Un senador aliado al kirchnerismo propuso cambiar la ley sobre la elección del Procurador antes de designar a Daniel Rafecas

Alberto Weretilneck defendió su proyecto para cambiar la mayoría con la que se elige al jefe de los fiscales. “No es grave ni amenaza la libertad de nadie”, dijo. La indicativa acorta a cinco años el mandato del Procurador y elimina la mayoría de los dos tercios para elegirlo o removerlo. Además de modificar la composición del Jury de Enjuiciamiento, sumando más integrantes del Congreso

npizzi@infobae.com
Parrilli preside la comisión de Justicia y Asuntos Penales.
Parrilli preside la comisión de Justicia y Asuntos Penales.

“No es grave ni amenaza la libertad de nadie que el Ministerio Público tenga mayor control en manos de la Bicameral”. El senador rionegrino Alberto Weretilneck decidió salir al cruce de las críticas en contra del proyecto que acaba de presentar para reformar el Ministerio Público. Esa iniciativa, que cuenta con el apoyo del kirchnerismo duro, tal como adelantó Infobae, propone acortar a cinco años el mandato del Procurador y elimina la mayoría de los dos tercios para elegirlo o removerlo. También busca modificar la composición del Jurado de Enjuiciamiento, sumando más representantes del Congreso, y permite saltear instancias en el procedimiento previo. Weretilneck inauguró una nueva reunión de la comisión de Justicia y Asuntos Penales, donde hoy siguen exponiendo diferentes expertos. Sobre el final de su exposición, el senador exhortó al resto de los senadores a discutir el proyecto de ley antes de elegir al próximo procurador, como propone un sector del kirchnerismo.

En medio de un debate interno dentro del oficialismo sobre el próximo Procurador, la iniciativa del ex gobernador de Río Negro propone que el jefe de los fiscales sea designado con acuerdo por mayoría absoluta de los miembros del Senado, es decir la mitad más uno. Y plantea acortar el mandato a solo cinco años. “La propuesta de cinco años está acorde a la realidad de otros países, cuesta encontrar en la constituciones de otros países el cargo vitalicio permanente”, sostuvo Weretilneck, un aliado del kirchnerismo. Y agregó: “El límite de los cinco años nos permite que si hay una elección fallida pueda ser corregida”.

El candidato propuesto por el Presidente, el juez Daniel Rafecas, ya anticipó que declinaría su candidatura si se modifica la mayoría de los dos tercios de los votos, aunque en los últimos días le habría expresado a los emisarios del Gobierno que avalaría una reducción del mandato del Procurador a cinco años.

El proyecto del ex gobernador de Río Negro también plantea modificar la integración del Tribunal de Enjuiciamiento, el órgano que destituye a los fiscales nacionales y federales. Actualmente está integrado por siete miembros: dos fiscales generales, y un representante del Poder Ejecutivo, del Senado, del Colegio Público de Abogados, de la Federación Argentina de Colegios de Abogados y del Consejo Interuniversitario. El nuevo proyecto plantea modificar la composición del Jury de 7 a 9 miembros, aumentando la representación de los órganos políticos.

“El gobierno de turno tendría solo tres sobre los nuevos miembros (en el Jury), esto habla del respeto por el Ministerio Público. El proyecto sintetiza todas las opiniones: de los expertos, de Constituciones de otros países y de las opiniones de otros partidos. Hay que pensar la ley para ser oficialismo y oposición. Creo que este proyecto plantea todas las visiones que se han dado en los últimos años”, aseguró Weretilneck.

El proyecto del senador, adelantado por Infobae la semana pasada, alertó a mundo judicial. La Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional sostuvo que se trata de “otra amenaza a la independencia de los Ministerio Públicos” y advirtió que modificar la actual legislación implica consensos y no “mayorías políticas circunstanciales”. Por su parte, la Asociación de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público Fiscal de la Nación rechazó las iniciativas presentadas por ser “contrarios al espíritu de independencia, autonomía funcional y autarquía financiera que la Constitución Nacional ha establecido”. Y sostuvo que bajo la excusa de una “pretendida mejora del servicio de justicia” se busca “dar por tierra desde su nacimiento al sistema adversarial” y condicionar el desempeño “independiente” de los fiscales.

