Patricia Bullrich quiere sancionar a los diputados que se fueron de viaje y facilitaron una victoria del Frente de Todos en la sesión por Bienes Personales

Lo planteará este lunes a sus pares de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio. Apunta a Álvaro González, cercano a Rodríguez Larreta, y a Gabriela Brouwer de Koning, del sector de Martín Lousteau. Habrá debate porque otros dirigentes no quieren castigarlos. Otros temas en discusión

Maximiliano Ferraro, Gerardo Morales, Patricia Bullrich y Miguel Angel Pichetto, los presidentes de los partidos que integran JxC
Maximiliano Ferraro, Gerardo Morales, Patricia Bullrich y Miguel Angel Pichetto, los presidentes de los partidos que integran JxC

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, pedirá sanciones contra los diputados de Juntos por el Cambio que se ausentaron del debate en la Cámara baja en la que el oficialismo se impuso por un voto para aprobar cambios en el Impuesto a los Bienes Personales. Lo planteará a sus pares de la Mesa Nacional de JxC cuando se reúnan este lunes y habrá un fuerte debate: hay dirigentes que no quieren castigar a Álvaro González (PRO) y Gabriela Brouwer de Koning (UCR) porque cuando se fueron de viaje no se sabía sobre la sesión, pero la ex ministra quiere sostener una postura ejemplificadora. “Con la voluntad popular no se juega”, les dijo a sus allegados.

Es que la ajustada derrota opositora en esa votación fue la contracara de la que se produjo en el debate sobre el proyecto de Presupuesto 2022, que terminó con un revés para el oficialismo y le dio a Juntos por el Cambio un triunfo político significativo.

La decisión de Bullrich tiene un componente adicional que la torna polémica: González es el diputado nacional más cercano a Horacio Rodríguez Larreta, quien, como se sabe, tiene diferencias con la titular del PRO y competirán en 2023 por la candidatura presidencial. El legislador larretista explicó que, sin que la sesión estuviera prevista, viajó a Berlín para asistir al casamiento de su hija, a la que no veía desde hace dos años, y que cuando se enteró quiso volver, pero no pudo por el cierre de un aeropuerto. “El ticket que conseguí era vía Amsterdam y justo cerró por COVID. Yo no estoy en condiciones de tomarme un avión privado para llegar”, dijo.

Brouwer de Koning, quien pertenece al sector de la UCR de Martín Lousteau, también dio sus explicaciones sobre su ausencia. Sostuvo que ella se quedó a la sesión en la que se discutió el Presupuesto 2022 y que pensó que “se había terminado el año legislativo”. Por eso cuando terminó el debate viajó a los Estados Unidos a reunirse con su familia. “Al llegar al exterior, me anoticio de que el martes había sesión especial e intenté volver, pero me fue imposible”, aseguró. Y dijo que en su espacio sabían sobre su viaje.

La tercera legisladora que no estuvo en la sesión clave de Diputados fue Camila Crescimbeni (PRO), la única a la que se considera con un justificativo inapelable porque el mismo día del debate parlamentario dio positivo de COVID-19 y tuvo que aislarse.

Camila Crescimbeni, Gabriela Brouwer de Koning y Alvaro González, los tres diputados de JxC que estuvieron ausentes en una votación clave
Camila Crescimbeni, Gabriela Brouwer de Koning y Alvaro González, los tres diputados de JxC que estuvieron ausentes en una votación clave

Algunos cuestionamientos en JxC involucran a los titulares de los bloques de diputados del PRO, Cristian Ritondo, y de la UCR-Evolución, Rodrigo De Loredo, pero cerca de ambos señalaron que los viajes estuvieron en conocimiento de todos. Desde el sector de Bullrich, incluso, la diputada nacional Sabrina Ajmechet justificó a sus colegas ausentes: “Estamos frustrados -escribió en Twitter-. Pero se la están agarrando con una persona con COVID y con otro que viajó porque se casaba su hija ¡e intentó volver pero no pudo porque ya casi no hay vuelos en este país! Banco a humanos en el Congreso, de esos que se enferman o que les importa su familia”.

Para algunos referentes de la oposición, el problema es mucho más profundo: la nueva relación de fuerzas en el Congreso implica que será habitual que exista paridad en las votaciones y será imposible evitar ausencias por enfermedades o motivos personales. Por eso será necesario definir un sistema para coordinar estrategias y fijar posiciones, sobre todo porque Juntos por el Cambio pasó de tener tres bloques (PRO, UCR y Coalición Cívica) a diez luego de las elecciones legislativas. Y, para colmo, los problemas en el radicalismo obligaron a postergar la designación de un jefe del interbloque de diputados, que podría ayudar a encarrilar la dinámica interna.

Los miembros de la conducción nacional de Juntos por el Cambio analizarán este lunes la organización de un encuentro con todos los legisladores a nivel nacional del espacio justamente para tener “más orden y disciplina” en los bloques parlamentarios. Pero no será el único tema que se discutirá: también buscarán cómo recomponer la Mesa Nacional de la coalición para darle más eficacia y dinamismo a las decisiones y procurarán acordar una agenda de temas sobre los cuales se consensuará una postura, con el fin de alcanzar “una construcción más programática” y que no esté tan subordinada a la coyuntura.

Juntos por el Cambio debatirá una nueva conformación de la Mesa Nacional para hacerla más ejecutiva
Juntos por el Cambio debatirá una nueva conformación de la Mesa Nacional para hacerla más ejecutiva

Hay dirigentes de JxC que no ocultan su malestar porque la nueva Mesa Nacional será bastante parecida a la actual y, a su juicio, “no reflejará los cambios” que se manifestaron en las urnas. En la intimidad, se muestran críticos sobre la creación de una Mesa Federal que contenga a todos los representantes de cada provincia y mantenga encuentros de manera independiente. “No sirve si seguimos creando superestructuras con mucha gente y pocas posibilidades de ser expeditivos”, se quejó ante Infobae un referente provincial.

En principio, hay consenso para reducir los integrantes de la actual Mesa Nacional: sólo estará compuesta por Mauricio Macri, en su condición de ex presidente de la Nación; los cuatro jefes de los partidos (Bullrich, Gerardo Morales, de la UCR; Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica, y Miguel Ángel Pichetto, del Peronismo Republicano); los jefes de los bloques de diputados (Ritondo, del PRO; Mario Negri, de la UCR, y Juan López, de la Coalición Cívica); los titulares de los bloques de senadores (Humberto Schiavoni, del PRO, y Luis Naidenoff, de la UCR), más el presidente del interbloque en la Cámara alta, el radical Alfredo Cornejo, y los gobernadores (Horacio Rodríguez Larreta, Gustavo Valdés, Rodolfo Suárez y Morales). No se descarta que cada partido pueda llegar a sumar uno o dos miembros más. Así, serían unos 20, casi el mismo número que hoy, pero puede haber siete más: ¿qué pasará con los titulares del resto de los bloques de JxC, entre quienes están De Loredo, Ricardo López Murphy, Margarita Stolbizer y Claudio Poggi?

Nadie sabe si podrá funcionar semejante andamiaje político. Es otro de los desafíos sobre los que se hablará este lunes en la reunión de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio, envuelta en más dudas que certezas por culpa de un triunfo electoral que, en lugar de darle fortaleza, la llenó de problemas adicionales en la larga y crucial carrera que comenzó hacia los comicios de 2023.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR