina nuclear para visualizar la estructura y función de un órgano, tejido, hueso o sistema; así como también para el tratamiento terapéutico de patologías específicas (Fotos: Christian Bochichio)

"La idea es detectar problemas potenciales, ya que muchas personas sufren enfermedades que desconocen y conviven con factores de riesgo que no producen síntomas hasta que la enfermedad avanza. Todo esto es evaluable a través de un sencillo chequeo médico de rutina", remató López de Munain.

Así las cosas, si las rutinas cada vez más exigentes propias de los tiempos que corren se acompañan de una educación sobre el cuidado de la salud, se estará trabajando sobre el control de los factores de riesgo y la detección temprana de posibles trastornos que perjudiquen su salud y su calidad de vida.

SEGUÍ LEYENDO