La iniciativa también fue cuestionada por asociaciones civiles como Fores o Será Justicia. “El proyecto resulta inconstitucional toda vez que afecta de manera directa la independencia y autonomía del Ministerio Público, y representa un grave peligro para la división de poderes propia de nuestra forma republicana de gobierno”, expresaron a través de un comunicado conjunto.

Sorpresivamente, Oscar Parrilli citó hace un par de semanas a la comisión de Justicia para discutir dos proyectos de los senadores Martín Lousteau y Lucila Crexell sobre la ley del Ministerio Público Fiscal y del Ministerio Público de la Defensa. Los dos senadores acordaron con Juntos por el Cambio dar marcha atrás y retirar sus iniciativas. Pero el kirchnerismo sometió a votación el planteo e impuso su mayoría.

Luego de dos reuniones, donde expusieron una veintena de expertos, el bloque oficialista ahora decidió apadrinar el proyecto de Weretilneck para intentar reformas las mayorías necesarias, pero sigue demorando el tratamiento de la postulación de Rafecas en la comisión de Acuerdos. No es el deseo del Presidente: Alberto Fernández insiste que el Senado debería intentar buscar un consenso. En los últimos días, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y la ministra de Justicia Marcela Losardo reiteraron que “Rafecas es el candidato”, ante la danza de otros nombres.

(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

Con el debate interno dentro del oficialismo, Juntos por el Cambio decidió esperar para dar a conocer una opinión. “No vamos a dar a conocer nuestra postura hasta el gobierno nos muestre que tiene una misma posición. Se tienen que poner de acuerdo entre ellos, nos quieren tiran la pelota a nosotros”, dijo Patricia Bullrich en una entrevista televisiva

En la presentación de su proyecto ante el resto de los senadores, Weretilneck salió al cruce de las críticas. “El control no significa alterar los derechos ni la libertad de nadie, nadie se tiene que preocuparse ni asustarse. La institucionalidad del país no soporta más tener la Procuración vacante”, dijo en alusión a la situación del procurador interno Eduardo Casal.

Las opiniones de los expertos

Tras la exposición de Weretilneck, la comisión que preside Parrilli pasó a escuchar a los expertos convocados. El primer expositor fue el ex procurador Nicolás Becerra, quien se expresó en contra de modificar la mayoría de los dos tercios. “La verdadera independencia de los dos tercios del Senado me permitió impartir instrucciones generales. Sin los dos tercios no hubiera podido dictar mi dictamen de inconstitucionalidad de la leyes de Punto Final y Obediencia Debida”, alertó. No obstante, admitió que sería conveniente fijar un plazo para el mandato del jefe de los fiscales, en línea con el informe que entregará este miércoles la comisión de juristas convocada por el Presidente.

Tal como publicó Infobae el domingo, ese grupo de expertos propondrá un límite de tiempo al mandato y mantener fijo el requisito de los dos tercios de los votos para remover al procurador.

Por su parte, el constitucionalista Roberto Gargarella cuestionó los tres proyectos que se debaten en la comisión de Justicia. “Alguno de los proyectos hoy bajo estudio aparecen, llamativa o provocativamente, opuestos a la Constitución. Les pediría, casi de rodillas, que nos ahorren otra batalla constitucional”, dijo.

El abogado Fernando Diaz Cantón, actual presidente del Instituto de Estudios Legislativos de la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA), cuestionó la eliminación de la mayoría especial para elegir al Procurador y las reformas en la composición en el Jurado de Enjuiciamiento.

En tanto, el fiscal ante la Cámara de Casación Mario Villar criticó las modificaciones en el proceso de selección y remoción de los fiscales que propone el proyecto de Weretilneck. “Se está agregando un representante de la Bicameral en el jurado para designar fiscales. Son tres votos de cinco que podrían ser concordantes: el Procurador (elegido por mayoría simple según la reforma), el representante de la Bicameral y el jurista invitado por el Procurador. Una mayoría casi automática. Ya no están controlando, están co decidiendo. La autonomía se ve reducida”, lamentó.

Seguí leyendo:

Daniel Rafecas apeló a la Constitución para defender su postulación a la Procuración ante la ofensiva de los senadores kirchneristas

Carlos Rívolo: “Daniel Rafecas tiene los pergaminos necesarios para ocupar la Procuración”