El líder del movimiento social más cercano al Gobierno maneja un presupuesto de 270 mil millones de pesos

Emilio Pérsico, referente del Evita, es secretario de Economía Social. Administra el Potenciar Trabajo y otros cinco programas. Además, impulsa a su pareja para que sea intendenta de La Matanza

Emilio Pérsico (Maximiliano Luna)
Emilio Pérsico (Maximiliano Luna)

Emilio Pérsico es un dirigente multifacético y tiene una posición que no abunda: lidera un movimiento social y es funcionario nacional. El Movimiento Evita es la organización popular más numerosa y “albertista”. Sus militantes son beneficiarios del Programa Potenciar Trabajo. Pérsico, como secretario de Economía Social, integrada al ministerio de Desarrollo Social, coordina la distribución de ese programa, el más importante después de la Tarjeta Alimentar. Su secretaría tiene asignado un presupuesto de más de 270 mil millones de pesos, casi la mitad de lo que tiene asignado el ministerio a cargo de Juan Zabaleta, que es de 584.680.260.281 pesos. Esas razones lo llevan a ser el hombre dentro de los movimientos sociales más poderoso e influyente, dos adjetivos que rechaza.

Desde esa posición de fuerza, el ex integrante de la organización guerrillera Montoneros y fundador de Quebracho también hace política. A través de su pareja, la diputada provincial Patricia Cubría, desembarcó en La Matanza -su lugar de residencia- para disputarle en 2023 la intendencia a Fernando Espinoza, uno de los “barones” del conurbano, ex presidente del PJ de la provincia de Buenos Aires y actual titular de la poderosa Federación Argentina de Municipios (FAM). Una tarea que se presenta como titánica y que ya comenzó en las paredes de los barrios. “No tiene trabajo territorial, solo planes sociales”, lo desautorizan desde el Partido Justicialista.

Desde hace varios años, el Movimiento Evita busca ganar posición territorial: disputarle concejales e intendencia al peronismo tradicional y enfrentarse a La Cámpora, la agrupación que lidera el diputado nacional Máximo Kirchner, hijo de la Vicepresidenta.

El Movimiento Evita busca disputar poder en La Matanza
El Movimiento Evita busca disputar poder en La Matanza

El Evita ya gobierna un distrito del conurbano, Moreno. Su intendenta es Mariel Fernández, la pareja de Esteban “Gringo” Castro, secretario general de la Unión Trabajadores de la Economía Popular. Esa organización nuclea a la mayoría de los movimientos sociales que integran el Frente de Todos y que también reciben cientos de miles programas sociales consecuencia de la crisis social y económica que atraviesa el país.

Presupuesto millonario

Desde la secretaría de la Economía Social, Emilio Pérsico maneja dos programas identificados con los números 24 y 38. El primero tiene un presupuesto de 2.273.996.938 pesos. Su objetivo, según la descripción que se realiza en la página oficial del ministerio de Desarrollo Social, es “brindar instancias de capacitación y asistencia técnica para proveer conocimientos y técnicas que mejoren las condiciones de empleabilidad (en relación de dependencia y/o autoempleo) de las personas en situación de vulnerabilidad social para lograr su inserción en el mercado laboral formal y/o generar ingresos mediante una actividad independiente”.

El presupuesto nacional impone que debe administrar ese monto en cinco objetivos: Promoción de la Comercialización de la Economía Social (320.333.467 pesos); Programa Nacional de Recuperación, Reciclado y Servicios Ambientales “Argentina Recicla” (496.364.149 pesos); Fortalecimiento Institucional, Capacitación y Asistencia Técnica (236.944.322 pesos); Fondo para el Financiamiento de la Economía Social (262.900.000 pesos) y Asistencia Financiera de Unidades Productivas de la Economía Social y Popular (957.455.000 pesos).

Los ministros de Economía y de Desarrollo Social, Martín Guzmán y Juan Zabaleta, junto a Emilio Pérsico
Los ministros de Economía y de Desarrollo Social, Martín Guzmán y Juan Zabaleta, junto a Emilio Pérsico

Para acceder a cada uno de estos beneficios hay que cumplir ciertos requisitos que son aprobados o rechazados por la secretaría que conduce Pérsico. Entre ellos, estar inscriptos en el Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (ReNATEP).

Los últimos datos publicados revelan que hasta el 12 de febrero de 2022 se habían inscripto 3.225.268 personas. La mitad de los trabajadores registrados,. que son 6.548.716 personas.

El 57,8% de los inscriptos en el ReNATEP son mujeres y el 42,2% hombres. El promedio de los potenciales beneficiarios de los programas sociales que maneja Pérsico es muy joven: 33 años.

El número dos de la secretaría que lidera Pérsico es Walter Alejandro “Peluca” Gramajo, otro dirigente del Movimiento Evita. Pablo Chena, el director de Economía Social y Desarrollo Local, también integra la organización. Por último, Sonia Lombardo, a cargo de la Dirección del Registro Nacional de Efectores de Desarrollo Local y Economía Social, es decir del ReNATEP, es socióloga y, como los funcionarios que la preceden, dirigente del Movimiento Evita.

A Pérsico se le conocen al menos dos sobrenombres: “Arturo” y “el verdulero”. El primero es el de guerra. En los violentos años setenta, fue uno de los últimos jóvenes cooptados por la organización guerrillera Montoneros. De profundas convicciones religiosas, participó de la sangrienta “contraofensiva montonera” que se cobró la vida de 84 integrantes de ese movimiento entre 1979 y 1980.

El apodo de “verdulero” se lo ganó ya en democracia. Al regreso de un largo exilio en España, Suiza y México, decidió vivir en las afueras de La Plata y sostener a su familia con las ventas de lo producido en su huerta.

El Movimiento Evita organiza actos a favor de Alberto Fernández cada vez que necesita reforzar su imagen y liderazgo ante Cristina Fernández de Kirchner
El Movimiento Evita organiza actos a favor de Alberto Fernández cada vez que necesita reforzar su imagen y liderazgo ante Cristina Fernández de Kirchner

De la ciudad capital de la provincia de Buenos Aires se mudó al partido de La Matanza. Vive en Isidro Casanova, en la casa que le compró al líder Montoneros, Mario Firmenich, quien vive en España y ejerce la docencia, es profesor universitario en la carrera de economía.

El poder del Potenciar

El nombre completo del programa 38, el más importante que maneja desde su secretaría, es “Acciones del Programa Nacional de Inclusión Socio-Productiva y Desarrollo Local-Potenciar Trabajo

Este programa tiene un presupuesto asignado para 2022 de 243.126.690.730 pesos que es destinado a 1.271.215 titulares activos.

En diálogo con Infobae, Pérsico confirmó el presupuesto a cargo de su secretaría y aclaró que el monto destinado al Programa Potenciar Trabajo “va de manera directo a la cuenta que cada uno de los beneficiarios tiene en el Banco Nación”. Según su visión, él no dispone ”alegremente de esa plata”.

El Potenciar Trabajo se creó el 18 de marzo de 2020 a través de la resolución2020-121-APN-MDS. El ministro era el actual diputado nacional Daniel Arroyo, el mismo que ideó la Tarjeta Alimentar.

El Potenciar Trabajo incluyó en la lista de beneficiarios a las personas que estaban empadronados en los programas Hacemos Futuro y el Programa Proyectos Productivos Comunitarios. Con el correr de los meses, el número de inscriptos, pandemia de por medio, se triplicó.

Según explicaron los voceros de Pérsico, se trata de “una prestación económica individual, de percepción periódica y duración determinada, denominada Salario Social Complementario, destinada a mejorar los ingresos de las personas que se encuentren en situación de alta vulnerabilidad social y económica”.

Tanto Pérsico como el ministro Juan Zabaleta ratificaron en varias oportunidades que la inscripción al Potenciar Trabajo “no se abre”. Ese es uno de los principales reclamos de la Unidad Piquetera, que exigen la “universalización” de este programa social “para todos los que lo necesiten”.

Emilio Pérsico, el dirigente que frente a Alberto Fernández pidió “llenar la política de pobres”, hasta ahora bloqueó la posibilidad de incluir a más beneficiarios al Potenciar Trabajo.

El problema más grave es la falta de solidaridad”, dijo el funcionario al ser entrevistado por Infobae, y explicó: “Estamos intentando construir desde abajo algo nuevo que transforme a la sociedad. Es lo que viene. Como el 17 de octubre fue la irrupción de las masas populares, que ni Perón vio, ahora se vienen las organizaciones populares que ya no discutimos planes sociales y comida, sino una organización de país diferente a partir de la economía popular”.

La diputada provincial Patricia Cubría, su pareja Emilio Pérsico y Néstor, el hijo de ambos. El movimiento Evita impulsa la candidatura de la legisladora para disputar la intendencia de La Matanza (Instagram)
La diputada provincial Patricia Cubría, su pareja Emilio Pérsico y Néstor, el hijo de ambos. El movimiento Evita impulsa la candidatura de la legisladora para disputar la intendencia de La Matanza (Instagram)

Para el hombre que le puso Néstor a su último hijo (9) en homenaje al ex presidente Néstor Kirchner, los planes deben ser reemplazados por trabajo. Pero los puestos de empleo no llegan y los programas sociales aumentan años tras años: por las malas políticas y, quizás, porque generan dependencia política.

“A más de 30 años de democracia, la resultante es hacia abajo. Hay una deuda de la política hacia la sociedad, y nosotros somos la expresión de esa deuda, por eso no nos quieren ver. No hay cambio social sin nosotros”, advierte Pérsico, el militante peronista que administra una de las cajas más importantes de la administración del Frente de Todos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR