Axel Kicillof defendió el pase sanitario: “Está en juego una cuestión de salud pública, no individual”

El gobernador bonaerense aclaró que aún están evaluando la medida e hizo hincapié en avanzar con la vacunación: “Es imperioso que alcance a todo el mundo”

Axel Kicillof
Axel Kicillof

Aunque no hizo referencia a la polémica generada entre el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, y su par de Nación, Carla Vizzotti, respecto de la implementación y los alcances de un posible pase sanitario en la Argentina, Axel Kicillof se mostró a favor de la medida porque se trata de “una cuestión de salud pública y no individual”.

A título personal, cuando fue consultado sobre esta iniciativa, el gobernador bonaerense replicó: “Está en juego una cuestión de salud pública, no solo individual. La individual es atendible. Si vos me decís que queres tomar algún peligro, si te gusta un deporte de riesgo….pero en este caso esa decisión individual afecta a los demás. Haces circular al virus y puede afectar a los aún vacunados porque, cuando se dice que la vacuna tiene una efectividad del 90%, es muy alta, pero tienen una probabilidad de contagiarse. Está sometiendo a los demás a un riesgo, son temas de salud pública y hay que ver todas las formas. Tenemos que tener a todo el mundo vacunado”.

Sin embargo, no anticipó si será aplicado en el distrito que gobierna: “Vamos a evaluar las medidas porque hay que ver cuando terminemos de agotar los turnos, nos quedaban un millón de personas, pero hemos abierto la vacuna libre y hay una mejora en el acceso. El objetivo es cubrir de manera completa a la población”.

La vacunación es libre para mayores de 3 años en la provincia de Buenos Aires
La vacunación es libre para mayores de 3 años en la provincia de Buenos Aires

Como contrapartida, Kicillof puso el foco en la importancia de avanzar con el plan de vacunación y tomó como referencia lo que ocurre en Europa y Estados Unidos con la variante Ómicron: “El presidente de Estados Unidos la llamó la pandemia de los no vacunados, quien no tenga la protección está muy expuesto a esta nueva variante del virus. No se conoce si tiene reacción a la vacuna pero sí se sabe que es más contagiosa y peligrosa. Con todo esto en la cabeza lo que estamos buscando es que se vacune todo el mundo. Es necesario, es imperioso, por eso anunciamos que el programa de vacuna libre se extiende a mayores de 3 años con la primera dosis. Hasta ahora estaba la gente buscando a la vacuna y ahora está la vacuna buscando a la gente”.

Sobre la vacunación en Buenos Aires, detalló: “Tenemos un 82% de la población, 14.200 millones de 17 millones con primera dosis, casi 12 con segunda dosis, serán 700 mil con tercera. Avanza rápido, con grados de cobertura claramente mayores que en buena parte de los países desarrollados. Estamos superando a Alemania, a EEUU, a países que tienen un poderío económico mayor que el nuestro pero menor tradición en cuanto a la vacunación estatal y obligatoria. Hay una cultura de la vacuna en la Argentina que está operando”.

“Habrá un porcentaje de la sociedad que o por convicciones propias o por las campañas intensas que hubo contra la vacuna, todo el tiempo sembrando dudas, ha sido muy negativo y peligroso. Pero los porcentajes son más que aceptables. Necesitamos cubrir a todo el mundo porque las variantes son más contagiosas. Los que no se han vacunado, si los agarra no tienen respuesta. El que no se vacuna permite que el virus ingrese y contagia”, agregó en diálogo con radio Del Plata.

Asimismo, defendió la gestión de la pandemia realizada por su administración y criticó a la oposición: “Hay países que van por la sexta ola. Que no terminó es algo a nivel mundial que la naturaleza de este virus es algo claro e irrefutable. Hay un proceso psicológico y social de agotamiento por los efectos que ha tenido la pandemia. Cuando baja la sensación de peligro, que tiene un dato objetivo, hay una relajación producto de todos esos factores. Durante la pandemia hubo un discurso malintencionado anticuidados y antivacunas. No sé si se vuelve de haber denunciado que una vacuna era veneno. Es algo muy grave, de eso no creo que haya que olvidarse, habla de un posicionamiento con respecto a lo que se vivió”.

Y añadió: “Teníamos un sistema sanitario devastado y olvidado por cuatro años de ajuste. Gente que silenció la salud, que no cree en el Estado. No es una chicana, no estamos en elecciones, pero lo expresan de todas las maneras posibles. Para otras el Estado estuvo presente: para endeudar y fugar capitales. Lo que evitamos es que faltaran camas, respiradores, atención médica, con un sistema de salud muy comprometido. Logramos obtener las vacunas y administrarlas rápidamente. Hoy estamos en niveles muy aceptables. Vuelve a ser noticia lo que pasa en otros países, lo cual es un espejo de lo que puede pasar en la Argentina si no tenemos recaudos. Con vacuna libre, tenemos que vacunar a todo el mundo y desde la política tenemos que incentivarlo buscando medidas que aceleren esto”.

Sobre el final, explicó que, por el momento, no se puede decretar la obligatoriedad de la vacuna: “Hay una limitación con respecto a la aprobación que tuvieron las vacunas en todo el mundo. Es poco frecuente porque han sido vacunas aprobadas en situación de emergencia y esto las hace distintas al cronograma de vacunación que tenemos nosotros. No la peligrosidad del virus o la calidad de las vacunas, sino que han sido procedimientos que permitieron aplicar la vacuna de manera masiva”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR