Garro pidió que los intendentes participen en el operativo de vacunación: “Hoy se hace en lugares que no tienen la infraestructura”

En diálogo con Infobae, el intendente de La Plata cuestionó el plan de vacunación bonaerense y pidió que los municipios sean parte de la campaña. Apoyó el debate de mover las elecciones por los contagios. Además, cree que Juntos por el Cambio debe convocar al peronismo no kirchnerista

Julio Garro (Prensa MLP)
Julio Garro (Prensa MLP)

Desde que empezó la pandemia de coronavirus, en la ciudad de La Plata se registraron, hasta el cierre de esta semana, 40.581 contagios. La capital bonaerense se ubica en el cuarto lugar detrás de General Pueyrredón, Quilmes y La Matanza, pero en la última semana trepó al podio de los distritos del AMBA que más aumentaron los positivos junto con Ensenada y Berisso; municipios vecinos. “La Plata es una ciudad administrativa, hay mucha gente que entra y sale; bienvenido sea y gracias por ayudar a mover la economía de nuestra ciudad, pero también hay que ser realista en esto: hubo una relajación general. Es un poco de todo. En cinco días subimos enormemente los casos. Hay algo que no estamos viendo porque los chicos, el esparcimiento, estuvo entre enero, febrero y marzo y esta semana explotó ¿qué fue lo que pasó?”, se pregunta, del otro lado del teléfono, su intendente, Julio Garro, en diálogo con Infobae.

El jefe comunal de la capital provincial es uno de los referentes de Juntos por el Cambio en el territorio bonaerense. Con el resto de intendentes del PRO en el Conurbano armó el Grupo Dorrego, una liga de jefes comunales opositores a la gestión de Axel Kicillof que, entre otras cuestiones, piden ser parte de la campaña de vacunación. Dicen que quieren ayudar al gobierno bonaerense. Reconocen la asistencia en respiradores y equipamiento de la provincia pero cuestionan la logística de la aplicación de vacunas. En medio del debate por la postergación de las PASO, el intendente platense dice que “no es momento de discutir cuestiones electorales”, porque “la agenda de la gente pasa por otro lado”, aunque “en medio de una pandemia” no ve “una gravedad en correr una elección un mes”.

-¿Acompaña las medidas de restricciones?

-Eran medidas que había que tomar ante el crecimiento sostenido de casos. Igualmente vamos a plantear que hay que cuidar el ingreso gastronómico para que los bares y restaurantes la gente pueda entrar hasta las 23. El segundo turno es fundamental para el sector, me lo han transmitido los gastronómicos de la ciudad.

-Usted ha tomado medidas de restricción antes de que se conozcan los anuncios, pero el comunicado de Juntos por el Cambio cuestiona la decisión del gobierno, ¿qué opina de la postura de la mesa dirigencial de su fuerza política?

-Soy fanático de buscar buscar el equilibrio entre la vida, pero en igualdad de condiciones con la actividad económica. Se puede tratar de cuidar la vida, ser responsable, saber dónde está el contagio, pero a la vez atender la otra pandemia que es la económica y social que nos viene castigando. Hay muchísimos comerciantes que el año pasado sacaron créditos, se endeudaron y este año todavía con mucho esfuerzo están adaptándose a ver cómo pueden sostenerse. Esta es una cuestión de sentido común que tenemos que tener en cuenta. De eso habla el comunicado: en ningún momento dice que no importa la vida, dice que importa la vida, pero también importa la economía.

La reunión de Juntos por el Cambio de la que luego salió el comunicado criticando las restricciones
La reunión de Juntos por el Cambio de la que luego salió el comunicado criticando las restricciones

-También dice que fracasó la política sanitaria, ¿coincide?

-Hay varias cuestiones. La pandemia del 2020 arrancó por tres semanas y terminaron siendo 33. Hay una sociedad que claramente es libre de pensar o asustarse por lo que puede venir porque hoy son tres semanas, el 30 de abril no sabemos cómo podemos estar. Hubo demasiados anuncios y pocas cosas que terminaron sucediendo con la contundencia que se anunciaron.

-¿Por ejemplo?

-Los millones de vacunas que se prometieron para enero o diciembre y no estuvieron y recién empezaron a aparecer lentamente ahora. Hay otro tema: el Estado nacional y provincial tiene que darle la facultad a los intendentes de poder vacunar. Los intendentes del PRO tenemos 320 puestos de vacunaciones entre 18 intendencias, donde podríamos vacunar, cada municipio, 300 personas por día.

-Pero las vacunas no llegan.

-Supongamos que la semana que viene entren 4 millones de dosis. ¿No corresponde que llamen a los intendentes y les digan “va a pasar esto...están preparados para vacunar?”; porque hoy se vacuna en lugares que ni siquiera tiene la infraestructura. Los municipios tienen sus propios centros de salud. La Plata tiene 46 centros de salud distribuidos en 23 barrios. Podemos y queremos colaborar.

-El gobierno bonaerense sostiene que se viene trabajando con los municipios a través de la entrega de equipamiento hospitalario, ¿no es así?

-Hay mucha diferencia de lo que se dice con lo que se hace.

-¿Cómo es eso?

-En su momento los hospitales que tienen asiento en La Plata recibieron respiradores y lógicamente se fue engrosando ese músculo de terapia intensiva. Bienvenido y se agradece. Pero nosotros estamos pidiendo vacunas, queremos ayudar a vacunar, tener responsabilidad e incluso de hasta de equivocarnos; pero que nos den la posibilidad de vacunar y ayudar. Hicimos algunos operativos en conjunto con la Provincia. Queremos identificar, testear y vacunar. Tenemos músculo para poder hacerlo.

Garro y Kicillof (aglaplata)
Garro y Kicillof (aglaplata)

-¿Cuál es el ritmo del plan detectar en La Plata?

-Lo hemos hecho constantemente y por eso es el aumento de casos, porque lo salimos a buscar. Nunca paramos. Tratamos de identificar a quienes tienen síntomas. Sí es cierto que si aparecen millones de dosis de vacunas los intendentes queremos ayudar para subirnos rápidos a una ola. Hoy venimos corriendo atrás.

-¿Está de acuerdo con la postergación de las elecciones Primarias?

-No es momento de discutir cuestiones electorales. La agenda de la gente pasa por otro lado: por lo económico, social y sanitario. Tenemos la responsabilidad de enfocarnos en esos problemas, no en los problemas que tenemos los políticos. Llegado el momento, si hay un sostenido crecimiento del virus se deberá abrir el debate en el Congreso nacional. En medio de una pandemia no veo una gravedad en correr una elección un mes, no es la muerte de nadie.

Los intendentes del Grupo Dorrego junto al ex presidente Mauricio Macri
Los intendentes del Grupo Dorrego junto al ex presidente Mauricio Macri

-¿Para qué está el Grupo Dorrego? ¿Los intendentes del PRO quieren armar las listas en la Provincia?

-Estamos dentro de Juntos por el Cambio desde el inicio y decidimos construir un espacio en el ámbito de la provincia de Buenos Aires, un grupo con sentido de pertenencia. Todos tenemos vocación de construcción, creemos en la política, en ensanchar la base electoral y para eso hay que trabajar y caminar el territorio. Invitar a gente a que se sume al espacio.

-¿Incluye a un sector peronista?

-Lógicamente el peronismo tiene que tener un lugar en Juntos por el Cambio. El peronismo no es lo mismo que el kirchnerismo, hay muchos peronistas desencantados con este gobierno. Todos estamos para sumar, nosotros trabajamos para que el espacio crezca y si lo logramos bienvenido sea.

-¿El peronismo es la línea de Emilio Monzó?

-Más allá de nombres, hay muchos peronistas que valen la pena y hoy están en la vereda de enfrente. Están desencantados, defraudados y ese es el peronismo que hoy tenemos que ir a buscar. No tenemos que convencer a los nuestros, tenemos que ir a convencer y traer a los que quisieron confiar en otra alternativa y hoy se sienten defraudados. De nada sirve pescar en la pecera de uno.