Toma en Los Hornos: un campo de batalla de 160 hectáreas que enfrenta a punteros, desocupados y vendedores por Internet

La usurpación lleva casi un año. Los vecinos denuncian hechos de inseguridad y el ingreso de más personas al predio. El gobierno bonaerense anunció un proyecto de urbanización. Desde la municipalidad sostienen que los terrenos se inundan y que el loteo anunciado por los funcionarios de Axel Kicillof es ilegal

La toma de Los Hornos, en la ciudad de La Plata es de 160 hectáreas y el la más grande de la provincia de Buenos Aires. Comenzó el 16 de febrero de 2020.
La toma de Los Hornos, en la ciudad de La Plata es de 160 hectáreas y el la más grande de la provincia de Buenos Aires. Comenzó el 16 de febrero de 2020.

En la localidad bonaerense de Los Hornos, La Plata, una mega usurpación avanza a ritmo descontrolado, a pesar de que el predio, de 160 hectáreas, está custodiado por Gendarmería Nacional y policía bonaerense.

Es la toma más grande en el territorio bonaerense. En un primer término, la Justicia provincial ordenó su desalojo, pero como los terrenos pertenecen al Estado Nacional se declaró incompetente. Por esa razón se hizo cargo la Justicia Federal que en un principio decidido desalojar las tierras, sin embargo, ante el pedido de las autoridades provinciales, ordenó la “reubicación” de las familias, “dentro del mismo predio” y detuvo la intervención policial.

Avalado por el juez, el gobierno de Axel Kicillof, a través del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, a cargo de Andrés “Cuervo” Larroque, presentó un proyecto de urbanización que ya esta en marcha, pero denunciado ante Infobae como “ilegal” por parte de Maria Botta, la secretaria de planeamiento del Municipio de La Plata, a cargo de Julios Garro (Juntos por el Cambio).

La funcionaria lo suscribe con estas palabras: “Para nosotros el Proyecto de Planeadores de la provincia de Buenos Aires es ilegal, no tiene la autorización municipal, y los planos que presentaron son incompletos y están vencidos. No respetan nuestro código urbano”. Las autoridades bonaerenses rechazan la imputación y afirman que seguirán adelante con el desarrollo urbanístico de la mega toma.

“El Municipio no puede desentenderse. Debe ser parte de la estrategia diseñada por el Ejecutivo provincial y avalada por el Poder Judicial para acercar una pronta solución al problema habitacional de la Ciudad”, defiende Rubén Pascolini, el subsecretario de Hábitat de la Comunidad.

Las autoridades provinciales no desconocen los hechos denunciados tanto por los vecinos como desde la alcaldía al frente de Garro: en la zona de la toma crece la inseguridad, de manera ilegal siguen ingresando usurpadores al predio desconociendo la decisión de la Justicia que lo prohibió expresamente después del censo realizado entre las familias asentadas, y es constante la venta de las parcelas tomadas.

Al menos hasta el viernes pasado, a través de distintas redes sociales, como Facebook, se vendían los lotes con total impunidad: ni siquiera se ocultaba que eran tierras usurpadas. En esos “avisos” se ofrecían terrenos de 10x30 metros a $60.000.

Uno de los anuncio dice: “Permuto terreno pelado 10x40 calle 149 y 78 por auto o vendo!!!”. En otro, “Tamara Giménez” oferta un “terreno fiscal en Los Hornos a $40.000″. Un tercer anuncio ofrece, con foto del lugar, un “terreno en Los Hornos a $80.000″. Cuando uno de los interesados le preguntó si ese no es uno de los terrenos de la toma, el vendedor respondió: “Sí”.

Del otro lado contestaron: “Gracias, era para saber”.

La vuelta no se hizo esperar: “El precio es charlable”.

En febrero y marzo pasado ya se había denunciado la venta ilegal de los terrenos fiscales ante la Justicia. Sin embargo, las causas no avanzaron, por eso, los funcionarios municipales volverán a insistir aportando nuevas pruebas.

“En cuanto comenzó la toma en el predio de ex Planeadores, el municipio se hizo presente y realizamos un acta de ocupación y se hicieron las denuncias. Esto fue acompañado de venta ilegal de lotes. A partir de esta toma, y pasado un mes de inacción judicial, iniciamos reuniones de trabajo con la Provincia, donde surge la idea de urbanizar este predio que ya estaba dentro del marco estratégico La Plata 2030, elaborado en 2018. Iniciamos reuniones de trabajo, entre las áreas técnicas municipales y provinciales, con relevamientos y censos. En el primer censo se constataron 188 familias, muchas no eran de La Plata, sino del Conurbano”, rememora Botta.

Pero, lo que parecía marchar sobre rieles, descarrillo a los pocos meses.

“En Mayo o junio realizamos una nueva reunión porque seguía habiendo muchísimos hechos de inseguridad en el sector aledaño a la toma, se acordó en esa mesa de trabajo, en donde estuvo presente el intendente Garro y el ministro Larroque, que se tomaba como censo final el de las 188 familias, con lo cual, cualquier incorporación nueva, se iban a desalojar. No solo no paso esto, sino que siguieron ocupando más territorio. Generalmente las casillas que vemos son más de mil, que están geo referenciadas, no mostraban familias in situ viviendo, sino que mostraban la realidad de las redes, que se estaban vendiendo los lotes de manera ilegal.

La relación finalmente se terminó de romper cuando, según la funcionaria de Garro, este tema se comenzó a incrementar, y no se respetaron los acuerdos básicos de mantener las 188 familias censadas, nosotros hicimos una ampliatoria de denuncia con un informe hídrico elaborado por la Universidad Nacional de La Plata donde mostramos la preocupación y la exigencia del desalojo ya que este predio está atravesado por dos cuencas, dos arroyos y en el cual estaban ocupándose con casillas”.

La respuesta del juzgado llegó a las dos semanas. Botta lo precisa así: “Lamentablemente a los 15 días el juez le informa a la Provincia que decidió la reubicación, no el desalojo, de estas familias que estaban en las zonas inundables. Pero esto no ocurrió, por eso, por decisión del intendente (Garro) no podíamos seguir avalando la venta ilegal ni dejar de respetar los acuerdos a los que llegamos en las mesas de trabajo”, le dice Botta a Infobae y precisa: “Para colmo, hace un par de meses nos enteramos que la Provincia anunció un nuevo censo, y al enterarse de esto, los punteros se acercaron con más gente para incorporarse a los nuevos listados. De 188 pasaron a ser mas de 700 y la toma sigue creciendo”.

Efectivamente el relevamiento realizado por el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad en diciembre pasado, arrojó como resultado que unas 750 familias ocupaban esas tierras. Desde la Municipalidad, entienden que esa cifra fue largamente superada, y elevan el número de usurpadores en más de mil familias, “unos 4200 habitantes”.

Para tener una idea de sus dimensiones, la toma, ubicada en el predio que supo ser administrado por el Club de Planeadores de La Plata, es más grande que la usurpación -ya desalojada- de Guernica, en el municipio de Presidente Perón. Está compuesta por tres parcelas, claramente definidas, de poco más de 50 hectáreas cada una. Un profundo estudio realizado por la Universidad Nacional de La Plata, reveló que más del 60 por ciento de esos terrenos son “inundables”, y por esa razón, no deberían estar habitados.

La toma está anclada en la periferia del distrito gobernado por el intendente Julio César Garro (Juntos por el Cambio). Ubicada entre las calles 76 a 85 y de 143 a 153. La rodean ocho barrios humildes, populares desarrollados en 68 hectáreas habitados, según el censo municipal, por unas 6.200 personas.

La mega toma comenzó con la instalación de precarias construcciones de chapa, cartón, pallets y lonas, construidas por unas 200 personas el 16 de febrero de 2020, ante de la cuarentena decretada por la pandemia y se expandió de manera exponencial con esta.

Así como la usurpación de Guernica tuvo una impactante cobertura mediática y actividad política y judicial detrás de ella, hasta finalizar con el desalojo encabezado por el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, al mando de una tropa de más de 4.000 policías; la de Los Hornos no.

Los vecinos ya llevan casi un año denunciando una multiplicación de casos de inseguridad, de hechos de violencia a su alrededor, cortes de suministro eléctrico por conexiones clandestinas realizadas dentro del predio, y la participación de punteros políticos, supuestamente vinculados a partidos y organizaciones afines a los gobiernos nacional y provincial, en la distribución de las parcelas, alimentos y colchones.

Quizás la diferencia principal entre la usurpación de Guernica y Los Hornos es que en la de Presidente Perón, las tierras -unas 150 hectáreas- eran privadas; las de La Plata, en cambio, pertenecen al Estado Nacional, las parcelas están bajo la órbita de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE).

Imágenes del drone de la toma de Los Hornos

Otro factor que puede diferenciar una y otra manera es la dinámica que se dio en ambas tomas. En la de Guernica, partidos de izquierda coparon las cuatro asambleas de los barrios que componían la usurpación, aunque algunas agrupaciones sociales también ocuparon la escena.

En las 160 hectáreas donde funcionaba ex Club de Planeadores, y según se reconoce desde la propia Municipalidad de La Plata, la parada fue copada por un buen número de punteros políticos supuestamente vinculados a organizaciones sociales ligadas al kirchnerismo y a la oposición local.

(Ministerio desarrollo de la comunidad)
(Ministerio desarrollo de la comunidad)

El proyecto de urbanización

Según le explicaron a Infobae desde el Ministerio de Larroque, el proyecto urbanístico -criticado fuertemente desde la intendencia de Garro- tiene “prefactibilidad hidráulica y establecida la línea de ribera respeta los mapas de peligrosidad de La Plata”, tal las advertencias realizadas por la UNLP.

Por esa razón, explican, el mapa de peligrosidad del proyecto muestra cómo las áreas libres respetan las áreas de inseguridad hidráulica. El terreno alto es donde se producen las divisorias de aguas de las dos cuencas, las del El Gato y la de El Maldonado.

El proyecto, según Larroque: “Garantiza que una parte de las 160 hectáreas permanezcan libres: el parque, el área agroecológica y las áreas recreativas”. Y enfatiza que “en la propia causa, el juez avaló la reubicación de las familias que se está realizando y está sujeto a derecho”.

Ocho personas fueron detenidas por la policía de la provincia de Buenos Aires al intentan usurpar otros terrenos en la localidad platense de Los Hornos (Ministerio de Seguridad bonaerense)
Ocho personas fueron detenidas por la policía de la provincia de Buenos Aires al intentan usurpar otros terrenos en la localidad platense de Los Hornos (Ministerio de Seguridad bonaerense)

Después de esa decisión judicial, la Agencia de Administración de Bienes del Estado “cedió” en permiso de uso las 71 hectáreas que se había determinado con anterioridad que corresponden al Ministerio de Desarrollo de la Comunidad (48 hectáreas) y al Ministerio de Desarrollo Agrario (23 hectáreas).

De esta manera, está previsto que se generarán 1.400 lotes “con servicio” y se llamará a licitación para la construcción de vivienda una vez que en la toma haya electricidad, agua y gas.

Según el proyecto de urbanización al que accedió Infobae, las 160 hectáreas usurpadas se distribuirán de la siguiente manera: 68 hectáreas de lotes con servicios, 32 hectáreas de parque, 23 hectáreas de actividad agroecológica, 15 hectáreas de recreación de organizaciones sindicales, 12 hectáreas de vivienda de densidad media, 10 hectáreas de calles.

Mientras la toma sigue sin control, ya que aumenta el número de usurpadores según denuncian desde la alcaldía de La Plata, el proyecto de urbanización implementado por la gobernación bonaerense, para “darle soluciones habitacionales de fondo a la gente”, tal las palabras usadas por el subsecretario de Hábitat de la Comunidad; desde la municipalidad de La Plata se insiste en que “este proyecto de urbanización está regulado por el código de planeamiento y debe adecuarse a los articulados de la ordenanza vigente cosa que hasta el momento no ocurrió”, recuerda Botta.

La funcionaria destaca que el inicio del expediente por parte provincia ante la Municipalidad comenzó el 30 de diciembre. “En esa fecha se presentó un plano de mensura que está vencido porque tiene fecha enero 2020 con la particularidad de que no refleja la realidad existente en el predio ya que debe reflejar todo lo que esté sobre el territorio. Es decir, dibujadas todas las casillas existentes y eso no estaba. Tampoco está está aprobado el proyecto hidráulico con lo cual para pedir permiso de obra en un loteo se requiere una autorización municipal. En este caso, Provincia no está respetando nuestro código urbanístico”.

Estas son solo alguna de las razones por las cuales, Botta recalca que “el Proyecto de urbanización de la usurpación del predio Planeadores es ilegal”.

Seguí leyendo:



Últimas Noticias

MAS NOTICIAS