En 2015 murieron 197 personas por día por enfermedades del corazón (Getty)
En 2015 murieron 197 personas por día por enfermedades del corazón (Getty)

La realidad es contundente: 1 de cada 3 muertes de origen conocido en la Argentina se debe a alguna de las enfermedades cardiovasculares. Estas comprenden las patologías del corazón, cerebro, aterosclerosis y otras enfermedades del sistema circulatorio, representando la primera causa de defunción y el equivalente a un promedio de 197 fallecimientos diarios.

"La hipertensión arterial, el colesterol elevado, altos niveles de sobrepeso y obesidad, tabaquismo, sedentarismo y el estrés son los principales factores de riesgo para desarrollar enfermedad cardiovascular. Si a eso le sumamos la demora en acudir a la atención médica ante una emergencia y la falta de adherencia a los tratamientos médicos, tenemos un combo explosivo que se refleja en los altos índices de mortalidad y de enfermedad cardiovascular", dijo Miguel A. González, presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC).

Cambios en el estilo de vida y conocer cómo actuar ante urgencias son fundamentales
Cambios en el estilo de vida y conocer cómo actuar ante urgencias son fundamentales

Las declaraciones se dieron en el marco del 43º Congreso Argentino de Cardiología, una cumbre en la que los especialistas coincidieron en que los argentinos no cuidan lo suficiente el corazón. Particularmente, afirmaron que los valores promedio de la población, respecto de los principales factores de riesgo cardiovasculares, arrojan resultados preocupantes y que esto se debe en gran medida a una falta de toma de conciencia sobre la importancia de modificarlos para disminuir el riesgo y combatir la mortalidad por esta causa.

Las estadísticas así lo reflejan: entre los mayores de 18 años, 1 de cada 4 argentinos fuma (25,1%), casi 6 de cada 10 presentan sobrepeso u obesidad (57,9%), 3 de cada 10 son hipertensos (34,1%) y de ellos el 38,8% no lo sabe; tiene colesterol elevado el 29,8%, de los cuales apenas la mitad (53,2%) está bajo tratamiento; el 54,7% realiza un nivel bajo de actividad física y 1 de cada 10 tiene diabetes (9,8%), pero el 38,6% no se trata.

"Si presentar cualquiera de estos factores de riesgo por sí solo ya puede predisponer a padecer una enfermedad cardiovascular, la sumatoria de dos 0 más factores incrementa el riesgo de manera alarmante. Es muy frecuente encontrar que en un mismo paciente confluyen valores de presión y de colesterol elevados, un considerable sobrepeso y sedentarismo, solo por dar un ejemplo", explicó Ricardo Migliore, vicepresidente de la SAC.

Además, entran en consideración parámetros que el individuo no puede modificar, como el hecho de ser varón (los hombres tienen más riesgo que las mujeres), la edad y la carga hereditaria.

Casi 6 de cada 10 habitantes en el país tienen sobrepeso u obesidad
Casi 6 de cada 10 habitantes en el país tienen sobrepeso u obesidad

Respecto de la atención del infarto, un trabajo evidenció que es muy alta la demora entre el inicio de los primeros síntomas, el arribo a un centro asistencial y la realización de un tratamiento de desobstrucción coronaria. Según resultados preliminares del estudio ARGEN IAM-ST, que involucró los datos de 1670 personas con infarto que llegaron a la guardia de 247 centros de todo el país, casi 1 de cada 2 (45,6%) demoró más de 3 horas en promedio desde los primeros síntomas hasta arribar a una sala con capacidad para la realización de una angioplastia, de los cuales el 18,4% demoró entre 3 y 6 horas, el 14,3% entre 6 y 12, el 7,8% entre 12 y 24 y el 5,1% más de 24 horas.

"Este relevamiento, realizado en forma conjunta por la SAC y la Federación Argentina de Cardiología (FAC), formó parte de las presentaciones del 43° Congreso Argentino de Cardiología, ya que evidencia los tiempos excesivos no solo de los pacientes en requerir asistencia, sino del propio sistema en brindarla", acotó Hector Deschle, secretario de la SAC.

El consumo del cigarrillo es uno de los principales factores (iStock)
El consumo del cigarrillo es uno de los principales factores (iStock)

Causas y factores de riesgo

Tabaquismo: 1 de cada 4 fuma. Si bien se trata del único factor que disminuyó con respecto a relevamientos anteriores (en 2007 era del 29,7%), aún es una cifra elevada que contribuye en el desarrollo de un gran abanico de patologías, no únicamente las del corazón.

Exceso de peso: casi 6 de cada 10 tienen sobrepeso u obesidad. El 23% de los casos de cardiopatía isquémica puede ser consecuente de esta condición, por lo que también conforma un elemento central a modificar para lograr un mejor estado de salud.

Hipertensión: 1 de cada 3 adultos es hipertenso, pero casi 4 de cada 10 no lo saben. Según el Ministerio de la Nación en el país atañe al 34,1%.

Demora en intervención ante casos de IAM: el estudio ARGEN IAM-ST relevó que 1 de cada 3 pacientes con infarto agudo de miocardio demoró más de 4 horas en promedio desde los primeros síntomas hasta arribar a una sala con capacidad para la realización de una angioplastia, mientras que lo recomendado es un tiempo inferior a las dos horas.

Uno de cada 10 argentinos padece diabetes (iStock)
Uno de cada 10 argentinos padece diabetes (iStock)

Colesterol: el 29,8% de los mayores de 18 años presenta colesterol elevado y, dentro de esa población, solamente el 53,2% registró estar bajo algún tratamiento, ya sea modificaciones en el estilo de vida o la toma de alguna medicación.

Sedentarismo: más de la mitad (el 54,7%) hace poca actividad física, a pesar de disminuir la morbimortalidad mediante la reducción de la incidencia de diferentes enfermedades.

Estrés: estudios internacionales como el denominado Interheart, realizado hace más de una década, señalan que la percepción permanente de estrés junto con los antecedentes de hipertensión se encuentran entre los factores asociados más fuertemente con el infarto, seguidos en frecuencia por la diabetes y la obesidad abdominal.

Diabetes: condición que padece 1 de cada 10. Esta patología se relaciona con un mayor riesgo de padecer una afección del corazón. De hecho, la mitad (50%) de quienes padecen diabetes muere a causa de una enfermedad cardiovascular. Casi 4 de cada 10 (38,6%) no recibía ningún tratamiento, lo que representa un dato negativo en el control de las enfermedades no transmisibles.

LEA MÁS: