Mauricio Macri: “Cristina Kirchner es víctima de las promesas de un Presidente que no cumple ninguna”

El ex presidente opinó sobre la interna del Gobierno, la falta de rumbo y cómo este choque político daña al país. “Él dice una cosa a la mañana y otra a la tarde, este mamarracho de contradecirse y mentir es muy dañino”, disparó Macri

El ex presidente opinó de la interna del oficialismo (EFE/Divyakant Solanki)
El ex presidente opinó de la interna del oficialismo (EFE/Divyakant Solanki)

En medio de un nuevo temblor en la interna del Gobierno, tras la renuncia de Roberto Feletti como secretario de Comercio Interior, Mauricio Macri opinó sobre el cortocircuito político entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner y cómo este afectó al país.

Cristina es víctima de las promesas de un presidente que no cumple ninguna, él dice una cosas a la mañana y otra a la tarde, ha destruido el instrumento de comunicación más importante de un gobierno, la palabra del presidente. Este mamarracho de contradecirse y mentir es muy dañino eso genera decepción, bronca y hartazgo. Ninguno de los dos tiene noción a donde va el mundo, no tienen una idea clara ni rumbo”, dijo Macri en diálogo con Joaquín Morales Solá en TodoNoticias.

El Gobierno busca hacer equilibrio a pesar de que la salida de Feletti deja en claro las divisiones en el Frente de Todos. Su renuncia avivó la interna oficialista y dejó en claro la falta de una idea económica única dentro del oficialismo. “Es triste pero somos la democracia más fracasada de los últimos 40 años en el mundo, teníamos un dígito de pobreza hace 40 años y hoy estamos llegando al 50%, no hay otro país que lo registre. Los argentinos vivimos infringiéndonos daño en forma inentendible, en el mundo nos destacamos por fiabilidad, talento, recursos y siempre estamos retrocediendo”, analizó el ex mandatario.

Macri fue muy crítico de la gestión de Alberto Fernández, sobre todo en materia económica
Macri fue muy crítico de la gestión de Alberto Fernández, sobre todo en materia económica

Pero la inestabilidad del país no solo pasa por materia económica, sino también por una falta de credibilidad política. A pocos días de que la Justicia homologara el acuerdo con Alberto Fernández, y así aceptara la donación de $1.600.000 para cerrar la causa por la Fiesta en olivos, Mauricio Macri opinó sobre cómo las acciones del actual Presidente deterioraron la confianza de la gente: “Al estado lo usaron ellos, lo que hay que hacer es trabajar y tener bajo control a los políticos, poder limitado, nunca más nadie con un poder ilimitado y que todo el mundo rinda cuentas, que haya transparencia en los gobiernos, es lo que genera confianza. Que si los argentinos firmamos un documento lo cumplamos, y si no lo hacemos que haya un juez que lo haga cumplir y nadie lo pueda arreglar, esa es la argentina que despega”.

Corrupción

Macri se refirió a las diferentes prácticas y abusos de corrupción que se viven en el país. Con un tono enfático el ex presidente habló de las acciones de sindicatos como camioneros y puso como ejemplo el caso de la pyme que debió cerrar a causa de un bloqueo de este sector: “Argentina está trabada por distintos grupos de poder que tienen comportamientos mafiosos y que se basan en economías cerradas donde ellos puedan fijar las reglas, empresarios para no poder competir, sindicalistas para abusar de su poder y políticos en connivencia con ellos garantizándoles las reglas enriqueciéndose, argentina tiene que ir a un sistema abierto de competencia con transparencia. Si generamos esas condiciones avanzamos”.

Mauricio Macri afirmó que se siente perseguido por el kirchnerismo desde el primer día (REUTERS/Agustin Marcarian)
Mauricio Macri afirmó que se siente perseguido por el kirchnerismo desde el primer día (REUTERS/Agustin Marcarian)

De cara a 2023, Macri no quiso adelantar si se postulará como candidato a Presidente pero dijo que su sueño “es ayudar hasta el final a transformar toda esa bronca, hartazgo, enojo y frustración, en energía para el cambio. Tenemos que lograr mutar todo eso para decir ‘ahora vamos a cambiar’ y ya sin miedo”.

Además, entre sus críticas a la gestión actual, incluyó el manejo de Aerolíneas Argentinas y adelantó que si volviera a estar en el gobierno no pondría más dinero para sostener la empresa. “Yo a Aerolíneas Argentinas no le pondría un dólar más. Si no puede funcionar como una aerolínea aérea común, que no exista más, hay otras que nos van a llevar a donde necesitemos, vamos a conectarnos con el mundo perfectamente sin tener que darle a Beiró y a sus amigos 700 millones de dólares por año”, destacó.

El exmandatario sostuvo que las condiciones económicas del país y la falta de previsibilidad llevan a que los jóvenes elijan irse del país y destacó que es necesario recobrar la confianza para detener el éxodo. “Sabía que este Gobierno iba a ser un ejército de destrucción, pero nunca imaginé que iba a haber semejante éxodo de jóvenes y la única manera de frenarlo es que nos crean que esta vez el cambio es en serio”, finalizó.


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR