Con los dispositivos de monitoreo remoto, los controles presenciales pueden hacerse una vez por año (Archivo)
Con los dispositivos de monitoreo remoto, los controles presenciales pueden hacerse una vez por año (Archivo)

Los pacientes cardiológicos, especialmente aquellos que poseen un marcapasos o un desfibrilador implantado deben acercarse al consultorio cada tres o cuatro meses para monitorear el funcionamiento del dispositivo implantado y de su corazón. El trabajo conjunto entre diferentes integrantes del sistema de salud sobre las nuevas tecnologías está permitiendo alcanzar en el ámbito de la medicina innovaciones que agregan valor real y mejoran significativamente los resultados para los pacientes. Gracias a esto, es posible realizar el control de manera remota mediante la telemedicina.

Con los dispositivos de monitoreo remoto, los controles presenciales pueden hacerse una vez por año.

Se trata de un dispositivo que se encuentra en la casa del paciente que tiene el marcapasos o el desfibrilador y que emite a través de wifi o red de datos una transmisión que le llega directamente al médico. Con usuario y contraseña, el doctor puede acceder a un sistema en el que se sincroniza toda la información del dispositivo implantado del paciente.

Las nuevas tecnologías permiten alcanzar en el ámbito de la medicina innovaciones que mejoran significativamente los resultados para los pacientes

Según el cardiólogo electrofisiólogo Sergio Dubner, los beneficios son múltiples. "Lo más importante es en relación a los eventos: si los controles se hacen habitualmente cada tres o cuatro meses, entre un control y el otro pasa un tiempo relativamente largo en el que, si ocurre algún tipo de evento importante que nos tiene que informar el dispositivo, van a pasar tres o cuatro meses hasta que nos enteremos".

Los sistemas de tele monitoreo se vienen implementando en varias especialidades (iStock)
Los sistemas de tele monitoreo se vienen implementando en varias especialidades (iStock)

Dubner fue el primer médico del país en implementar este sistema de monitoreo remoto en 2002. Actualmente, 50 de sus pacientes utilizan este sistema. "Uno trata de apostar a estas tecnologías nuevas, diferentes, y que de alguna manera ayudan a mejorar la calidad de vida de los pacientes", explicó.

Una de las principales características del dispositivo es que posee alarmas que en el caso de que se activen, el sistema automáticamente emite un aviso al profesional de la salud, que puede ser por mail o un mensaje de texto dependiendo de cómo se lo programe. Las alarmas se clasifican por un sistema de colores, verde, amarillo o rojo (según la gravedad) y quien lo programe puede elegir por qué medio el profesional de la salud recibe la información. "Si bien no es un sistema de emergencias, nos permite reconocer los problemas en el momento en que aparecen", señaló Dubner. Además, en casos de insuficiencia cardíaca, el marcapasos posee un sensor que detecta líquido en los pulmones. Al estar monitoreado permanentemente, el médico puede comunicarse con el paciente para avisarle antes de que manifieste síntomas.

El dispositivo posee alarmas que en el caso de que se activen, el sistema automáticamente emite un aviso al profesional de la salud

En la misma línea, el paciente puede activar él mismo las alarmas, en caso de que sienta una palpitación o un evento anormal. De esta manera, puede despejar cualquier inquietud sin tener que recurrir a un centro de salud. Al funcionar con wifi, cuando el paciente está a tres metros de la base el dispositivo comienza a emitir los parámetros del funcionamiento del corazón. "Es un avance de la tecnología, es hacia dónde se dirige el conocimiento, en todos lados intentan implementar este tipo de cosas justamente para reducir el tiempo entre un evento y su diagnóstico y mejorar la calidad de vida de los pacientes", sostuvo Dubner, quien destacó que "cada día se implantan más dispositivos, cada día hay más pacientes para controlar y qué mejor que utilizar internet para poder hacerlo de manera remota y detectar cualquier alteración".

El dispositivo, además, posee un chip de celular que posibilita el monitoreo remoto desde cualquier parte del mundo (Getty)
El dispositivo, además, posee un chip de celular que posibilita el monitoreo remoto desde cualquier parte del mundo (Getty)

En Latinoamérica actualmente se implantan más de 150 mil dispositivos al año y se calcula que hay más de 1.9 millones de pacientes cardíacos con este tipo de implantes. Esto supone 1 millón de hospitalizaciones anuales y más de 3.8 millones de visitas al médico por control. Gracias a este tipo de dispositivos, los pacientes cardíacos implantados pueden mejorar su tasa de supervivencia en más de un 50%, reduciendo en un 35% las visitas potenciales a urgencias.

Este dispositivo, además de conectarse por la red wifi posee un chip de celular que posibilita que el monitoreo remoto pueda realizarse desde cualquier parte del mundo. El informe de incidentes puede pedirse en cualquier momento ya que se conecta con un dispositivo móvil o a una casilla de correo electrónico, en donde llegarán los datos del informe. De esta manera, el chequeo en forma personal se realiza la primera vez a los seis meses y luego cada un año, reduciendo de manera realmente significativa la cantidad de viajes del paciente.

Gracias a este tipo de dispositivos, los pacientes cardíacos implantados pueden mejorar su tasa de supervivencia en más de un 50%

Los sistemas de tele monitoreo se vienen implementando en varias especialidades, lo que les permite a los médicos tener un seguimiento remoto de los pacientes que tienen algún tipo de dispositivos, tales como los llamados marcapasos cerebrales y las bombas de insulina para personas con diabetes. La cooperación entre distintos integrantes clave del mundo de la salud como instituciones, profesionales de la salud, gobierno, prestadores, pagadores y empresas que desarrollan la tecnología, permite que la telemedicina pueda ser una realidad cada vez más aplicable a la vida cotidiana de miles de pacientes y mejorar así la calidad de vida de las personas alrededor del mundo.

SEGUÍ LEYENDO