Video: el minuto de silencio por las víctimas en Ucrania generó tensión entre Cristina Kirchner y la oposición

La vicepresidenta evitó cederle la palabra a Mario Negri y le dio una instrucción a Alberto Fernández en el inicio del discurso

Compartir
Compartir articulo
La recomendación de Cristina Kirchner a Alberto Fernández: "Dale, pedí ahora el minuto de silencio"

El inicio de la Asamblea Legislativa en el Congreso de la Nación incluyó un cruce entre la vicepresidenta Cristina Kirchner y la oposición, que pretendía pedir un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de la invasión rusa a Ucrania.

En una primera instancia, a las 11:40, la ex jefa de Estado -en su rol de presidenta de la Asamblea- cumplió con el protocolo: abrió la sesión y habilitó una votación de rigor para la conformación de comisiones parlamentarias. Luego de escuchar al senador oficialista José Mayans, dispuso un cuarto intermedio para esperar el arribo del presidente Alberto Fernández al Congreso. De fondo, con los micrófonos apagados, se escuchaban los gritos de los presidentes de bloques opositores que exigían que le dieran la palabra. No sucedió.

A las 12, ya con Alberto Fernández en el recinto y la sesión reanudada, volvió la tensión. Cristina Kirchner habilitó a su compañero de fórmula para que comenzara a leer su discurso y le dijo en voz baja una frase que fue captada por los micrófonos: “Ahora pedí el minuto de silencio”.

El jefe de Estado comenzó a hablar. Otra vez hubo gritos e intercambios. El propio Presidente miró al diputado Mario Negri y le contestó: “Quédese tranquilo”.

Mario Negri, enojado, discute con Alberto Fernández porque no le cedieron la palabra
Mario Negri, enojado, discute con Alberto Fernández porque no le cedieron la palabra

Fernández avanzó con su discurso. En la primera de las 43 hojas impresas que tenía en sus manos, había una mención sobre el conflicto bélico en Europa. “La paz del mundo se altera por la invasión militar de la Federación de Rusia sobre Ucrania. Europa se conmueve mientras el fantasma de una guerra vuelve a levantarse. Otra vez la violencia bélica arrasa vidas humanas”, aseguró el jefe de Estado.

El Presidente hizo una pausa, pidió un minuto de silencio por las víctimas de la guerra y se paró para cumplir con la recomendación de su vicepresidenta. El homenaje fue interrumpido por la propia Cristina Kirchner, que miró a dirigentes de la oposición y aseguro: “Hay que saber esperar”.

El desenlace visibilizó la jugada de Cristina Kirchner: evitó deliberadamente darle la palabra a los líderes de Juntos por el Cambio para que la iniciativa política de solicitar el homenaje por las víctimas de la guerra fuera del Presidente y lo de la oposición.

Seguí leyendo: