Gritos, retos y acusaciones durante la madrugada en Diputados por la legalidad del protocolo virtual

Al tocar la medianoche, el bloque de Juntos por el Cambio pidió declarar la “nulidad” por la validez del protocolo de sesiones remotas que vencía el 30 de noviembre

Cristian Ritondo en sesión de Diputados

La maratónica sesión especial en la Cámara de Diputados entró en punto de muerto durante la madrugada del martes. La jornada ya había sido anómala, con casi once horas que incluyeron 15 homenajes, 52 cuestiones de privilegios y cuestiones reglamentarias de Juntos por el Cambio (JxC). El objetivo parecía claro: dilatar el tratamiento del proyecto que reduce la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires, el centro de la tensión el gobierno nacional y porteño desde la revuelta policial bonaerense.

La estrategia apuntaba a consumir tiempo para llegar a medianoche sin tratar los proyectos del orden del día de la sesión. Hacia la medianoche, los dos bloques mayoritarios del Frente de Todos y Juntos por el Cambio se enredaron en una discusión sobre una interpretación normativa.

El presidente Alberto Fernández firmó el decreto de prórroga de las sesiones ordinarias hasta el 11 de diciembre y convocó a extraordinarias desde el 12 de ese mes hasta el 28 de febrero, lo que salgó así la cuestión del límite del período ordinario. Sin embargo, no estaba resuelto el pendiente el protocolo virtual, que según dJuntos por el Cambio también caducaba a las 0 horas del 1 de diciembre.

El primero en pedir la palabra fue el jefe del bloque del PRO, Cristian Ritondo, apenas el reloj tocó las 12 de la noche. El legislador recordó que el protocolo estaba vencido y le pidió al presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa que verificara el quórum de los presentes en el recinto. Si hubiera prosperado con el conteo presencial, el oficialismo no hubiera contado con el quórum ya que la mayoría de los legisladores está participando de manera remota.

Ritondo también cuestionó la forma en que el Frente de Todos comunicó la convocatoria a la sesión en la noche del viernes pasado, sin dar a conocer el acta con el horario en que dicha citación se concretó, teniendo en cuenta que la mesa de entradas cerraba a las 17.

La intervención desencadenó una batalla verbal entre el oficialismo y la oposición. Las protagonistas de los cruces más destacados fueron, además de Massa y Ritondo, los legisladores Paula Penacca, Cecilia Moreau, Leopoldo Moreau, Gabriela Cerruti (Frente de Todos) y Fernando Iglesias, Mario Negri, Silvia Lospenatto, Karina Banfi (JxC), entre otros.

Tensión y debate en Diputados Cruce entre Penacca, Massa y diputados de la oposición

Sobresalieron las quejas, gritos y acusaciones. Las diputadas del oficialismo protestaron con las agresiones y reproches verbales de Ritondo o Fernando Iglesias, que interrumpieron con las intervenciones. Massa llamó al orden tuvo que intervenir en varias oportunidades: “Quiero hacer un llamado de atención a los diputados de Juntos por el Cambio, a lo largo del día todos los diputados de todos los bloques escucharon sus argumentos de apartamiento del reglamento y cuestiones de privilegio. Les pido que en el marco de respeto les pido escuchar en silencio aunque no piensen igual”.

En un clima de bullicio, los cruces más acalorados involucraron a Cecilia Moreau, Gabriela Cerruti y Paula Penacca. Diputado Iglesias no me insulte, tenga un poco de respeto. Presidente le voy a pedir que el diputado Iglesias modere el insulto porque acá nadie está en términos personales agrediendo a nadie”, espetó Moreau. “Diputado me puede dejar de gritar porque lo tengo cerca del oído”, dijo Penacca durante su intervención.

Acerca del debate, Paula Penacca recriminó el comportamiento de Juntos por el Cambio de “obstruir el funcionamiento de la Cámara de Diputados” y de “la democracia” al considerar que “estuvieron todo el día construyendo este escenario”. “¡Hablaron ocho horas para hablar de cuestiones que no le importan a la ciudadanía!”, bramó.

“Hicieron más de 52 cuestiones de privilegio que fueron escuchadas respetuosamente e hicieron muchísimos apartamiento de reglamento aun sabiendo que como el bloque mayoritario estaba en contra no iban a llegar a los votos”, se quejó la representante de La Cámpora, tras reconocer una situación de “interpretación” del reglamento. “Si esta sesión no es válida y no está en funcionamiento adecuado, no queda claro qué están haciendo diputados levantando la mano”, lanzó.

Leopoldo Moreau sostuvo que “la sesión continúa porque es un acto único” que comenzó el 30 de noviembre y que se extiende a la luz de la ampliación de las sesiones ordinarias hasta el 11 de diciembre.

Por el lado de la bancada opositora, Jorge Enriquez (Pro) adelantó que su interbloque irá a la Justicia, una vez más, al considerar que “esta sesión es nula de nulidad absoluta”. “Los plazos están para ser cumplidos. A las 12 de la noche terminó el protocolo. Esto tiene que ser presencial les guste o no les guste”, aseguró.

Otro de los que tomó la palabra fue Fernando Iglesias Iglesias, uno de los blancos de las críticas de las mujeres legisladoras: “No le debemos nada al oficialismo. Es nuestro derecho hacer cuestiones de privilegio y apartamientos del reglamento. No es que nos dan una graciosa concesión ni que ponen buena voluntad”, apuntó. “Empezamos una sesión hace más de 10 horas de manera irregular, pasaron 10 horas y no aparece el acta, no se sabe a qué hora entró ni dónde están las firmas”, agregó.

Tensión y debate en Diputados cruce entre Cecilia Moreau y diputado Iglesias

La diputada Gabriela Cerruti, del Frente de Todos, puso su cuota de tensión al intervenir enérgicamente al aludir a sus épocas de legisladora porteña. “Después del 10 de diciembre de 2015 me han hecho votar el Presupuesto, ¡Usted también, (Maximiliano) Ferraro! ¡Y usted también, (Paula) Oliveto! Porque las sesiones continúan. El 9 empezábamos la sesión y los mismos pasábamos a cuarto intermedio y seguíamos hasta terminar la sesión aunque hubiera pasado el 10 de diciembre”. En ese momento se cruzó con Karina Banfi, quien le gritaba a su colega parlamentaria.

A su turno, Massa aclaró: “El 4 de agosto la Cámara sesionó y siguió sesionando después de las 12 a pesar de que el protocolo estaba vencido, y no hubo en ese momento ninguna presentación, ni resolución, ni observación. Cuando hay buena voluntad, la Cámara sigue funcionando”.

El titular de la Cámara de Diputados también recibió sus críticas de parte de la oposición. Desde su bancada virtual en Córdoba, el diputado Mario Negri planteó contra Massa: “El nivel de tensión que se vive hoy es responsabilidad suya, porque ha ninguneado a los presidentes de bloque, ningunea la institucionalidad de la oposición, cree que somos empleados suyos”.

Para Sergio Massa, fueron dos horas de una disputa “estéril”, que finalmente fue favorable al Frente de Todos. El bloque oficialista y aliados aprobaron con 129 votos afirmativos, 108 negativos y dos abstenciones, a través de una moción formulada por la oficialista Vanesa Siley para reencauzar el debate. Siley había advertido a la oposición de que tendría un fallo desfavorable para un eventual amparo. “Ya la Corte Suprema, cuando interpretó el caso del Senado, como el Fuero Contencioso, dijeron que es una potestad soberana del Congreso determinar su reglamento y su funcionamiento”.

Por su lado, Juntos por el Cambio votó negativamente “con reserva”, advirtiendo sobre la supuesta nulidad de la sesión. Para no consentir la votación por el sistema virtual, los diputados liderados por Mario Negri pidieron votar uno por uno, a viva voz.

Tras esa resolución, la Cámara de Diputados empezó a tratar la iniciativa que busca convertir en ley el oficialismo establece en 24.500 millones de pesos anuales el monto que el Gobierno nacional le transferirá a la Ciudad de Buenos Aires para el mantenimiento de la policía.

Seguí leyendo:

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto del kirchnerismo para privar de más fondos a la Ciudad de Buenos Aires

Máximo Kirchner señaló a Rodríguez Larreta como candidato presidencial y pronunció una frase sugerente sobre su futuro