Elecciones 2021: pese a la ley de paridad, en la futura composición del Congreso no habrá aún igualdad en la representación parlamentaria

Debido al sistema proporcional de distribución de bancas, si las listas son encabezadas por varones, pueden ser elegidas menos mujeres. La Unidad de Datos de Infobae proyectó un escenario de máxima y otro de mínima, en función de las listas de precandidatos para las PASO

Actualmente hay 110 bancas ocupadas por mujeres en la Cámara de Diputados sobre 257, y 29 en el Senado, sobre un total de 72. Equivalen al 41,24% del total en el caso de la Cámara baja y al 40,27% en la alta.

Si bien la ley de Paridad de Género fue sancionada en noviembre de 2017 y empezó a regir en los comicios presidenciales de 2019 - en los que se renovó la mitad de la Cámara baja y un tercio del Senado-, no implicará en la práctica, al menos todavía, una igualdad real de bancas legislativas a nivel nacional.

La norma estableció que las listas de aspirantes al Congreso deben integrarse ubicando de manera intercalada a mujeres y varones desde el/la primer/a candidato/a titular hasta el/la último/a candidato/a suplente”. Sin embargo, por el sistema proporcional de distribución de bancas en Diputados, si las listas son encabezadas por varones, pueden resultar elegidas menos mujeres.

En el Senado, en tanto, la fuerza ganadora en cada provincia ubica a dos representantes, en tanto que la primera minoría, solo uno. La supremacía de hombres en las fórmulas hace que, en la práctica, ingrese menos mujeres, ya que solo está garantizado el lugar de una representante femenina del binomio ganador.

La Cámara de Diputados

El 9 de diciembre próximo terminan su mandato 127 diputados, de los cuales 53 son mujeres. La Unidad de Datos de Infobae analizó la cantidad de bancas en juego en cada distrito, y la conformación de listas de precandidatos y precandidatas con chances de ingresar a la Cámara baja.

Como la representación es proporcional a los votos, ingresan diputados de distintos espacios políticos por cada distrito según los votos que hayan obtenido, por encima de un mínimo. La cantidad de bancas en juego se distribuye según el sistema conocido como D’Hont.

Teniendo en cuenta el panorama de las fuerzas políticas que competirán y el resultado de la última elección legislativa, se realizó una proyección de cuántos integrantes de las distintas listas entrarían y, en especial cuántas integrantes femeninas, en función de si hay mujeres en el primer lugar de las listas de precandidaturas.

De acuerdo a todos estos elementos, estimó que en diciembre entrarían 68 diputadas en un escenario de máxima, o 50 en uno de mínima.

Esto implicaría que la Cámara baja, en el mejor de los casos, pasaría a contar con 125 representantes femeninas, tres bancas menos que la pregonada paridad. Sobre un total de integrantes de 257, la mayoría se alcanza con 129.

Y en el peor escenario en términos de igualdad, las diputadas pasarían a ser 107 a partir de diciembre próximo. Esto implicaría que, pese a la ley de Paridad de Género vigente, se estaría bastante por debajo de una integración femenina igualitaria. E, incluso, podría llegar a reducirse la representación actual.

Si se toma, por ejemplo, la Provincia de Buenos Aires, donde se renuevan 35 bancas, terminan su mandato 15 mujeres. En un escenario de máxima paridad, las candidatas mujeres podrían ocupar 18 escaños. ¿Cómo? Si ingresaran 19 integrantes de la lista del Frente de Todos encabezada por Victoria Tolosa Paz, entrarían 10 mujeres. Si Juntos lograra meter 15 diputados, como la lista estaría encabezada por un hombre (Diego Santilli o Facundo Manes), entrarían otras 7 mujeres. Y si la fuerza de Florencio Randazzo, lograra dos escaños, entraría su segunda, la ex titular de la UIA, Carolina Castro.

Por el contrario, en un escenario de mínima paridad, ingresarían 16, en lugar de 18. Sería el caso, por ejemplo, de 18 bancas para el Frente de Todos que implicarían el ingreso de 9 candidatas mujeres, más 7 de Juntos, si esta fuerza lograra 15 bancas. Si Vamos por Vos, la fuerza de Randazzo, y el Frente de Izquierda (FIT-U) obtuvieran una banca, como estas dos últimas fuerzas están encabezadas por hombres, no entraría ninguna mujer.

En el caso de Córdoba, las nueve bancas en disputa, permitirían el ingreso de 4 mujeres. Dos probables por la lista de Hacemos por Córdoba que encabeza Natalia De la Sota; todo indica que una sola por el Frente de Todos, cuya lista está encabezada por Martín Gill, en un distrito esquivo al oficialismo nacional; y dos por Juntos por el Cambio, si la interna la ganan Mario Negri o Luis Juez, y esta fuerza lograra meter 4 o 5 diputados.

Otro ejemplo es el de Entre Ríos. En esta provincia terminan su mandato 3 mujeres pero solo entrarían 2. Una por Juntos por Entre Ríos que podría conseguir 3 escaños pero la lista estaría encabezada por un hombre (el ganador de la interna entre Rogelio Frigerio y Pedro Galimberti), y la otra por el Frente de Todos, en la lista que encabeza Enrique Cresto, seguido por Carolina Gaillard.

Hay 5 provincias en las que se ponen en juego solo dos bancas legislativas: Chubut, Formosa, La Rioja, Río Negro y Tierra del Fuego. En todas ellas, dos de las fuerzas mayoritarias obtendrían un lugar. Pero si las cabezas de lista son todos hombres, solo ingresarán varones. Es el caso de Formosa por ejemplo, donde compiten con más chances de ganar Gustavo Fernández Patri, por el Frente de Todos, y el juez Fernando Carbajal, por Juntos por Formosa Libre.

Por el contrario, en Chubut, si el Frente de Todos y Juntos por el Cambio obtienen las dos bancas en disputa, como en sus listas internas hay mujeres como cabeza de lista, podrían llegar a entrar las dos. Pero si una de las bancas la gana Chubut Somos Todos, quien encabeza la lista es un hombre. Por lo que ingresaría solo una representante femenina electa por los chubutenses en esta elección.

Senado

La Ley de Cupo Femenino en el Senado significó la entrada de, al menos, una senadora cada dos integrantes de la Cámara alta. La norma entró en vigencia en 2001, diez años después de su sanción, cuando los senadores pasaron a ser electos de manera directa por habitantes de las provincias.

De las 72 bancas, hoy 29 están ocupadas por mujeres. En las elecciones legislativas de este año se renuevan 24 escaños en total por 8 provincias: Catamarca, Chubut, Córdoba, Corrientes, La Pampa, Mendoza Santa Fe y Tucumán. A fin de año, terminan su mandato 11 representantes mujeres.

La cantidad de mujeres que ingrese en su lugar depende de si son cabeza de la fórmula que obtenga la minoría. Según proyectó la Unidad de datos de Infobae, podrían entrar un máximo de 13 y un mínimo de 8 senadoras.

Esto implicaría que el Senado, en el escenario de mayor representación femenina factible, llegaría a tener 31 senadoras, cinco menos que la paridad. Y proyectando la menor cantidad de nuevas integrantes mujeres, serían apenas 26, un tercio de sus 72 integrantes.

Uno de los casos donde podrían entrar dos mujeres es Mendoza. En la provincia cuyana, la fórmula del Frente de Todos está encabezada por una mujer, Anabel Fernández Sagasti, y es factible que se imponga la dupla oficialista de Juntos por el Cambio, que integran Alfredo Cornejo y Mariana Juri, entrarían dos senadoras.

O en Córdoba, donde la fórmula de Hacemos por Córdoba está encabezada por Alejandra Vigo, la mujer del gobernador Juan Schiaretti, ingresarían también dos si se impone Juntos por el Cambio.

En Catamarca, la boleta del Frente de Todos para senadores - y probable favorita en las PASO - está encabezada por la ex gobernadora Lucía Corpacci, pero no así la de la principal fuerza opositora, Juntos por el Cambio.

En La Pampa y en Santa Fe, son hombres los primeros de la fórmula oficialista del Frente de Todos, mientras que en las internas de Juntos por el Cambio de esas provincias sí hay mujeres, que potencialmente podrían liderar la boleta para las legislativas generales, aunque con menos chances frente a sus competidores más ligados a las estructuras partidarias partidarias.

En Chubut compite una mujer - Lorena Elisaincin - en una de las listas del Frente de Todos para senadores, pero no hay representación femenina en las listas de Juntos por el Cambios o de Chubut Somos Todos.

En Tucumán y Corrientes, ninguna de las fórmulas de las dos fuerzas mayoritarias está encabezada por una mujer.

Lo cierto es que más allá de la ley de Paridad de Género, lo que aún persiste a la hora de limitar la igualdad en la representación legislativa es la “lapicera” a la hora de conformar las listas de candidatos y candidatos, que sigue estando hoy en manos de los varones.

¿Cómo se procesó la información?

La Unidad de Datos de Infobae procesó la nómina completa de legisladores nacionales, contenida en el sitio Web de la Cámara de Diputados. Lo mismo se hizo con la información contenida en el sitio del Senado de la Nación. Los datos se organizaron por fecha de inicio y de finalización de mandato, por provincia, por género y por partido político o agrupación.

A su vez, se consideraron la cantidad de bancas obtenidas por las distintas fuerzas políticas según los resultados de la elección legislativa de 2017.

Si desea consultar y/o descargar la hoja de cálculo, con sus respectivas pestañas para diputados y senadores, siga este enlace.

Visualizaciones: Daniela Czibener

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR